miércoles, 27 de noviembre de 2019

PATATAS CON CHOCO



Cómo apetecen los platos de cuchara, sobre todo en ésta época de frío; bueno a mi me gustan siempre, pero ahora me encantan. Éstas patatas las descubrí no hace mucho tiempo, y mira que es un plato de la cocina tradicional española, en éste caso de Andalucía; concretamente de Huelva, un plato con mucha tradición, que hacían los pescadores, y que a mi me gusta particularmente porque es un guiso que no tiene excesivas calorías ya que el ingrediente principal es el choco o la sepia, denominación según el tamaño o la zona. Como podemos ver, un plato con muy pocos ingredientes, pero que nos va a dar muchísimo juego, yo ya la he preparado en varias ocasiones y en casa gusta a todos. 




PATATAS CON CHOCO

INGREDIENTES:

1 kg de sepia
6 patatas medianas
1 cebolla grande
1 pimiento verde
2 tomates maduros
3 dientes de ajo
1 vaso de vino blanco
Caldo de pescado o agua con una pastilla
Media cucharadita de ñora molida (opcional)
Un sobrecito de azafrán molido o tres o cuatro hebras
1 hoja de laurel
Perejil picado
Aceite de oliva, virgen extra

PREPARACIÓN:

  • Cortamos la sepia en trozos. Reservamos
  • Cortamos en cuadritos menuditos la cebolla y el ajo. Partimos el pimiento en trozos, yo los tengo que hacer grandes porque a mi hijo no le gusta mucho y así los puedo retirar luego de su plato con más facilidad. 
  • Ponemos un fondo de aceite a calentar y sofreímos la cebolla, el ajo y el pimiento. Cuando estén bien pochaditos añadimos los tomates rallados, si la variedad del tomate tiene mucha agua, se la quitamos antes de incorporarlos al sofrito. También podemos utilizar tomate triturado o dos o tres cucharadas de tomate frito casero. 
  • Si vamos a poner la ñora, ahora es el momento, la pondremos cuando el tomate esté sofrito y le  damos un par de vueltas. 



  • Agregamos la sepia troceada, removemos y sofreímos un par de minutos. Veremos como la sepia suelta bastante líquido. 
  • Incorporamos el vaso de vino, dejamos que evapore el alcohol  unos minutos más. 



  • Mientras pelamos las patatas y las partimos chascándolas. 
  • Incorporamos las patatas a la cazuela, removemos bien, agregamos la hoja de laurel y cubrimos añadiendo el caldo de pescado. Salamos ligeramente. 




  • Incorporamos el sobrecito de azafrán molido o las hebras y proseguimos la cocción hasta que las patatas y la sepia estén tiernas. 


  • A la hora de servir espolvoreamos con perejil picado. Esto es opcional.
  • Nos queda un guiso de lujo, las patatas están de muerte con un sabor increíble. Y la sepia muy, muy tierna. 







lunes, 18 de noviembre de 2019

MAGDALENAS DE BONIATO Y CHOCOLATE



Como me gusta probar nuevas recetas con productos de temporada. Y es que esta es la regla de oro de la cocina, ya que los productos de temporada es cuando están en su mejor momento tanto en cuestión de precio como de sabor y propiedades. En ésta ocasión han sido unas sencillas y estupendas magdalenas con un ingrediente que me llamó mucho la atención, el boniato; cuando vi la receta la guarde en la carpeta de pendientes, a la espera que llegase el otoño, y aprovechando que el otro día compré unos boniatos para asarlos guardé uno para utilizarlo al día siguiente en la preparación de estas magdalenas. En casa suelo comprar la variedad blanca, que es la que más les gusta a los míos, el boniato que conocemos de toda la vida. Aunque también desde hace ya muchos años podemos degustar la variedad anaranjada, más conocida como batata.  A mi me gustan ambos, y podemos preparar las magdalenas con cualquiera de ellos, el resultado es el mismo. Unas ricas y esponjosas magdalenas que harán las delicias de todos, tanto en los desayunos como en las meriendas. 



