martes, 23 de agosto de 2016

TARTA DE TURRÓN Y CHOCOLATE BLANCO


Con la llegada del verano, proliferan las reuniones, cenas, barbacoas y demás eventos al aire libre, con amigos y familiares. Y claro toda celebración que se precie hay que terminarla con un dulce, y en ésta época ¿quien es el guapo que se atreve a encender el horno?, jajaja... por eso éste tipo de tartas que no necesitan horno, van de lujo. Éstas navidades pasadas compré un par de tabletas de turrón blando que guardé en el congelador, para poderlas utilizar en verano en algún helado o tarta; la ocasión se me presentó cuando mi amiga M. Rosa nos invitó al estreno de su barbacoa para inaugurar el verano; como estábamos en el pueblo tuve que arreglarme con los utensilios e ingredientes que tenía a mano y el resultado fue esta tarta, que a pesar de que por el nombre pueda parecer muy pesada, no lo es en absoluto. Es suave y delicada, y como lleva turrón seguro que nadie se lo espera en éstos días, vamos que la sorpresa está asegurada. 



TARTA DE TURRÓN Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES:

Para la base:

325 gr. de galletas rellenas de chocolate
100 gr. de mantequilla

Para la capa de turrón:

300 gr. de turrón de Jijona (del blando)
300 gr. de natillas de vainilla (pueden ser caseras o de preparado de sobre, que es como yo las hice)
400 ml. de nata para montar 
6 hojas de gelatina
6 cucharadas de agua fría

Para la capa de chocolate blanco:

1 tableta de chocolate postres Nestle
2 huevos
30 gr. de azúcar
200 ml. de nata para montar 
4 hojas de gelatina
4 cucharadas de agua fría

Para decorar:

Fideos de chocolate, almendra crocanti...

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será preparar las natillas, tanto si son caseras como de sobre, pero poniendo menos azúcar; yo he utilizado sobres de la marca Potax y he puesto sólo 3 cucharadas de azúcar, para prepararlas. 
  • Una vez tengamos las natillas hechas, separamos los 300 gr. que necesitamos y el resto lo podemos poner en cuencos para tomarlos tal cual. 



  • Forramos un molde desmontable con papel film, que sobresalga bien por todos lados, para que luego podamos desmoldar la tarta con facilidad. Yo pongo dos trozos grandes en forma de cruz. 
  • Fundimos la mantequilla en el microondas. 
  • Trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo. 



  • Mezclamos la galleta molida con la mantequilla fundida hasta que nos quede todo bien integrado. 
  • Colocamos ésta mezcla en el fondo del molde, y apretamos bien para que nos quede una base compacta. Reservamos en la nevera. 
  • Ahora vamos a preparar la capa de turrón. 
  • Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. 


  • Cuando las hojas de gelatina estén hidratadas las escurrimos y las dejamos secar sobre un papel de cocina. 
  • Ponemos a calentar las 6 cucharadas de agua en el microondas y disolvemos en ella las hojas de gelatina escurridas. 


  • Trituramos el turrón junto con las natillas y la gelatina. 
  • Montamos la nata y la agregamos con movimientos suaves y envolventes para evitar que nos baje la mezcla. 

  • Una vez tengamos todo bien integrado, vertemos la mezcla en el molde y llevamos a la nevera hasta que cuaje un poco para que podamos ponerle la capa de chocolate. 


  • Mientras vamos a preparar la capa de chocolate blanco. 
  • Fundimos el chocolate en el microondas a baja potencia y a intervalos cortos de tiempo, para evitar que se nos queme, hay que tener cuidado, que éste chocolate funde enseguida. Reservamos. 


  • Separamos las yemas de las claras. 
  • Ponemos una cacerola con agua al fuego, donde después vamos a hacer el baño María. 
  • Ponemos las claras junto con el azúcar en un cazo o una cacerola más pequeña y cuando el agua esté caliente la introducimos en la cacerola grande y vamos removiendo enérgicamente con unas varillas hasta que el azúcar se disuelva completamente y aumente de volumen.


  • Apartamos del fuego y mezclamos con el chocolate fundido. 
  • Mientras ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. 
  • Calentamos 4 cucharadas de agua en el microondas y disolvemos en ella las hojas de gelatina, previamente escurridas y secas, como hemos hecho anteriormente. 


  • Añadimos a la mezcla de chocolate. 
  • Semimontamos la nata, que no nos quede muy dura para que sea más fácil integrarla con el chocolate. La vamos añadiendo poco a poco, con movimientos suaves y envolventes. 
  • Montamos las claras a punto de nieve, y las vamos incorporando a la mezcla anterior, igualmente con movimientos suaves y envolventes, para evitar que la mezcla nos baje. 
  • Sacamos la tarta de la nevera, le hacemos unas marcas con un tenedor por toda la superficie, para que luego la capa de chocolate nos agarre bien y no se separe. 

