lunes, 26 de octubre de 2020

TARTA HALLOWEEN

 


Ya tenemos aquí la última semana de octubre y con ella la llegada de Hallowen, fiesta tradicional americana por excelencia, pero que año tras año ha ido ganando adeptos en nuestro país. Yo particularmente  prefiero los dulces típicos de nuestra tierra, gachas dulces, pero si en casa hay niños o jóvenes, éste tipo de tartas son muy divertidas, les gustan mucho, tarta de galletas halloween. La tarta de hoy es un bizcocho de chocolate de galletas rellenas, con una cobertura de chocolate blanco.  Ésta tarta la hice el año pasado, para una fiesta con familiares y amigos, éste año las circunstancias son otras, pero seguro que en casa también podemos disfrutar de un dulce, ya sea  de los tradicionales como divertido. 





TARTA HALLOWEEN

INGREDIENTES:
Para el bizcocho:

300 gr. de galletas rellenas de chocolate
3 huevos
120 gr. de azúcar
200 gr. de leche
100 gr. de aceite de girasol
1 sobre de levadura

Para la cobertura:

200 gr. de nata para montar
600 gr. de chocolate blanco para cobertura

Para la trufa rápida:

300 gr. de nata para montar, muy fría
150 gr. de chocolate fondant
30 gr. de azúcar glass

Para decorar:

Colorante rojo en gel 
Moras de gominola, rojas y negras
Piruleta de chocolate
Todo es opcional, podéis poner lo que más os guste. 


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será preparar el bizcocho. Precalentamos el horno a 180º. 
  • Con un robot de cocina, trituramos las galletas, hasta que queden bien molidas. Reservamos. 
  • Ponemos los huevos y el azúcar y con las varillas eléctricas batimos hasta que la mezcla haya doblado su volumen y esté blanquecina, como una crema. 
  • Si lo hacemos con thermomix, u otro robot similar, colocamos la paleta mezcladora, los huevos y el azúcar y programamos 4 minutos, 37º, velocidad 4. Pasado el tiempo volvemos a programar misma velocidad y mismo tiempo pero sin temperatura. 


  • Añadimos la leche, el aceite y la levadura  y mezclamos 10 segundos velocidad 3. 



  • Quitamos la paleta mezcladora, añadimos las galletas molidas y mezclamos en velocidad 3. 
  • Volcamos la mezcla en un molde, previamente engrasado y enharinado, damos unos golpes contra la encimera para que quede igualado y quitar posibles burbujas de aire; y horneamos durante 40 minutos, comprobamos que está hecho, si al pinchar con un palillo o brocheta, ésta sale seca, si no es así lo dejamos unos minutos más.
  • Dejamos enfriar y desmoldamos sobre una rejilla. 
  • Ésta preparación podemos hacerla el día de antes, si es así cuando el bizcocho esté frío lo envolvemos en varias capas de film transparente y reservamos hasta el día siguiente. 


  • Ahora vamos a preparar la trufa, para ello montamos la nata, que tendremos fría de la nevera. 
  • Fundimos el chocolate, al baño maría o en el microondas, si es así tiene que ser a intervalos cortos de tiempo, durante 20 segundos, y no a máxima potencia. 
  • Dejamos templar el chocolate y lo unimos a la nata con una espátula con movimientos suaves y envolventes. 
  • Ponemos la mezcla en una manga pastelera y llevamos a la nevera unas horas, para que tome cuerpo. 



  • Ahora preparamos la cobertura, para ello en un bol ponemos el chocolate partido en pequeñas porciones, así se fundirá mucho mejor. 
  • Ponemos la nata en un cazo y la llevamos al fuego hasta que hierva, apartamos y la vertemos en el bol donde tenemos el chocolate troceado. Dejamos reposar un par de minutos sin remover, y después vamos removiendo suavemente con las varillas manuales, poco a poco hasta que el chocolate esté totalmente fundido. 
  • Tapamos la crema con film transparente y la dejamos reposar en la nevera, hasta que coja cuerpo. 



