sábado, 3 de abril de 2021

BIZCOCHO DE SEMILLAS Y AVENA


Dejamos atrás los dulces típicos de Semana Santa, que me encantan, para poder degustar un bizcocho, muy saludable, ya que está preparado con harina de avena, harina que cuenta con múltiples beneficios para la salud; nueces y semillas. Un bizcocho preparado con una buttermilk que le aporta un extra de jugosidad y esponjosidad. 



BIZCOCHO DE SEMILLAS Y AVENA


INGREDIENTES:

4 huevos
250 gr. de azúcar moreno
250 gr. de harina de avena
4 sobres de gasificante (2 azules y 2 blancos)
70 ml. de aceite de oliva suave
1 yogurt natural
60 ml. de leche
2 gotas de zumo de limón
1 cucharada sopera de semillas de sésamo
1 cucharadita de semillas de amapola
30 gr. de nueces limpias

PREPARACIÓN:

  • En el vaso de la picadora ponemos las semillas de sésamo y las nueces y picamos, pero sin triturar, que nos queden trocitos para luego encontrarlos en el bizcocho. Reservamos. 
  • Echamos dos o tres gotas de zumo de limón a la leche, removemos y reservamos 10 minutos. A la leche le saldrán grumitos y parece que se corta, es así; esto es hacer una buttermilk, con ella los bizcochos salen más esponjosos. Reservamos.
  • Colocamos la mariposa en el vaso de la mambo, ponemos el azúcar y los huevos y programamos 5 minutos, 37º velocidad 3. Pasado el tiempo volvemos a programar misma velocidad y tiempo, pero sin temperatura. 


  • Pasado el tiempo con la máquina a la misma velocidad, añadimos la leche y el aceite. 
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Quitamos la mariposa a la mambo y añadimos la harina y los sobres de gaseosa, previamente tamizados. Mezclamos 5 segundos a velocidad 5. Quitamos el vaso de la mambo y terminamos de envolver bien con una espátula con movimientos suaves y envolventes para evitar que la mezcla nos baje. 



  • Agregamos la mezcla de nueces y las semillas de amapola. Integramos en la masa.
  • Engrasamos el molde con mantequilla y harina y vertemos la preparación anterior, damos unos cuantos golpes contra la encimera, para que la mezcla quede bien nivelada. 


  • Horneamos durante 50 minutos. Aquí como siempre digo depende de cada horno, a los 45 minutos, puedes ir mirando y cuando al pinchar el bizcocho con una brocheta, salga seca, ya está. 
  • Sacamos y dejamos enfriar, cuando podamos manipular el molde sin quemarnos, desmoldamos y dejamos que el bizcocho enfríe completamente sobre la rejilla.
  • Decoramos con azúcar glass, con semillas de sésamo, amapola y unas nueces.