domingo, 23 de enero de 2022

CONEJO AL HORNO

 


Seguimos con recetas ligeras. En ésta ocasión una carne tan sana y saludable como el conejo, a la que creo que no se le da el protagonismo que merece, ya que aparte de ser una carne con muy bajo contenido en grasa, lo podemos cocinar de una y mil formas: guisado, en la típica paella valenciana, o el típico conejo al ajillo, en salsa, o como la receta de hoy al horno y además acompañado de verduras, lo que la convierten en una receta de diez. Yo he puesto estas verduras, pero por supuesto podéis poner las que más os gusten. 



CONEJO AL HORNO


INGREDIENTES:

1 conejo
2 cebollas medianas
3 zanahorias
1 pimiento rojo
2 patatas grandes o cuatro medianas
3 dientes de ajo
100 ml de vino blanco
1 cucharadita de postre de romero seco
1 cucharadita de postre de orégano seco
Media cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de postre de zumo de limón
pimienta negra recién molida
sal
3 cucharadas de aceite de oliva

PREPARACIÓN:

  • Pelamos los dientes de ajo, los cortamos y los ponemos en el mortero, les echamos un poco de sal, para evitar que salpiquen, y los picamos muy bien. 
  • Añadimos el orégano, el romero, la pimienta, la sal, el zumo de limón, el pimentón y el aceite de oliva. Removemos bien con una cuchara.
  • Cortamos el conejo en cuatro trozos, salamos y lo pintamos bien por todas partes. Esto podemos prepararlo la noche anterior para que coja bien los sabores, aunque lo podemos hacer un par de horas antes de hornearlo. El resto del aliño lo reservamos.



  • Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo y ventilador, si tenemos. 
  • Ahora vamos a preparar las verduras, pelamos las cebollas y las cortamos en rodajas para hacer anillos. Pelamos las zanahorias y las patatas  y las cortamos en rodajas. Lavamos el pimiento y lo cortamos en tiras. 
  • Vamos colocando toda la verdura en un bandeja de horno, primero la cebolla y el pimiento, después las zanahorias y por último las patatas encima, sin que queden muy amontonadas; salamos ligeramente y rociamos con el aliño que habíamos reservado y salpimentamos. 
  • Ponemos el vino blanco, echándolo por una esquina de la bandeja, para no quitar el aliño de encima de la verdura, y horneamos a media altura durante 15 minutos. 



  • Pasado el tiempo subimos la temperatura del horno a 200º, sacamos la bandeja, colocamos encima los trozos de conejo y ponemos de nuevo en el horno durante 20 minutos .
  • Sacamos la bandeja del horno, damos la vuelta a la carne, pincelamos por encima con  un poco de aceite de oliva, y seguimos horneando unos 15 minutos más, o hasta que esté a nuestro gusto. A mí me gusta que quede un poco doradito.  
  • Si a lo largo de la preparación vemos que no nos queda líquido en el fondo de la bandeja, podemos añadir un poco de agua, o caldo; para que las verduras  no se nos quemen. 


  • Sacamos la bandeja del horno y servimos cada ración con las verduras. Y ya podemos disfrutar nuestra carne con su correspondiente guarnición. Cuanto me gustan las preparaciones en las que prácticamente todo el trabajo lo hace el horno. 



jueves, 20 de enero de 2022

NIDOS A LA MARINERA

 


Cuando hago algún tipo de salsa y me sobra, la guardo y luego en un plis plas, tenemos un plato tan fantástico como éste y en muy poco tiempo; en concreto ésta es de unas almejas a la marinera, me sobro bastante y la congelé. La pasta que he utilizado son nidos ecológicos, y me han encantado, los compro en la tienda "A granel" que hay en mi ciudad, la verdad es que todos los productos que venden son extraordinarios, el café recién molido de distintas variedades, legumbres de todo tipo, pasta igualmente, y de las especias ya ni hablamos, hay mil y una clases , nada más entrar en la tienda, te transportas a otros lugares, con el irresistible olor que la inunda; frutos secos, frutas deshidratadas, en fin una tienda que los amantes de la cocina y el buen comer, no nos podemos perder. 



NIDOS A LA MARINERA


INGREDIENTES:

Nidos ecológicos, o la pasta que más os gusté.

