martes, 12 de julio de 2022

PECHU-PIZZAS

 



Cuando vi ésta receta en el blog de Ana Sevilla, supe que en casa iba a triunfar, como así ha sido. Unos simples filetes de pollo, que se convierten en una base de pizza, vamos una fiesta para los amantes de la pizza, jajaja... Gracias Ana, por estas recetas tan sencillas y que tanto triunfan. 




PECHU-PIZZAS


INGREDIENTES:

500 gr. de  pechugas de pollo fileteadas muy finas 

100 gr. de bacon en tiras

150 gr. de jamón de York, o salchichas Frankfurt

20 gr. de mantequilla

20 gr. de aceite de oliva

30 gr. de harina

300 gr. de leche

1 cucharadita e orégano

Queso rallado al gusto, que gratine bien, yo cuatro quesos

Sal

Orégano para espolvorear


PREPARACIÓN:

Mambo

  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Aplanamos los filetes de pollo con un rodillo para que nos queden bien finos; los colocamos en una bandeja de horno, forrada con papel de hornear, y salpimentamos.


  • Colocamos en el vaso de la mambo la mariposa, añadimos el bacon, el jamón de York (o las salchichas troceadas), la mantequilla y el aceite de oliva; programamos 8 minutos, velocidad 1, 100º, potencia calórica 7.


  • Agregamos la harina, y sofreímos 4 minutos, velocidad 2, 100º, potencia calórica 7.
  • Incorporamos la leche, el orégano y 2 pellizcos de sal. Programamos 5 minutos, velocidad 2, 100º, potencia calórica 8.


  • Cubrimos las pechugas con una capa fina de bechamel. Espolvoreamos con queso rallado y horneamos unos 18 o 20 minutos, hasta que la superficie esté doradita. 
  • Nada más sacarlas del horno, espolvoreamos con orégano y listas para disfrutar.



Tradicional:
  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Aplanamos los filetes de pollo con un rodillo para que nos queden bien finos; los colocamos en una bandeja de horno, forrada con papel de hornear, y salpimentamos. Reservamos.
  • Ponemos la mantequilla y el aceite en una sarten y sofreíos el bacon y el jamón de York. 
  • Añadimos la harina, damos un par de vueltas para que se sofría. Agregamos la leche, el orégano y la sal y mantenemos a fuego lento, sin parar de remover, hasta obtener una bechamel ligera. 
  • Cubrimos las pechugas con una capa fina de bechamel. Espolvoreamos con queso rallado y horneamos unos 18 o 20 minutos, hasta que la superficie esté doradita. Nada más sacarlas del horno, espolvoreamos con orégano y listas para disfrutar.







viernes, 6 de mayo de 2022

TORTILLA SOUFFLÉ DE ATÚN

 


Cuando pensamos en una cena rápida, casi siempre recurrimos a la típica  tortilla francesa; hoy le damos una vueltecita con esta tortilla de atún pero con textura soufflé, una verdadera delicia de tortilla, ligera,  suave, esponjosa y con la que seguro vas a sorprender. 




TORTILLA SOUFFLÉ DE ATÚN


INGREDIENTES:

2 huevos L

2 cucharadas de queso parmesano 

Queso rallado al gusto, yo he puesto mozzarella

Una lata de atún en aceite de oliva

Sal y pimenta

Aceite de oliva


PREPARACIÓN:

  • Separamos las yemas y las claras y montamos éstas a punto de nieve. 
  • Escurrimos el aceite de la lata de atún, lo desmigamos y lo añadimos a las claras, junto con el queso parmesano, un poquito de pimienta y sal, con cuidado ya que el atún ya contiene sal.
  • Mezclamos con una espátula con movimientos suaves y envolventes, para evitar que las claras nos bajen, hasta que todo quede bien integrado. Reservamos. 



  • Batimos las yemas y les ponemos un poco de sal y pimienta. 
  • Pincelamos con aceite de oliva, una sartén de unos 22 cm, y la ponemos a fuego medio bajo. 
  • Cuando la sartén esté caliente vertemos las yemas batidas y cubrimos todo el fondo; cuando veamos que están empezando a cuajar por los lados, bajamos el fuego al mínimo, añadimos el queso rallado, lo esparcimos bien y encima ponemos las claras montadas, extendiéndolas suavemente por toda la sartén; la tapamos con una tapadera y dejamos cocinar a fuego bajo, para que no se nos queme, durante unos 8 o 10 minutos. 