MAGDALENAS DE BONIATO Y CHOCOLATE


INGREDIENTES:

4 huevos L
250 gr. de azúcar
100 ml. de aceite de oliva suave
250 gr. de puré de boniato, asado en horno o microondas
300 gr. de harina para repostería
4 sobres gasificantes, 
120 ml. de leche
45 gr. de cacao en polvo sin azúcar




PREPARACIÓN:

  • Pelamos el boniato, pesamos la cantidad que vamos a necesitar y trituramos con un tenedor hasta hacerlo puré. 
  • Batimos los huevos y el azúcar con unas varillas eléctricas a máxima velocidad durante 4 minutos, hasta que espumen y estén cremosos. 



  • Bajamos a velocidad 2 y añadimos el aceite de oliva en hilillo. 
  • Sin dejar de batir vamos añadiendo el puré de boniato poco a poco, a cucharadas hasta que se integre por completo. 
  • Seguimos batiendo y añadimos 100 ml. de leche hasta obtener una mezcla homogénea. 




  • Tamizamos la harina junto con los sobres gasificantes, la añadimos al bol donde tenemos la mezcla y la vamos integrando poco a poco removiendo con una espátula con movimiento suaves y envolventes, hasta integrarla por completo. 



  • Separamos una parte de la masa en un cuenco aparte y le añadimos el cacao y 20 ml. de leche. Mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea. 



  • Preparamos un molde para magdalenas, colocamos las capsulas y vertemos en el fondo de cada una de ellas un par de cucharadas de la mezcla de chocolate. 
  • Vamos llenando hasta las tres cuartas partes de los moldes con el resto de la masa blanca. 
  • Precalentamos el horno a 220º (mientras podemos meter el molde en la nevera); cuando haya alcanzado ésta temperatura, metemos el molde y bajamos la temperatura a 190º. Horneamos las magdalenas unos 18 o 20 minutos, eso como siempre digo, depende de cada horno. 


  • Cuando veamos que están doraditas, pinchamos con un palillo y si sale seco, ya están. Sacamos del horno y cuando podamos manipularlas sin quemarnos, las vamos dejando sobre una rejilla para que se enfríen. 
  • Y ya tenemos listas, nuestras magdalenas de boniato y chocolate. 



jueves, 14 de noviembre de 2019

MILANESAS A LA NAPOLITANA


La receta de hoy fue un gran descubrimiento, cuando la vi supe que en casa iba a triunfar, sobretodo a mi hijo pequeño, al que le gusta muchísimo la ternera y ésta es una de esas recetas con una combinación perfecta y que además es muy sencilla de preparar. Aunque por el nombre pueda parecer de origen italiano, nada más lejos de la realidad; es un plato que se empezó a preparar en  Argentina en la década de los 40, en un restaurante llamado Napoli, de ahí su nombre, y fue creada para dar un toque distinto a las milanesas tradicionales. Una receta con ingredientes sencillos, en la que el éxito , como siempre, radica en la materia prima. 



MILANESAS A LA NAPOLITANA


INGREDIENTES:

2 filetes tiernos de ternera de un centímetro de grosor
1 huevo grande
4 lonchas de jamón, serrano o york, al gusto
Queso chedar y mozzarella, en lonchas o rallado
Salsa de tomate frito, mejor si es casera
Sal y pimienta negra, recién molida
Orégano
Pan rallado
Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

  • En todas las recetas la materia prima es primordial, pero en ésta todavía más, si cabe. Unos filetes de ternera que no sean tiernos nos pueden arruinar el plato. Lo primero que haremos será salpimentar los filetes por ámbos lados. 
  • Pasamos la carne por pan rallado, por huevo batido y después de nuevo por pan rallado. 



  • Calentamos un dedo de aceite en una sartén, cuando esté caliente, pero no excesivamente, que no llegue a humear, freímos los filetes por ambos lados. Sin pasarlos mucho, para que queden jugosos. 
  • Cuando los tengamos fritos los ponemos sobre papel de cocina, para que absorban el exceso de grasa. 