  • Ahora vamos con el montaje de la tarta. Cortamos el bizcocho en tres discos, nos ayudamos con una lira o un cuchillo muy bien afilado. 
  • Colocamos papel de aluminio en todos los bordes de la bandeja de presentación de la tarta. Ponemos la primera capa de bizcocho y almibaramos con un almibar clarito, preparado con agua y azúcar y un chorreoncito del licor que más nos guste, llevamos al fuego dejamos que hierva unos minutos y cuando esté frío ya podemos utilizarlo. 
  • Rellenamos con una buena capa de trufra y repetimos la operación con las otras dos capas. La última la almibaramos, pero la dejamos sin trufa. 



  • Sacamos la cobertura de chocolate de la nevera, mezclamos con unas varillas eléctricas y apartamos un poco de la mezcla, para luego tintarla con el colorante. 
  • Vamos extendiendo la cobertura por los laterales y la parte superior de la tarta, procuramos dejarla lo más alisada posible, pero como luego va a ir adornada con el goteo, tampoco tiene que quedarnos totalmente perfecta. Llevamos a la nevera para que endurezca y luego podamos hacer la decoración. 
  • Calentamos el poco de cobertura que habíamos reservado, añadimos el colorante poco a poco y vamos removiendo con las varillas, hasta obtener el color deseado. 
  • Cuando la cobertura blanca haya endurecido, echamos la cobertura coloreada por los bordes de la tarta dejando que caiga y escurra por los laterales. 
  • Y ya solo nos queda colocar los elementos que hayamos elegido para la decoración, en mi caso, moras de gominola en rojo y negro. 






miércoles, 21 de octubre de 2020

TORTAS DE MANTECA

 




Hoy un dulce típico de mi tierra, como son las tortas de manteca. Un dulce de los de toda la vida, de esos que nos recuerdan nuestros pueblos, a nuestras madres y abuelas. Además éstas están hechas en el pueblo, en mi horno de leña, de los de toda la vida, un lujo, la verdad. No son difíciles de hacer, eso si la masa hay que dejarla bastante pegajosa al principio y trabajarla bastante,para que luego nos queden bien, no vale añadir harina, porque si no saldrán duras y apelmazadas. 






INGREDIENTES:

500 gr. de harina de fuerza

250 ml. de agua

200 gr. de manteca de cerdo

25 gr. de levadura fresca de panadero

Ralladura de un limón

Una cucharada sopera de licor de anís (opcional)

Una pizca de sal

Azúcar para espolvorear


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será sacar la manteca de la nevera para que cuando vayamos a añadirla a la masa tenga una textura blandita, como en pomada, y así se integre mejor y con más facilidad. 
  • En un bol ponemos el agua templada y disolvemos en ella la levadura. Añadimos la ralladura de limón, la sal, el anís y la harina. Y comenzamos a amasar. Yo he utilizado un robot, para ello, facilita mucho el trabajo. 


  • Cuando tengamos todo integrado vamos añadiendo la manteca, poco a poco, mientras seguimos amasando. 



  • Cuando todos los ingredientes esten perfectamente integrados sacamos la masa del bol a la encimera, estará pegajosa, pero no añadimos más harina, seguimos amasando hasta que la encontremos elástica y blanda. 
  • Cuando tengamos la masa la volvemos a colocar en el bol, la tapamos y dejamos reposar hasta que doble su volumen. Mínimo una hora, en éste tipo de masas no hay que escatimar los tiempos de levado.



  • Cuando haya pasado el tiempo de levado y la masa haya doblado su volumen, vamos cogiendo porciones más o menos del mismo tamaño, para eso podemos pesar la masa. 
  • Boleamos las porciones, colocamos cada bola en un trozo de papel vegetal y las dejamos levar de nuevo, tapadas con un paño de cocina. Hasta que aumenten de volumen de nuevo, una media hora, más o menos.



  • Precalentamos el horno a 200º.
  • Cuando hayan levado, las vamos estirando con las manos y les marcamos los dedos repetidamente. 