Rape

Calamares

Mejillones

Almejas

Gamba pelada

Ajo y guindilla

Laurel

Aceite de oliva, virgen extra

Sal

Para la salsa marinera:

80 gr. de cebolla

1 diente de ajo

Perejil

30 gr. de aceite de oliva, virgen extra

10 gr. de harina

170 gr. de tomate frito, (mejor casero)

1 cucharada sopera, rasa, de pimentón dulce

70 gr. de vino blanco

170 gr. de caldo de pescado, en su defecto agua

1 hoja de laurel


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será preparar la salsa marinera (receta aquí). Reservamos.
  • Ponemos un fondo de aceite en una sartén, sofreímos el rape, yo en esta ocasión solo tenía huesos y he utilizado éstos, cuando he terminado el sofrito los he quitado y listo. Si tenemos una cola de rape, mucho mejor, no hay que retirarlo. Agregamos los calamares y sofreímos hasta que estén tiernos. Incorporamos los mejillones y las almejas y cuando éstas se abran, apartamos del fuego y reservamos. 



  • En una cacerola amplia, ponemos  a cocer abundante agua con sal y una hoja de laurel. 
  • Mientras pelamos un diente de ajo, lo laminamos. Ponemos un fondo de aceite en una sartén y sofreímos el ajo y una guindilla, a fuego medio bajo, para evitar que se nos queme. Cuando empiece a dorarse el ajo, incorporamos las gambas, salamos ligeramente y damos un par de vueltas. Reservamos. 
  • Cuando el agua esté hirviendo, echamos la pasta y cocemos siguiendo instrucciones del fabricante, en mi caso fueron 4 minutos, que queden al dente. 
  • Mientras la pasta se cuece, calentamos la salsa. 



  • Cuando la pasta esté cocida, escurrimos y la ponemos en el plato, la bañamos bien con la salsa, y encima ponemos el sofrito y las gambas al ajillo. 



  • Y aquí tenemos un fantástico plato de pasta, que es una verdadera delicia. 



Notas: En la receta no pongo cantidades, porque dependerá del numero de comensales que seamos. 

lunes, 10 de enero de 2022

CREMA DE ESPÁRRAGOS


Pasadas ya las fiestas y todos los excesos, tanto dulces como salados, ahora comenzamos la "cuesta de enero" y tocan comidas más sanas y con menos calorías para contrarrestar estos excesos. Las cremas me gustan mucho, prueba de ello es las que ya tengo en el blog crema idealcrema de garbanzoscrema de champiñones y patatascrema de calabaza, y alguna que otra más. Pero ésta que traigo hoy me encanta, ya que los espárragos me gustan muchísimo, y  el acompañamiento ya ni te cuento, un crujiente de jamón que para mí la convierte en una verdadera delicia. 



CREMA DE ESPÁRRAGOS


INGREDIENTES:

800 gr. de espárragos
1 patata
200 gr. de cebolla
100 gr. de puerro
70 gr. de aceite de oliva
160 gr. de leche evaporada
2 o 3 lonchas de jamón serrano

PREPARACIÓN:
Mambo:

  • Lavamos los espárragos, los cortamos en trozos y reservamos 12 puntas.
  • Lavamos la patata, la cortamos en trozos. Lavamos la cebolla y e puerro y los troceamos, la cebolla en cuartos y el puerro en dos o tres trozos.
  • Ponemos el aceite en la mambo, echamos las puntas de los espárragos y programamos 6 minutos, velocidad 1, 120º potencia calórica 7, sin cubilete. Si los espárragos no son muy gordos, necesitarán menos tiempo, ir vigilando que no se nos quemen. Cuando estén sacamos del vaso y reservamos. 
  • Colocamos la cebolla y el puerro en la jarra y trituramos unos 15 o 20 segundos, velocidad 8. Sofreímos sin cubilete 6 minutos, velocidad 1, 110º, potencia calórica 7. 