  • Colocamos los filetes en una fuente de horno, cubrimos con salsa de tomate frito, las lonchas de jamón, en mi caso jamón serrano, y cubrimos con el queso, yo he utilizado mezcla cuatro quesos, que me gusta mucho; también puedes poner lonchas del queso que más te guste, eso sí, que sea un queso que funda bien. Espolvoreamos con un poco de orégano.



  • Ponemos el horno a 200º y gratinamos durante cinco minutos. Servimos bien calientes; yo he acompañado las milanesas con  unas patatas fritas. 


 






domingo, 20 de octubre de 2019

ENSALADA DE PATATAS ALEMANA



Hoy una ensalada traída de otro país, con ingredientes básicos y sencillos y que para ésta época viene genial, ya que no es la típica ensalada que hay que tomar fresquita, ésta se degusta a temperatura ambiente, con lo cual viene de lujo en estas fechas. Con ésta receta pasa como con muchísimas otras, hay mil y una forma de prepararla, y además al ser de otro país, seguramente que no es la receta típica que allí preparen, pero bueno que me perdonen, si alguien de allí la ve, pero ésta es la que yo hago, una mezcla de varias y que en casa gusta mucho. 



ENSALADA DE PATATAS ALEMANA

INGREDIENTES:

1 kg. de patatas 
1 manzana ácida, Granny Smith
6 salchichas Frankfurt, a ser posible ahumadas (si gustan, claro)
8 pepinillos agridulces o en vinagre, al gusto
Aceitunas negras
1 yogurt griego, sin azúcar
Mostaza antigua, al gusto
Aceite de oliva, virgen extra
Sal y pimienta molida

PREPARACIÓN:

  •  Elegiremos salchichas de primera calidad, a ser posible ahumadas, si es que nos gustan. Ya que como ocurre en todas las recetas, cuanto mejor son los ingredientes, mejores son los resultados, obviamente. Pero claro hay recetas en las que esos ingredientes de primera calidad, están fuera del alcance de nuestros bolsillos; no en éste caso, es una ensalada con ingredientes sencillos y la diferencia de precio, merece la pena en el resultado. 
  • Lo primero que haremos será cocer o asar las patatas, yo prefiero cocerlas en el microondas, o asarlas en el horno envueltas en papel de aluminio, hasta que la patata esté hecha  pero sin que se doren. De ésta forma evitamos que la patata coja mucho agua, y nos estropee la ensalada.  

  • Cuando ya no quemen las cortamos en dados, al igual que la manzana pelada, y las ponemos en una ensaladera. 
  • Cortamos los pepinillos y las aceitunas en rodajas y las añadimos a la patata y manzana; reservamos unas cuantas rodajas de pepinillo para decorar. Mezclamos todo bien. 




  • Salteamos las salchichas con un pelín de aceite en una sarten, muy ligeramente ya que están cocidas. Las cortamos en rodajas y las añadimos al resto de ingredientes. 



  • Ahora vamos a preparar la salsa de yogurt y mostaza. Para ello en un bol ponemos el yogurt, un poco de pimienta molida y dos cucharadas de aceite de oliva y la mostaza, yo en mi caso dos cucharadas, mezclamos con unas varillas hasta obtener una salsa homogénea. Podemos probar y añadir más mostaza y pimienta si fuese necesario. 



  • Echamos la mezcla en la ensaladera y removemos hasta que se impregnen bien todos los ingredientes. 
  • Ahora solo nos queda emplatar, para ello cogemos un aro vamos poniendo cucharadas de la mezcla hasta completarlo, lo quitamos con cuidado, adornamos con unas rodajas de pepinillo y perejil picado alrededor . 



Notas: También se puede añadir una cebolla o cebolleta pequeña cortada a cuadritos y salteada ligeramente; yo no la pongo porque no me gusta la cebolla en las ensaladas.
También podemos sustituir el aliño, por una vinagreta sencilla  echa con vinagre de manzana, aceite y sal. O por una mahonesa clarita. 
En todos los casos, la ensalada hay que tomarla a temperatura ambiente, nada de nevera. 

miércoles, 9 de octubre de 2019

PASTELITOS DE COCO



Ya tocaba algo dulce y éstos pastelitos lo tienen todo, están de muerte, fáciles de hacer y son una verdadera delicia, sobretodo para los amantes del coco. Esta es una de esas recetas que se prepara rápido, para cuando tenemos invitados imprevistos, y seguro vamos a quedar de lujo, porque resultones son un rato.
Con las cantidades de los ingredientes salen muchos, pero congelan perfectamente. O también podemos hacer la mitad de las cantidades. 