  • Espolvoreamos con abundante azúcar y las metemos al horno hasta que estén doraditas. Aquí va al gusto de cada uno, hay quien, como yo, las prefieren doraditas y quien las prefieren más tiernas y blancas. Igualmente están deliciosas de un modo u otro. 


  • Se pueden degustar frías o templadas. 

martes, 22 de septiembre de 2020

HAMBURGUESAS DE POLLO Y CURRY

 


Si hay un alimento que gusta a todos indudablemente son las hamburguesas. Y en la actualidad aunque tenemos en el mercado multitud de variedad donde poder elegir, podemos hacerlas en casa a nuestro gusto, ya que se hacen en un pis pas, y el resultado es fantástico. Si te gusta el curry, éstas hamburguesas no te las puedes perder, están de muerte. y son muy sanas. Ya el acompañamiento es al gusto yo en éste caso las acompañé de queso, baco y tomate. 


HAMBURGUESAS DE POLLO Y CURRY


INGREDIENTES:

1 rebanada de pan de molde sin corteza

Un chorreón de leche

380 gr. de pechuga de pollo

100 gr. de jamón serrano en lonchas o taquitos mini

1 cucharadita de curry

Un pelín de comino molido (opcional)

2 cucharadas colmadas de pan rallado

1 cucharadita de perejil picado

Sal y pimienta recién molida


PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será poner a remojar la rebanada de pan de molde en la leche. 
  • Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la mambo (o cualquier otro robot o picadora), es decir: el pollo cortado en trozos, el jamón, la rebanada de pan escurrida, el curry, el comino, el pan rallado, el perejil picado, sal y pimienta. Trituramos en velocidad 4, 30 segundos. Abrimos la tapa, bajamos los restos hacía las cuchillas y comprobamos el punto de la masa, nos tiene que quedar jugosa, pero que se puedan formar las hamburguesas. 



  • Si vemos que nos cuesta trabajo, añadimos un poco más de pan rallado; pero cuidado, poco a poco, para no pasarnos y que queden secas, solo que podamos formarlas bien. 
  • Cogemos porciones del mismo tamaño, yo las peso para que salgan todas igual, hacemos una bola y la aplanamos hasta formar la hamburguesa. 




  • Las pasamos por la plancha, y las montamos al gusto del consumidor, con lechuga, bacon, queso, etc... en fin un verdadero manjar, con el que seguro te van a hacer la ola. 






jueves, 23 de julio de 2020

FAJITAS DE POLLO VERANIEGAS


En ésta época del año apetecen recetas así, rápidas, socorridas y fresquitas; de ésas que no te hacen pasar mucho rato en la cocina y quedan super bien. La receta de hoy es estupenda para una cena, con ingredientes sanos, ya que la salsa con la que hemos acompañado las fajitas está hecha con yogurt para quitarle calorías. Podemos variar los ingredientes a nuestro gusto, y utilizar o bien pollo a la plancha, como yo lo he hecho, o bien aprovechar restos de pollo asado, en éste caso lo desmenuzaríamos. 



FAJITAS DE POLLO VERANIEGAS

INGREDIENTES:

Tortitas de maiz
Pechuga de pollo
Lechuga
Tomate
Aceitunas rellenas
Pepino
Sal
Aceite de oliva, virgen extra

Para la salsa de yogurt:
1 yogurt griego natural sin azúcar(si quereis restar calorías utilizar uno normal)
Media cucharadita de mostaza de Dijón
Unas gotas de zumo de limón
Una cucharadita de aceite de oliva, virgen extra
Sal y pimienta. 

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será preparar la salsa de yogurt y reservarla en la nevera, para que tome cuerpo, mientras seguimos con el resto de la preparación. 
  • Para ello en un bol ponemos el yogurt, la mostaza, unas gotas de zumo de limón, la cucharadita de aceite de oliva, sal y pimienta. Batimos con unas varillas hasta que nos quede una mezcla homogénea; probamos y rectificamos de sal, pimienta o mostaza, si es necesario. Cuando la tengamos a nuestro gusto, reservamos en la nevera. 