  • Agregamos la patata, los espárragos, un pelín de sal y programamos 6 minutos, velocidad 1, 110º potencia calórica 7, sin cubilete. 
  • Añadimos el agua, 2 dedos por encima del sofrito, un poco de sal, tapamos con el cubilete y programamos 20 minutos, velocidad 1, 100º potencia calórica 8. 
  • Mientras la crema se  hace, preparamos el crujiente de jamón, para ello colocamos las lonchas de jamón entre dos papeles de cocina, los colocamos en el microondas y encima ponemos un plato, para que no pierdan la forma; programamos 1 minuto máxima potencia, comprobamos como está de hecho, y si es necesario seguimos añadiendo algún segundo más, hasta que el jamón quede crujiente. Aquí el tiempo dependerá del grosor del jamón y la potencia del microondas. Reservamos. 
  • Pasado el tiempo añadimos la leche evaporada y trituramos 2 minutos velocidad progresiva 6-9. Comprobamos que nos ha quedado una crema fina, sin ningún resto de hebras de los espárragos, si fuese así, trituramos algunos segundos más, hasta que nos quede bien fina. 


  • Servimos, adornando la crema con tres puntas de espárrago en cada ración y algunos trozos de crujiente de jamón. 



Tradicional:
  • Lavamos las verduras. Los espárragos y la patata los cortamos en trozos, reservamos 12 puntas de espárrago. 
  • Ponemos un chorreoncito de aceite e un sarten y freímos las puntas de los espárragos. Sacamos y reservamos. 
  • Cortamos la cebolla en cuadritos y el puerro en rodajas y los echamos en la sarten donde antes hemos frito los espárragos, sofreímos a fuego medio bajo hasta que estén hechos.
  • Agregamos la patata, los espárragos, salamos ligeramente y sofreímos un par de minutos. Cubrimos de agua, ponemos un poco más de sal y cocemos hasta que todo esté tierno. Cuando así sea, apagamos el fuego, dejamos enfriar un par de minutos, si nos ha quedado líquido lo quitamos, añadimos la leche evaporada y trituramos con una batidora potente hasta obtener un crema bien fina y sin hebras. 
  • Servimos la crema, adornando cada ración con tres puntas de espárrago y algunos trozos de crujiente de jamón.

miércoles, 29 de diciembre de 2021

PASTEL DE CABRACHO

 




Si todavía no tienes completo tu menú para la cena de Nochevieja, hoy traigo un clásico de las mesas navideñas, un fantástico pastel de cabracho, que es muy sencillo de preparar y queda de lujo. Aunque es una receta ya viejuna, que la trajo a nuestras mesas Juan Mari Arzak allá por los años 70, todavía puede convertirse en uno de nuestros aperitivos cuando tenemos algún tipo de celebración. Si no encontramos cabracho, podemos prepararlo con cualquier otro pescado, yo lo he hecho con gallineta, y ha quedado genial. Lo podemos acompañar de salsa rosa o mahonesa, al gusto.  La receta es de Karlos Arguiñano, y como siempre, cuando le copio una receta, es acierto seguro. 



PASTEL DE CABRACHO

INGREDIENTES:

300 gr. de cabracho crudo y sin cabeza, yo 300 gr. de filetes de gallineta.
3 huevos L
1 zanahoria
1 puerro pequeño
1 cebolla
1 hoja de laurel
1 rama de perejil
125 ml. de nata de cocinar
125 gr. de tomate frito, mejor casero
Mantequilla, para untar el molde
Pan rallado
Sal 
Pimienta negra, recién molida

PREPARACIÓN:

  • En una cacerola ponemos la cebolla, la zanahoria, el laurel, la rama de perejil, llenamos de agua, ponemos un poco de sal y llevamos a ebullición. Cuando rompa a hervir, echamos el pescado y dejamos hasta que esté cocido.
  • Sacamos el pescado, (podemos utilizar el caldo colado para una sopa o un arroz), le quitamos las espinas (éste paso es muy importante, hay que tener cuidado de no dejar ninguna espina, yo me ayudo de unas pinzas) y la piel, lo desmenuzamos y reservamos. 



  • En un bol ponemos los huevos, salpimentamos, añadimos la nata y el tomate frito y mezclamos bien con unas varillas. 