  • Vertemos la mezcla de chocolate, sobre el reverso de una cuchara, con cuidado para que las capas no se mezclen. 
  • Damos unos golpecitos contra la encimera y llevamos a la nevera, mínimo 5 o 6 horas, o mejor de un día para otro. 
  • A la hora de servir, decoramos con fideos de chocolate o almendra crocanti. 



Nota: No es que me precie yo de hacer fotos espectaculares, pero en éste caso fue todavía peor, las tuve que hacer con el móvil y por la tarde-noche; de ahí la calidad de las fotos.  

jueves, 21 de julio de 2016

FLAMENQUINES


Hoy una receta tradicional andaluza, como son los flamenquines de la zona de Córdoba y Jaen. Aunque son conocidos en toda España, son éstas dos provincias las que se disputan su origen, y en toda la provincia de Córdoba, es donde los podemos encontrar por todas partes, restaurantes, bares, carnicerias, etc... Yo en casa hago mi propia versión, los dejo unas horas macerando en leche y la verdad es que quedan riquísimos, muy tiernos y jugosos. Los de mis hijos los suelo acompañar de patatas fritas, pero los míos, con eso de aligerar un "poco" el plato, los he acompañado con un  tomate con aceite y sal. 



FLAMENQUINES


INGREDIENTES:

6 filetes de jamón de cerdo fresco. 
Jamón serrano
Queso en lonchas (al gusto, yo suelo poner havarti o tierno)
2 dientes de ajo
Perejil
1 vaso de leche
Sal
Harina
2 huevos
Pan rallado
Aceite de oliva virgen extra.


PREPARACIÓN:

  • Cuando compremos los filetes pediremos al carnicero que nos los haga lo más finos posible. 
  • Pelamos los dientes de ajo, los lavamos, partimos en trozos y ponemos en el mortero con un poco de sal. Machacamos bien, que no quede ningún trocito. 
  • Añadimos dos o tres cucharadas de perejil picado. (Yo he utilizado seco)



  • Incorporamos un vaso de leche, una cucharada de sal y removemos para que se mezclen bien todos los ingredientes.
  • Colocamos los filetes en un taper y cubrimos con la mezcla. (Tienen que quedar cubiertos del todo, si nos falta podemos añadir un poco más de leche).


  • Ponemos el taper en la nevera y dejamos mínimo un par de horas, para que los filetes cojan sabor. Cuanto más tiempo estén, mejor. 
  • Pasado el tiempo, retiramos la leche del taper y ponemos los filetes en un escurridor. 


  • Colocamos el filete en la tabla, aplanamos un poco con una maza, o rodillo.
  • Cubrimos el filete con jamón serrano.
  • Encima del jamón colocamos los trozos de queso.
  • Enrollamos el filete a lo largo, apretando un poquito para que luego no se nos abra.
  • Repetimos la operación hasta acabar con todos los filetes. 


  • Ahora vamos con el rebozado. Batimos los huevos, colocamos en un plato la harina y en un papel de aluminio amplio, el pan rallado. 
  • Vamos pasando en éste orden los filetes, primero harina, luego el huevo y por último el pan rallado, apretando, para que se adhiera bien el pan y quede sellado.
  • Ponemos abundante aceite, de oliva virgen extra, a calentar en una sarten, a fuego medio alto. Cuando el aceite esté caliente, vamos friendo los filetes, primero con la parte del pliegue hacía abajo, para evitar que se nos abran, luego damos la vuelta y terminamos de freír; sin pasarlos mucho, para que no se endurezcan.  Cuando estén dorados los sacamos y ponemos a escurrir sobre papel de cocina. 
  • Servimos bien calientes. 



lunes, 18 de julio de 2016

ENSALADA DE LENTEJAS CON QUESO FRESCO


Llega el verano y las ensaladas invaden nuestras mesas. Con ésta ensalada en particular me ha pasado una cosa muy curiosa. Veréis en casa a mis chicos las legumbres les gustan lo justo y solo en invierno, y cuando llega el verano me niego en rotundo a dejar de comerlas, por eso yo sigo comiéndolas en ensaladas y con todo tipo de aliños. Aunque nunca antes había hecho de lentejas, ya que es la legumbre que menos gusta a mi marido, por eso cuando la vio puso cara rara y cual fue mi sorpresa que le gustó mucho y hasta mi hijo mayor, que la probó  dio el visto bueno y un aprobado sobrado, yo ¡no lo podía creer!!! Son ingredientes sencillos, eso si el secreto, como siempre en éste tipo de ensaladas, es utilizar ingredientes de calidad y sobretodo si usamos lentejas cocidas éstas deben ser de buena marca, estar bien cocidas, pero enteras y que no se despellejen;  yo he utilizado de la marca Hacendado, y la verdad es que han salido muy buenas. 