  • Ahora  ponemos unas gotas de aceite en una plancha y marcamos la pechuga de pollo, previamente salpimentada, apartamos a un plato y cuando no queme la cortamos en tiras. 
  • Preparamos el resto de los ingredientes, lavamos y cortamos el tomate y el pepino en rodajas finas. Las aceitunas las ponemos a escurrir en un colador. 
  • Lavamos las hojas de lechuga y las secamos con papel de cocina para quitarles bien todo el agua y las cortamos en juliana fina. 


  • Cuando tengamos todos los ingredientes del relleno listos vamos a preparar las tortitas, siguiendo las instrucciones del fabricante. En la mayoría de los casos con unos segundos en el  microondas es suficiente. 
  • Vamos sacando las tortitas y las vamos montando. En la mitad de la tortita ponemos lechuga, encima colocamos las rodajas de tomate y pepino, el pollo y las aceitunas. 



  • Cubrimos con una cucharada de la salsa de yogurt, cerramos la fajita, como si fuese una empanadilla, pinchamos con una brocheta y listas para disfrutarlas. Podemos servirlas con un poco de salsa de yogurt aparte, por si alguien quiere ponerles más. 





miércoles, 8 de julio de 2020

COOKIES DE AVENA Y CHOCOLATE


Cuando hacen días más fresquitos como hoy, es cuando hay que aprovechar para hacer éste tipo de recetas, unas galletas que se hornean rapidísimo y están buenísimas. Crujientes y con las perlitas de chocolate, una merienda perfecta o un capricho a cualquier hora del día. 




COOKIES DE AVENA Y CHOCOLATE


INGREDIENTES:

100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr. de azúcar moreno o panela
100 gr. de copos de avena
1 huevo
90 gr. de harina
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de levadura química
1 pizca de sal
perlitas de chocolate

PREPARACIÓN:

  • En un plato mezclamos los copos de avena, la sal, la harina y la levadura. Reservamos. 
  • Con la batidora de varillas batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien integrada. 
  • Añadimos el huevo y la esencia de vainilla y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.



  • Precalentamos el horno a 170º. 
  • Añadimos los ingredientes secos a la mezcla anterior. Nos debe quedar una mezcla compacta y manejable. 
  • Colocamos papel de hornear sobre la bandeja del horno y con la ayuda de una cuchara vamos formando las galletas, no muy gruesas, para que nos queden bien crujientes. 



  • Decoramos con las perlitas de chocolate y horneamos durante 10 o 14 minutos. Cuando empiecen a dorarse por los bordes las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla. 




viernes, 19 de junio de 2020

CARRILLADAS AL VINO TINTO


La receta de hoy es de ésas que siempre te hacen quedar bien; en ésta ocasión he utilizado carrilladas de cerdo, una carne que en casa nos encanta, muy tierna y melosa. Y con una salsita estupenda, de ésas de no parar de mojar pan, jajaja... por eso es imprescindible un buen pan, para acompañar la receta. Como siempre digo, en platos tan humildes, y con tan pocos ingredientes, es fundamental que éstos sean de calidad, por lo cual es preferible utilizar un buen vino tinto, a uno de los corrientes; de hecho yo en casa utilizo siempre  buen vino en la cocina, tanto blanco como tinto, en todas las recetas. Y eso aquí en España no entraña ninguna dificultad, ya que por toda la geografía española, tenemos vinos de excelente calidad y al alcance de todos los bolsillos. 
En ésta ocasión las he acompañado de unas patatas fritas cuadraditas, pero puedes acompañarlas con lo más te guste, unas verduritas a la plancha, una ensalada, en fin lo que se te ocurra. 