  • Agregamos el pescado y mezclamos, si no queremos encontrar trocitos de pescado, podemos triturar la mezcla con la batidora, pero yo prefiero encontrarlos y lo mezclo a mano.
  • Ponemos la mezcla en un molde de plum cake, previamente untando con mantequilla y pan rallado.
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Ponemos una bandeja de horno honda con agua en el fondo, para hacer el baño maría, colocamos el molde dentro de la bandeja y dejamos cocer unos 50 minutos, hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio. Como siempre digo, cada horno es un mundo, es preferible ir comprobando, antes que pasarnos de cocción. 



  • Dejamos enfriar un poco, tapamos con papel film o aluminio y reservamos en la nevera hasta el  momento de servir. 
  • Desmoldamos y acompañamos con salsa rosa o mahonesa y pan tostado, para untar las rebanadas.










miércoles, 15 de diciembre de 2021

GAMBONES AL HORNO

 


La receta de hoy llevo años preparándola en casa, aunque no sé porqué no la había subido todavía. Igualmente lleva pululando por internet desde hace bastante tiempo, y con toda la razón porque es una receta muy fácil, se prepara en un momento y viene genial, para cuando tenemos invitados, ya que el horno hace todo el trabajo, y lo mejor de todo, la casa no se llena de olor.

También la podemos preparar con langostinos, aunque como ya sabéis los que pasáis por aquí a menudo, a mi me gusta utilizar el gambón Pescanova, pero eso ya va en gustos.




GAMBONES AL HORNO


INGREDIENTES:

1 kilo de gambón

2 dientes de ajo

220 ml. de brandy

50 ml. de aceite de oliva, virgen extra

Perejil

Pimentón dulce

Pimienta negra recién molida

Sal fina y gruesa


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será pelar los gambones, es decir les dejamos la cabeza y la cola, (con las pieles podemos hacer un fumet de gambas para utilizarlo después en una sopa, un arroz o un guiso); y los colocamos ordenadamente en una fuente de horno, eso si,  que no queden amontonados.
  • Salamos ligeramente y damos unas vueltas de molinillo de pimientas por encima. 


  • Pelamos los dientes de ajo, los cortamos y los ponemos en el mortero, les echamos un poco de sal, para que sea más fácil machacarlos y no salten, los trituramos y ponemos encima el perejil.
  • Echamos una puntita de pimentón, agregamos el aceite y el brandy,   removemos para que todo quede bien integrado. 
  • Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo.
  • Con una cuchara vamos echando el majado por encima de los gambones, que todos queden bien impregnados. 
  • Horneamos unos 12 o 15 minutos, eso va a depender del tamaño de los gambones. Pasados los primeros 12 minutos, miramos a ver cómo van; lo importante es no pasarse para que no queden secos. 


  • Cuando ya los tengamos listos, sacamos la bandeja del horno, les ponemos un poco de sal gruesa por encima y servimos. Si la bandeja que hemos utilizado es bonita, podemos llevarlos así a la mesa; si no los ponemos en una fuente y servimos. 







domingo, 12 de diciembre de 2021

MANTECADOS DE ALMENDRA

 


La receta de hoy nos transporta al pasado, a esos tiempos en que nuestras abuelas, y nuestras madres en éstas fechas preparaban los dulces navideños. Desde luego no había tantas variedades como hoy, pero lo que hacían era una verdadera delicia. Esta receta es de las de toda la vida, de las del pueblo, de esas que nos inundan toda la casa de un olor irresistible a almendra tostada, y las que nos devuelven a la cocina a nuestras madres y abuelas. Ésta de hoy, va por ti mamá. 



MANTECADOS DE ALMENDRA


INGREDIENTES:

125 gr. de manteca de cerdo a temperatura ambiente

125 ml. de aceite de oliva suave

65 gr. de azúcar

65 gr. de almendra molida cruda

50 gr. de almendra cruda en cubitos

450 gr. de harina de trigo, aproximadamente

El zumo de media naranja grande, y su ralladura

Para decorar:

1 huevo

Almendras crudas enteras

Azúcar


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será tostar las almendras en cubitos, bien en el horno o en la sartén, sin nada de aceite y removiendo continuamente para evitar que se nos quemen. Cuando estén tostaditas, retiramos y dejamos enfriar completamente. 
  • En un bol amplio ponemos la manteca, el aceite, el azúcar, la almendra molida, el zumo de naranja y la ralladura. Mezclamos bien, agregamos los cubitos de almendra y removemos hasta integrarlos perfectamente. 