  • Cuando veamos que las claras están cuajadas doblamos la tortilla despacio y con mucho cuidado hasta formar una media luna. 



  • Aproximamos la tortilla al borde de la sartén par sellar los laterales. Y ya tenemos lista, ésta estupenda tortilla. 



jueves, 28 de abril de 2022

COSTILLAS A LA CERVEZA NEGRA


Me encantan las costillas, en todos sus versiones, en guisos, al horno, en barbacoas, en arroz, en fin que soy una entusiasta de éste corte de carne. La receta de hoy está cocinada, primero en la olla expres, en mi caso la fussioncook, y luego terminadas en el horno, para que cojan un color doradito, junto con la guarnición, en ésta ocasión he puesto patatas, pero podemos poner también las verduras que más nos gusten. 



COSTILLAS A LA CERVEZA NEGRA


INGREDIENTES:

800 gr. de costillas, separadas de una en una
1 cebolla mediana
180 ml. de cerveza negra
1 cucharada de maizena
Sal y pimienta molida
Aceite de oliva, virgen extra
Patatas, para acompañar
Agua

PREPARACIÓN:

  • Ponemos tres cucharadas de aceite en el fondo de la olla, programamos menú freír. Cuando el aceite esté caliente echamos la cebolla cortada en aros y la dejamos pochar, moviendo a menudo, para que no se nos queme. 
  • Cuando la cebolla esté pochada, agregamos las costillas, que previamente habremos salpimentado, las acomodamos bien en la olla, echamos la cerveza por encima y agua hasta cubrir a ras las costillas. Salamos y cancelamos el programa. 
  • Tapamos la olla y programamos menú carne, 15 minutos. Con esto conseguimos que la carne quede tierna y el hueso se desprenda fácilmente 



  • Precalentamos el horno a 190º.
  • Cuando acabe el tiempo programado, despresurizamos manualmente la olla, sacamos las costillas y las ponemos en una bandeja de horno, junto con unas patatas pequeñas, partidas por la mitad y salpimentadas. Metemos al horno. 
  • Mientras, disolvemos la cucharada de maizena en medio vaso de agua, lo agregamos al caldo de la olla y con la tapa abierta programamos menú freír y dejamos que la salsa reduzca y quede gordita. Cuando la tengamos  a  nuestro gusto, apagamos la olla y reservamos. Podemos triturarla para no encontrar ningún trozo de cebolla, o dejarla tal cual, según los gustos de vuestros comensales. En mi caso, la tengo que triturar, no les gusta encontrar los trozos. 



  • Cuando las costillas y las patatas estén doraditas, sacamos del horno y servimos regadas con la salsa. 




  • Notas: Yo he utilizado la olla fussioncook, pero podéis utilizar cualquier otra olla eléctrica, adaptando los tiempos a vuestros programas; o bien una olla expres normal. 

    sábado, 9 de abril de 2022

    CREMA DE VERDURAS CON CÚRCUMA


     

    Cómo me gustan las cremas, y ésta ha sido un descubrimiento, sobretodo para mis hijos, les ha encantado. La he copiado del blog de la cocina de Fabrisa, aunque la he adaptado a los gustos de casa, y ha sido todo un acierto, se ha quedado entre las fijas de los menús semanales. El aroma que le aporta la cúrcuma, la acidez del yogurt y toque del parmesano, la hacen irresistible. 


    CREMA DE VERDURAS CON CÚRCUMA


    INGREDIENTES:

    1 puerro

    1 boniato 

    1 calabacín mediano

    500 gr. de calabaza

    3 zanahorias medianas

    1 tomate maduro

    1 cucharadita de cúrcuma

    Una pizca de jengibre molido

    1 cucharadita de pimentón

    Media pastilla de caldo de pollo

    Sal y pimienta negra

    50 gr. de aceite de oliva, virgen extra

    Nata para cocinar o leche evaporada

    Agua para cubrir la verdura

    Para emplatar:

    Lascas de queso parmesano

    Yogurt natural sin azúcar

    Aceite de oliva, virgen extra


    PREPARACIÓN:

    Mambo:

    • Cortamos el puerro en dos o tres trozos, los ponemos en el vaso y trituramos 15 segundos en velocidad 8. Echamos el aceite y sofreímos, sin cubilete, 6 minutos, velocidad 1, 110º, potencia calórica 7.