ENSALADA DE LENTEJAS Y QUESO FRESCO


INGREDIENTES:

1 bote pequeño de lentejas pardinas cocidas (de buena marca)
100 gr. de queso fresco
1 tomate maduro
1 zanahoria
1 manzana
1 bote pequeño de aceitunas rellenas
1 bote de maíz cocido (mi preferido es Bonduelle)
Un puñado de piñones

Para el aliño:

1 cucharada de salsa de soja
6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de vinagre balsámico de Módena
Sal

PREPARACIÓN:

  • Ponemos la mitad del aceite que vayamos a usar en un bol, partimos la manzana en cuadritos y la dejamos macerar en el aceite. De ésta manera la manzana no se oxida y aguanta perfectamente todo el tiempo. Reservamos.





  • Ponemos una sartén al fuego, y tostamos los piñones, removiendo constantemente hasta que estén doraditos, pero cuidado con no quemarlos!!!. Reservamos. 
  • Echamos las lentejas en un colador, las lavamos con abundante agua, debajo del grifo y las ponemos a escurrir. 
  • Repetimos la operación con el maíz.



  • Ahora vamos a ir preparando el resto de ingredientes de la ensalada. 
  • Lavamos el tomate, lo secamos y partimos en cuadraditos. 
  • Escurrimos las aceitunas y cortamos en rodajas. 
  • Pelamos la zanahoria, la lavamos y cortamos en bastoncitos más o menos iguales. 
  • Cortamos el queso fresco en dados, procurando que sean también del mismo tamaño. 


  • Ahora vamos a montar la ensalada. Para ello vamos a ir añadiendo los ingredientes, que ya habíamos preparado. Colocamos las lentejas escurridas en una ensaladera, encima el tomate, el maíz, las aceitunas, la zanahoría y la manzana escurrida. Removemos bien, para que se mezclen los ingredientes. 


  • Preparamos la vinagreta. Para ello colocamos el aceite de macerar las manzanas junto con el que habíamos reservado, la cucharada de salsa de soja, el vinagre y un pellizco de sal, batimos con las varillas hasta obtener una salsa emulsionada en la que todos los ingredientes acaben quedando bien integrados. 
  • Colocamos los trozos de queso y los piñones encima de la ensalada y aliñamos con la vinagreta de soja. Servimos enseguida. 


Nota: Si no vamos a consumir la ensalada inmediatamente dejamos la vinagreta preparada y se la ponemos cuando la vayamos a servir. 

martes, 12 de julio de 2016

CREMA DE HORCHATA CON NUECES CARAMELIZADAS



Éstos son unos de los vasitos que preparé para la mesa dulce de Mª Rosa; están deliciosos, y con el toque crujiente que le aportan las nueces, un verdadero placer para los amantes de la horchata. Si en casa os gusta la horchata, no dudes en hacerlos, el éxito está asegurado. Están copiados del blog los inventos de carmela


























CREMA DE HORCHATA CON NUECES CARAMELIZADAS


INGREDIENTES:

Crema de horchata:

200 ml de leche entera
250 ml de nata para montar (35% materia grasa)
200 ml de horchata (cuanto más calidad tenga mejor resultado)
50 gr. de azúcar
1 cucharadita de azúcar avainillado
2 cucharadas soperas colmadas de maicena
1 cucharada sopera de miel
2 yemas de huevo
6 hebras de azafrán

Nueces caramelizadas:

150 gr. de agua
250 gr. de azúcar
200 gr. de nueces peladas
Aceite de girasol, para freir


PREPARACIÓN:
Crema de horchata:
  • En un cazo ponemos la leche, la nata, la horchata y los dos tipos de azúcar, el normal y avainillado. 


  • Ponemos a fuego medio y con unas varillas vamos removiendo la mezcla. 


  • Cuando esté caliente separamos en un recipiente un poco de cantidad y disolvemos en ella las dos cucharadas de maicena. Añadimos las yemas y removemos.


  • Incorporamos al cazo y seguimos moviendo con unas varillas para evitar que se nos agarre al fondo. 
  • Añadimos la cucharada de miel y cuando vaya a hervir y esté espesando echamos las hebras de azafrán. 