  • Vamos añadiendo la harina poco a poco, amasando y pellizcando con los dedos hasta conseguir una masa homogénea; que se pueda manejar bien con las manos, tipo plastilina. 


  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Vamos cogiendo porciones de 40 gr., les damos forma de bolitas, las aplastamos hasta dejarlas de medio centímetro aproximadamente y las vamos colocando en una bandeja de horno con papel vegetal, separadas unas de otras y les vamos haciendo una pequeña marca con el dedo en el centro. 


  • Vamos colocando una almendra entera en el hueco del mantecado. 
  • Pintamos con huevo batido y los espolvoreamos generosamente con azúcar. 
  • Horneamos unos 23-25 minutos, hasta que estén dorados. 
  • Sacamos del horno, esperamos un poco y con mucho cuidado vamos pasándolos a una rejilla hasta que enfríen completamente. 


  • Para conservarlos en perfecto estado los pasamos a una caja metálica y así los podremos degustar varios días, como recien hechos. 






domingo, 28 de noviembre de 2021

BACALAO AL HORNO CON PIMIENTOS


 
Hoy una estupenda receta de bacalao, que queda espectacular, jugosito y acompañado de una cama de verduras que le va genial. Se termina de hacer en el horno y al tiempo ya tenemos el plato preparado junto con su guarnición. Un pescado muy sano, con muy poca grasa, lo podemos comprar tanto fresco o congelado, el resultado es fantástico. 
Si te gusta este pescado tanto como a mi, no debes dejar de mirar éstas recetas del blog: un guiso que se ha hecho en casa toda la vida caldo de patatas con bacalao, un bacalao con garbanzos distinto al típico potaje bacalao con garbanzos, un plato festivo bacalao en salsa de langostinos, unas alfóndigas estupendas albóndigas de bacalao, y algunas otras más. 



BACALAO AL HORNO CON PIMIENTOS


INGREDIENTES:

600 gr. de lomos de bacalao fresco
Patatas
2 cebollas
1 pimiento rojo
2 pimientos verdes italianos
2 o  3 dientes de ajo
100 ml. de vino blanco
Aceite de oliva, virgen extra
Pimentón dulce
Sal y pimienta negra, recién molida

PREPARACIÓN:

  • Cortamos las  cebollas en juliana  y golpeamos los dientes de ajo con la hoja de un cuchillo.
  • Cortamos los pimientos rojos en tiras y los verdes en anillos.
  • Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas, como para tortilla.
  • Ponemos un fondo de aceite en una sartén y a fuego medio sofreímos la cebolla y los ajos, hasta que la cebolla tenga un color doradito. Reservamos. 
  • En el mismo aceite, si falta añadimos un poco, sofreímos los pimientos un poco, que se queden al dente, salamos ligeramente. Reservamos. 
  • Echamos un poco de aceite más y ponemos a freír las patatas, saladas ligeramente, hasta que estén a medio hacer. 


  • Precalentamos el horno a 170º.
  • En una bandeja de horno, colocamos la cebolla, los ajos, los pimientos y las patatas. Regamos con el vino y ponemos la pimienta recién molida. Horneamos durante 15 minutos.


  • Mientras la verdura se hornea, vamos a preparar el aceite de pimentón, para ello mezclamos en un vaso 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, con una cucharadita de pimentón dulce (si te gusta picante también puedes ponerlo), removemos bien y reservamos.
  • Cuando hayan pasado los 15 minutos, sacamos la bandeja del horno, colocamos los lomos de bacalao encima, con la piel hacía arriba y los pintamos con el aceite de pimentón, el que nos sobre lo vertemos por encima de la verdura.
  • Colocamos de nuevo la bandeja en el horno y horneamos durante otros 15 o 20 minutos, depende del grosor de los lomos, tenemos que ir vigilando que no queden resecos, pero que tampoco haya mucho líquido en la bandeja.


  • Comprobamos el punto del bacalao y cuando esté a nuestro gusto, sacamos del horno y servimos una cama de pimientos y patatas y encima un lomo de bacalao regado con un hilillo de aceite de la bandeja.