    • Mientras pelamos y cortamos todas las verduras en trozos, más o menos del mismo tamaño. 
    • Cuando el puerro esté sofrito, añadimos la cúrcuma, el pimentón y el jengibre. Programamos 30 segundos, velocidad 1, 90º, potencia calórica 6. 
    • Añadimos las verduras troceadas, la calabaza, la zanahoria, el calabacín, el boniato y el tomate, que previamente habremos pelado. 


    • Cubrimos la verdura con agua, pero sin sobrepasarla, la media pastilla de caldo, un poco de sal y pimienta y programamos 20 minutos, velocidad 1, 100º potencia calórica 8. 
    • Pasado el tiempo, comprobamos que la verdura está cocida. Si es así trituramos en velocidad progresiva 6-9. Rectificamos el punto de sal, si es necesario. 
    • Añadimos la nata, hasta que quede de cremosa a nuestro gusto, removemos un minuto, velocidad 7.


    • En un bol batimos el yogurt, para que adquiera una consistencia cremosa. 
    • Servimos la crema, con unas lascas de parmesano, unas cucharadas de yogurt y un hilillo fino de aceite de oliva.



    Tradicional:

    • Cortamos el puerro en rodajas finas. Ponemos el aceite a calentar en una olla y sofreímos. Cuando esté bien pochadito, agregamos la cúrcuma, el pimentón y el jengibre, removemos y vamos añadiendo el resto de verduras, zanahoria, boniato, calabacín y tomate, cortadas todas más o menos del mismo tamaño para que cuezan por igual. 
    • Cubrimos con agua, pero sin sobrepasar la verdura, ponemos la media pastilla de caldo, un poquito de sal y pimienta y dejamos cocer unos veinte minutos, desde que empieza a hervir.
    • Comprobamos que  la verdura esté cocida, trituramos hasta que nos quede una crema fina, rectificamos el punto de sal, si es necesario,  y añadimos la nata hasta conseguir el punto de cremosidad deseado.
    • Servimos la crema con unas lasca de parmesano, unas cucharadas de yogurt y un hilillo de aceite de oliva. 

    sábado, 26 de marzo de 2022

    BIZCOCHO DE LIMÓN Y COCO

     


    Hoy un delicioso bizcocho que los amantes del limón no se pueden perder. Y ya si lo combinamos con el coco, una pasada. Un bizcocho tierno, húmedo,  jugoso y con un aroma increíble. Vamos que no hay excusa alguna para no prepararlo. Y con una decoración tan bonita, nos puede servir perfectamente para cualquier celebración. 




    BIZCOCHO DE LIMÓN Y COCO


    INGREDIENTES:

    3 huevos L

    200 gr. de harina

    100 gr. de azúcar

    2 sobres dobles de gaseosas (dos de cada color)

    110 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

    80 gr. de coco rallado 

    1 yogurt natural 

    50 ml. de zumo de limón

     1 limón

    Una pizca de sal

    Decoración:

    3 cucharadas soperas de azúcar

    2 cucharadas soperas de agua

    La piel de 1 limón cortada en tiritas finas

    Un poco de coco rallado

    Unas láminas de coco deshidratado


    PREPARACIÓN:

    Mambo:

    • Precalentamos el horno a 180º.
    • Lavamos el limón, secamos y cortamos la piel, procurando no dejar nada de blanco. 
    • Ponemos la piel del limón junto con el azúcar en el vaso de la Mambo y pulverizamos velocidad progresiva 5-7-9.
    • Colocamos la mariposa, agregamos la mantequilla, que habremos tenido a temperatura ambiente,  cortada en trocitos y programamos 2 o 3 minutos velocidad 4, hasta que la veamos cremosa.



    • Con  la máquina en marcha en velocidad 4, quitamos el cubilete y vamos añadiendo los huevos de uno en uno, es decir no incorporar el siguiente hasta que el anterior no se haya integrado bien.
    • Cuando hayamos terminado con los huevos, sin parar la máquina y a la misma velocidad, incorporamos el yogurt, y cuando esté completamente integrado añadimos el zumo de limón. 