  • Removemos y dejamos un par de minutos, para que espese. Retiramos del fuego, pasamos por un chino y rellenamos los vasitos. 
  • Introducimos en la nevera para que la crema se enfríe. 
Con éstas cantidades salen 6 vasitos de cristal, u 8 tacitas. Si necesitamos más cantidad sólo hay que doblar las cantidades de los ingredientes. 
Mientras que la crema enfría, vamos a preparar las nueces caramelizadas. Salen bastantes más de las que vamos a necesitar, pero las podemos utilizar para otros postres y sobretodo para acompañar los helados, están de muerte. En un frasco de cristal, bien cerrado se conservan estupendamente. 

Nueces caramelizadas:

  • Ponemos el agua en un cazo, añadimos el azúcar y disolvemos. Llevamos al fuego y vamos removiendo hasta conseguir un almíbar ligero. 


  • Añadimos las nueces y movemos sin dejar que se peguen hasta que se liguen bien con el almíbar, unos diez minutos aproximadamente. 


  • Retiramos del fuego, escurrimos del almíbar y reservamos. 




  • Ponemos bastante aceite de girasol en un cazo. Calentamos bien y vamos añadiendo las nueces, no más de 4 o 5 cada vez, solo meter y sacar rápido para darle ese toque crujiente. 
  • Sacamos a un plato y dejamos enfriar. 
  • Cuando vayamos a servir los vasitos les colocamos un par de nueces encima. 




miércoles, 6 de julio de 2016

MESA DULCE


Después de un mes sin publicar nada, hoy os enseño lo que me ha tenido tan ocupada. La organización de mis bodas de plata y la preparación de la mesa dulce de mi amiga Mª Rosa, para la celebración de las suyas. Han sido dos meses, muy intensos, pero la verdad es que ha merecido la pena. 

Del día de mis bodas de plata, solo puedo decir que fue maravilloso, un día inolvidable para nosotros y nuestros hijos, que compartimos con familiares y amigos. Cuidé hasta el último detalle, y la verdad es que salió todo perfecto. También tengo que decir que el restaurante, me facilitó mucho las cosas, al brindarme todos los medios que tenían para que todo quedase como a mí me gustaba. 

La mesa dulce que os muestro arriba es la de la celebración de mis bodas de plata. Es una mesa en la que solo hay "chuches"  ya que el restaurante se encargó de los postres y la tarta.  Con lo cual, en mi mesa había, un árbol, una maceta de rosas, dos tipos de flores, blancas y rojas, todo ello de chuches y cuencos de gominolas, lacasitos, y bombones; todo ello acompañado de fotos de la primera boda y algún elemento decorativo. Al ser las bodas de plata, elegí los tonos  en gris plata. 


En la celebración de las bodas de plata de mi amiga Mª Rosa, yo me encargué de preparar la mesa dulce, y en éste caso tenía que ser una mesa en la que combinasen los dulces y las chuches.  Nunca antes había hecho nada similar, y la verdad es que al principio tenía un poco de "miedo", ya que no sabía qué poner ni cómo. Poco a poco fui cogiendo ideas de aquí y de allí, y al final quedó una mesa espectacular. 



Lo primero de todo, tuve que pensar en los dulces que pondría, me decanté por tartas o dulces que pudiese preparar en vasitos o porciones.  Hay un sin fin de recetas que se prestan a ello, después iremos viendo las que yo elegí. 



Una vez que tuve claro lo que iba a preparar; lo siguiente fue organizarme, hice una lista con todos los ingredientes que iba a necesitar para tenerlo todo listo, y la semana antes del evento comenzar con las elaboraciones que pudiese congelar; como fueron los vasitos de tres chocolates y la crema de horchata. 




Las chuches también las comencé a preparar la semana antes, los árboles de nubes y besitos los hice el domingo y lunes anterior, envueltos en sus respectivos papeles de celofam y atados con sus cintas, estaban perfectos el día de la boda. Igualmente fuí preparando a lo largo de ésa semana las rosas y las distintas flores, que al ir cada una de ellas dentro de sus respectivas bolsitas, quedaron igualmente perfectas. 




Ahora vamos a ir viendo las distintas preparaciones:







  • Pannacotta de café



  • Tarta de queso con arándanos


Éstas dos últimas preparaciones no las preparé yo, las hizo Mª Rosa. 
  • Mousse de limón y yogurt






  • Vasitos oreo



  • Vasitos petit-suisses


A lo largo de las siguientes entradas os iré mostrando las distintas preparaciones de los últimos vasitos.