PASTELITOS DE COCO


INGREDIENTES:

800 gr. de leche
370 gr. de nata para montar
2 huevos L
170 gr. de azúcar
2 pizcos de sal
80 gr. de harina, de trigo
225  gr. de coco rallado
1 cucharadita de vainilla líquida
2 paquetes de soletillas
Un chorrito de anís (opcional)
Para decorar:
Chocolate postres, para fundir
Bolitas de colores

PREPARACIÓN:
Preparación crema de coco en Mycook:
  • Lo primero que haremos será preparar la crema de coco, para ello colocamos en el vaso de la mycook 400 gr. de leche, la nata, huevos,  el azúcar, sal, y harina y programamos 8 0 10 minutos, 90º velocidad 5. Comprobamos que la crema está hecha, si no fuese así programamos un par de minutos más, misma velocidad y temperatura. 


  • Añadimos 100 gr. de coco rallado y la cucharadita de vainilla y programamos 1 minuto, velocidad 4 sin temperatura.  Ponemos la crema en una manga pastelera y dejamos enfriar completamente en la nevera. 

Preparación de la crema de coco forma tradicional:

  • En una cacerola ponemos los 400 gr. de leche, la nata, los huevos, azúcar, sal y harina; trituramos con la batidora hasta que no queden grumos. Ponemos a fuego medio-bajo, que no llegue a hervir,  sin parar de remover con las varillas, hasta que la crema espese. Apartamos del fuego y añadimos 100 gr. de coco rallado y la cucharadita de vainilla y mezclamos bien. Colocamos la crema en una manga pastelera y dejamos enfriar completamente en la nevera. 




  • Abrimos las soletillas y las colocamos una al lado de la otra,  la mitad las rellenamos con una buena capa de crema y tapamos con la otra mitad. 




  • Ponemos la leche restante en un plato, aromatizamos con un chorrito de anís y vamos sumergiendo las soletillas vuelta y vuelta, sin tenerlas mucho para que no se ablanden y se nos rompan. 
  • Rebozamos bien por todos lados con el coco rallado.



  • Fundimos el chocolate, dejamos enfriar un poco, lo colocamos en una manga pastelera, cortamos un piquito de la manga y adornamos las soletillas con un cordoncillo, terminamos esparciendo por encima bolitas de colores. 
  • Llevamos a la nevera una horas antes de servir, para que cojan más sabor y cuerpo. 







jueves, 26 de septiembre de 2019

HUEVOS RELLENOS DE LANGOSTINOS



Se aproxima el fin de semana y como nos gusta preparar tapitas y cenas de picoteo, para familiares y amigos. Los huevos siempre dan mucho juego en éste tipo de preparaciones, son un clásico de todas las casas, tanto por su vistosidad, como por la forma tan fácil de prepararlos. En ésta ocasión, vienen vestidos de fiesta, con langostinos y palitos de cangrejo, una verdadera delicia, tanto para la vista como para el paladar. Otra receta copiada de Ana Sevilla, por lo tanto, acierto seguro. 




HUEVOS RELLENOS DE LANGOSTINOS


INGREDIENTES:

1 kg de langostinos crudos, yo he utilizado gambón Pescanova
600 gr. de agua
10 o 12 huevos
8 palitos de cangrejo
150 gr. de mahonesa
1 cucharada sopera de tomate frito, mejor casero
Pimienta molida
Perejil picado
Sal

PREPARACIÓN:
Mycook:

  • Cocemos los huevos en abundante agua con un puñadito de sal, para que luego podamos perlarlos bien. Refrescamos y cuando estén fríos los pelamos, partimos por la mitad y reservamos yemas y claras. 
  • Pelamos los gambones,  reservamos las cabezas y las cascaras para preparar un caldo de gambas para utilizar en una sopa, un arroz, un guiso, etc..., en otro momento. 
  • Colocamos los gambones pelados en el cestillo. Introducimos el agua y el cestillo en el vaso con una cucharadita de sal. Programamos 15 minutos, 100º velocidad 3, pasado el tiempo comprobamos que todos hayan cambiado de color, si no es así sacamos los que ya estén y volvemos a programar misma temperatura y velocidad, un par de minutos, hasta que estén todos hechos. Reservamos. 