    • Abrimos la tapa y aunque nos parezca que la mezcla se ha cortado, no pasa nada, es perfectamente normal.
    • En un recipiente mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina, los sobres de gaseosa y la pizca de sal. 
    • Tamizamos encima del vaso con la masa, y mezclamos con una espátula, con movimientos suaves y envolventes, hasta obtener una crema homogénea. 
    • Añadimos el coco rallado y mezclamos suavemente hasta que quede perfectamente integrado en la masa. 
    • Echamos la mezcla en el molde elegido, que esté bien engrasado y que no sea muy grande, para que nos quede un bizcocho alto, en mi caso uno de silicona con agujero en el centro. Damos unos golpes al molde contra la encimera y horneamos durante unos 40 o 45 minutos; hasta que al pincharlo con una brocheta, ésta salga limpia. 
    • Sacamos el molde del horno y cuando podamos manipularlo sin quemarnos, y con cuidado de no romperlo, lo dejamos enfriar encima de una rejilla.


    • Ahora vamos a preparar el glaseado. Hacemos un almíbar  poniendo en una sarten tres cucharadas de azúcar y dos de agua, llevamos a fuego suave cuando empiece a burbujear echamos las tiritas del limón y dejamos que se vayan caramelizando y que vaya espesando el azúcar. 
    • Cuando las tiritas de limón estén caramelizadas, es decir se hayan quedado rígidas, las sacamos a un papel de cocina y dejamos enfriar. 
    • Con el almíbar restante bañamos por encima todo el bizcocho, que ya tendremos frío. 


    • Espolvoreamos con coco rallado, y ponemos por encima las tiritas de limón y las láminas de coco deshidratado.  Y ya tenemos listo un delicioso bizcocho, para triunfar. 
    Tradicional:
    • Precalentamos el horno a 180º.
    • En un bol ponemos el azúcar y la mantequilla, que habremos tenido a temperatura ambiente y la batimos con una batidora de varillas hasta que esté cremosa. 
    • Vamos añadiendo los huevos de uno en uno, hasta integrarlos por completo. Es decir, hasta que no esté integrado el primero no añadiremos el siguiente y así sucesivamente. 
    • Incorporamos el yogurt, mezclamos e incorporamos el zumo de limón y la ralladura. Aunque parezca que la mezcla se haya cortado es normal, no pasa nada. 
    • En un cuenco mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina, los sobres de gaseosas y la sal. Los tamizamos y añadimos a la mezcla anterior, con movimientos suaves y envolventes, hasta obtener una mezcla homogénea. Añadimos el coco rallado e integramos también. 
    • Echamos la mezcla en un molde engrasado, y seguimos la preparación como he indicado anteriormente. 



    jueves, 17 de marzo de 2022

    TOSTA DE LOMO AL PEDRO XIMÉNEZ


     

    La receta de hoy casi que no es receta. Es una propuesta para una cena, que queda genial. Las tostas dan muchísimo juego a la hora de las cenas, las podemos preparar más o menos elaboradas, según el tiempo que tengamos. Y también con los ingredientes que más nos gusten, o los que tengamos en ese momento por la nevera. Ésta que os traigo hoy, para mi es estupenda, ya que me encanta la combinación de los ingredientes con la reducción de Pedro Ximénez. Siempre tengo hecha en la nevera, ya que combina perfectamente con muchísimas recetas, con patés, en ensaladas, en aperitivos,  y en ésta tosta queda divina. 




    TOSTA DE LOMO AL PEDRO XIMÉNEZ


    INGREDIENTES:

    Para las tostas

    Filetes de lomo de cerdo

    Lonchas de queso

    Unas lascas de jamón serrano (a ser posible ibérico)

    1 latita de pimientos del piquillo en tiras

    Rebanadas de pan de hogaza

    Aceite de oliva

    Sal y pimienta recién molida

    Para la reducción de Pedro Ximénez:

    300 ml. de vino Pedro Ximénez

    80 gr. de azúcar


    *No pongo cantidades, dependerá de las tostas que vayamos a hacer. 

    *La reducción la ponemos en un biberón y dura semanas en perfecto estado en la nevera. 

    PREPARACIÓN:

    • Lo primero que haremos será preparar la reducción. Para ello ponemos el vino y el azúcar en un cazo, ponemos a fuego medio y dejamos cocer removiendo de vez en cuando, para que se disuelva bien el azúcar;  hasta que haya reducido a la mitad, unos veinte minutos aproximadamente. No dejar que espese mucho, ya que al enfriar va cogiendo consistencia. Apartamos del fuego y cuando esté templado la pasamos a un biberón de cocina. 
    • Ponemos los pimientos en una sartén con unas gotas de aceite de oliva, y vamos dejando que se hagan a fuego lento; tardarán muy poco, ya que son pimientos en conserva.
    • Cuando veamos que ya están tiernos, añadimos un chorreón de la reducción de  Pedro Ximénez, y dejamos que se caramelicen.