CARRILLADAS AL VINO TINTO


INGREDIENTES:

1 kg. de carrilladas de cerdo, sin hueso
750 ml. de caldo de carne
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
2 zanahorias
200 ml. de vino tinto, de buena calidad
Harina
Tomillo y romero
Aceite de oliva, virgen extra
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

  • Si no tenemos caldo de carne podemos utilizar agua y una pastilla, como he hecho yo; ponemos 750 ml. de agua en un cazo, añadimos la pastilla de caldo de carne y tenemos cociendo 5 minutos. Apagamos el fuego y reservamos. 
  • Limpiamos las carrilladas de grasa y telillas, que pudieran tener, salpimentamos y pasamos ligeramente por harina. 
  • Ponemos 100 ml. de aceite de oliva en la cubeta de la fussioncook, calentamos en menú freír y cuando el aceite esté caliente vamos sellando las carrilladas por los dos lados, solamente que cojan color. Sacamos y reservamos. 


  • Cortamos la cebolla y el ajo en cuadraditos y sofreímos en el mismo aceite donde hemos sellado las carrilladas. Cuando la cebolla esté blandita añadimos las zanahorias tambiñen cortadas en trocitos, rehogamos hasta que las verduras estén bien pochaditas. 
  • Incorporamos el vino y dejamos que evapore el alcohol un par de minutos. 


  • Agregamos las carrilladas, que habíamos reservado, removemos y añadimos el caldo, un poco de tomillo y romero, si tenemos fresco mejor, sino también podemos utilizar seco. Tapamos la olla, cancelamos menú freír y programamos menú carne 17 minutos, válvula cerrada. 



  • Pasado el tiempo dejamos que la olla pierda presión, o si tenemos prisa despresurizamos manualmente. Sacamos los trozos de carne a un plato y la salsa la ponemos en un cazo y trituramos, la pasamos por el chino y la volvemos a poner en la cubeta. 
  • Introducimos la carrilladas, seleccionamos menú freír y sin tapa dejamos cocer unos 5 minutos para reducir la salsa. 


  • Podemos hacerlo igualmente en cualquier olla expres que tengamos o en una cacerola. 





sábado, 16 de mayo de 2020

TARTA DE QUESO "LA VIÑA"



Debía de ser de las pocas personas que todavía no había hecho esta famosa tarta. Y  mira que es raro, porque a mi las tartas de queso me encantan, pero siempre por una cosa u otra lo iba posponiendo. Antes de ayer fue el cumpleaños de mi hijo, y claro pues como este año , estamos como estamos y no podemos celebrar, pues me dijo que no le hiciese tarta, que cuando todo ésto pase entonces ya le haría la tarta que el me pidiese. Pero claro, un cumple aunque sea sin celebración, sin tarta, pues como que no. Miré por la nevera y vi que tenía los ingredientes para hacerla, y como la tenía en pendientes desde hace ya bastante tiempo, pues me vino de maravilla. Y la verdad es que los amantes de las tartas de queso, no se la pueden perder, esta de muerte. 



TARTA DE QUESO "LA VIÑA"


INGREDIENTES:

250 gr. de queso de untar
250 gr. de queso mascarpone
500 gr. de nata de montar
20 gr. de maizena (también puede ser harina normal)
180 gramos de azúcar (la receta lleva 200)
4 huevos L
1 cucharadita de vainilla

PREPARACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 220º. 
  • En un bol ponemos todos los ingredientes: los dos tipos de queso, la nata, la maizena, el azúcar, los huevos y la vainilla; trituramos con la batidora hasta que nos quede una mezcla fina. 
  • Engrasamos un molde de 20 0 23 cm y vertemos la mezcla en el. 



  • Bajamos la temperatura del horno a 200º y horneamos entre 50 o 60 minutos, dependiendo del horno. Pinchamos con una aguja y si sale limpia ya está. Si vemos que los últimos minutos la tarta se dora mucho la podemos tapar con papel de aluminio; aunque ésta tarta debe quedar bien doradita. 
  • Cuando la tarta esté, apagamos el horno, entreabrimos la puerta y dejamos dentro 15 minutos. 
  • Pasados esos minutos la sacamos del horno, veremos que ha bajado mucho, pero es normal.


  •  Dejamos que temple y entonces llevamos a la nevera, aunque parezca que la tarta tiembla, al enfriar queda perfecta. Dejamos en la nevera mínimo 4 o 5 horas, o mejor de un día para otro.