  • Quitamos el agua del vaso, ponemos los palitos cortados por la mitad, los gambones (reservando 10 0 12 para el adorno), las yemas (reservamos 3 también para decorar), mahonesa, perejil picado, unas vueltas del molinillo de pimientas, tomate frito y un pelín de sal; trituramos 10 o 12 segundos velocidad 5. Que no quede triturado del todo, un poco grueso. 
  • Rellenamos los huevos con la mezcla, para que no se nos muevan cuando los coloquemos en la fuente de presentación ponemos una gotita de mahonesa y encima colocamos el huevo; rallamos las yemas encima y colocamos medio gambón en cada mitad.




  •  Ponemos en la nevera y servimos bien fríos. 




Tradicional:
  • Cocemos los huevos, como he indicado antes. 
  • En una picadora, ponemos los palitos cortados por la mitad, los gambones (reservando 12 para el adorno) las yemas (reservando 3 también para adornar), mahonesa, perejil picado, pimienta molida, tomate frito y un pelín de sal; picamos hasta que se forme una pasta, sin llegar a molerlo del todo, que se noten trocitos. 
  • Rellenamos los huevos, rallamos las yemas y colocamos medio gambón encima de cada mitad. 
  • Ponemos en la nevera y servimos fríos. 





viernes, 20 de septiembre de 2019

CONEJO EN SALSA DE ALMENDRAS




Bueno, después de pasado el verano, las vacaciones y mi querida feria de Albacete, ya toca ir volviendo a la normalidad, aunque nos cueste. Tantos eventos han pasado factura, y algún kilito de más se nos ha quedado, ahora toca reconducir un poco la situación intentando quitar algunas calorías de nuestros platos. Ésta receta es un ejemplo de ello, está hecha con conejo, una carne blanca, con nada de grasa, que está incluida en todas las dietas. Aunque en casa a mis hijos no les gusta, la suelo preparar para mi marido y para mi, y la verdad es que está muy buena, es una receta tradicional que también se puede preparar con pollo o pavo, perfectamente, para quien no le guste ésta carne. 




CONEJO EN SALSA DE ALMENDRAS


INGREDIENTES:

1 conejo troceado
1 cebolla
3 dientes de ajo
12 0 14 almendras crudas, peladas
2 rebanadas de pan
1 copita de coñac
Caldo de carne
Sal y pimienta molida
Una ramita de romero
Aceite de oliva, virgen extra

PREPARACIÓN:

  • Salpimentamos el conejo y lo freímos con un poco de aceite de oliva. Cuando lo tengamos frito lo apartamos y lo reservamos en una cazuela baja. 
  • En el aceite que ha quedado en la sarten freímos  las dos rebanadas de pan, las sacamos y ponemos en el baso de la batidora. 


  • Picamos la cebolla y los ajos en cuadritos y los ponemos a freír en la misma sarten , cuando cojan un poquito de color añadimos las almedras y lo freímos todo. 


  • Echamos el sofrito en el vaso de la batidora, junto con el pan, la copa de coñac y un poco de caldo de carne y lo trituramos todo muy bien. 
  • Vertemos ésta picada al conejo que habíamos reservado en la cazuela. Cubrimos el conejo por completo, con el resto del caldo, añadimos la ramita de romero y lo ponemos a hervir a fuego medio hasta que la carne esté tierna y la salsa haya reducido y esté a nuestro gusto. 



  • Probamos por si hay que rectificar de sal, y listo para servir. Eso si, hay que preparar una buena barra de pan, porque la salsita está de vicio.