    • Precalentamos el horno a 200º.
    • Tostamos ligeramente las rebanadas de pan en un tostador o la plancha. 
    • Salpimentamos los filetes de lomo y los pasamos por una sartén con un chorrito de aceite de oliva, a fuego fuerte, hasta que cojan color, que no se pasen mucho, para que no queden muy secos. 
    • Ponemos un par de lonchas de lomo, recién hecho,  encima de cada rebanada de pan y encima del lomo una loncha de queso, partida por la mitad.



    • Repartimos los pimientos del piquillo por encima del queso, y encima de éstos las lascas de jamón, regamos con un hilillo de reducción de Pedro Ximénez.


    • Metemos al horno un minuto, hasta que el queso se funda, y servimos inmediatamente. 
    • Y listos para disfrutar de una cena de diez. 






    domingo, 6 de marzo de 2022

    OSSOBUCO DE TERNERA

     


    Hoy una receta de origen italiano, concretamente de Milán,  de ahí su nombre "osso" significa hueso y "buco" significa hueco, aunque la hayamos castellanizado con el término ossobuco y el plato se haya extendido por diversas partes del mundo. Se trata de un guiso preparado con jarrete de ternera cortado en rodajas gruesas sin deshuesar  y cocinado a fuego lento al chup chup, un par de horas como mínimo. Aunque te parezca que es mucho tiempo merece la pena totalmente, no obstante también lo puedes hacer en olla expres en unos 30 minutos, aunque el resultado no es el mismo, indudablemente. Es habitual acompañarlo con un arroz blanco o tipo risotto, aunque yo lo he acompañado de unas patatas hasselback, que en casa gustan mucho. Como siempre la materia prima es importantísima, pero en ésta receta el vino es primordial, hay que usar un buen vino tinto, para obtener un plato de diez; un vino que después podamos tomar en la comida acompañando al plato. 




    OSSOBUCO DE TERNERA


    INGREDIENTES:

    4 personas

    4 trozos de ossobuco de ternera

    2 cebollas

    1 zanahoria

    1 puerro

    2 dientes de ajo

    2 tomates maduros, o salsa de tomate casera

    1 vaso de vino tinto

    Caldo de carne (bastante, ya que iremos añadiendo en según vaya necesitando el guiso)

    6 o 7 granos de pimienta negra

    Pimienta recién molida

    5 clavos de olor

    2 hojas de laurel

    Harina

    Sal

    Aceite de oliva, virgen extra


    PREPARACIÓN:

    • Comenzamos dando unos cortes en los bordes de la carne, con un cuchillo afilado. Esto lo hacemos para que al cocerse no se deforme y nos quede una pieza plana.
    • Salpimentamos la carne y la pasamos ligeramente por harina.
    • Ponemos un buen chorreón de aceite en una cacerola grande, y doramos a fuego fuerte los trozos de ossobuco. Reservamos. 


    • Cortamos la cebolla y el ajo en trocitos pequeños y los ponemos a pochar a fuego medio, en la misma cacerola donde antes hemos dorado la carne. 
    • Añadimos el puerro en rodajas y la zanahoria en trocitos y seguimos rehogando, hasta que las verduras estén bien pochadas. 
    • Agregamos el tomate, si lo utilizamos natural rehogamos cinco o seis minutos, si utilizamos salsa de tomate, damos un par de vueltas hasta integrar todo el conjunto.


    • Incorporamos a la cacerola la carne, el vaso de vino, las bolas de pimienta negra, las hojas de laurel y los clavos de olor. Subimos el fuego y dejamos evaporar el alcohol un par de minutos. 
    • Cubrimos totalmente con el caldo de carne y ponemos a cocer a fuego medio durante dos horas aproximadamente. Si vemos que se va quedando sin caldo, vamos añadiendo conforme nos vaya haciendo falta. Hasta que la carne este completamente cocida, que se deshaga en la boca. 



    • Cuando la carne esté cocida sacamos los trozos, probamos la salsa y rectificamos de sal si fuese necesario, y trituramos con la batidora hasta que nos quede fina. 
    • Servimos la carne con un poco de salsa por encima, ponemos el resto en salsera aparte, para que cada comensal se sirva la que quiera. 



    • Yo he acompañado la carne con unas patatas asadas, pero la podemos acompañar, como he comentado antes, con patatas fritas, arroz, unas verduras, etc..