APERITIVOS Y ENTRANTES

miércoles, 22 de febrero de 2017

MAGDALENAS CON PEPITAS DE CHOCOLATE



Para mi no hay nada tan gratificante como la repostería casera, del dulce es lo que más me gusta preparar. El fantástico olor que inunda nuestra cocina, y ver las caras de satisfacción de todo el que entra por la puerta preguntando si se puede comer ya, no tiene precio. Reflejo fiel de todo lo dicho, son éstas sencillísimas magdalenas, que combinadas con un buen vaso de cacao caliente o frío, hacen una merienda perfecta. 




MAGDALENAS CON PEPITAS DE CHOCOLATE


INGREDIENTES:

200 gr. de azúcar
100 ml. de aceite de oliva suave
280 gr. de harina
2 huevos L
1 sobre de levadura en polvo
240 gr. de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
120 gr. de pepitas de chocolate
Azúcar para espolvorear




PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será batir el aceite y el azúcar, con las varillas eléctricas,  hasta que la mezcla quede blanquecina y aumente de volumen. 
  • Agregamos los huevos y batimos hasta que nos quede una mezcla homogénea. 


  • Mezclamos la harina con la levadura, tamizamos e incorporamos la mitad a la mezcla de huevos, aceite y azúcar. Batimos hasta integarla, reservamos el resto de harina tamizada.



    • Echamos la cucharadita de extracto de vainilla en la leche, mezclamos bien e incorporamos la mitad a la mezcla anterior. Volvemos a batir.
    • Precalentamos el horno a 180º.


    • Agregamos el resto de harina que habíamos reservado, batimos de nuevo y añadimos el resto de la leche. Seguimos batiendo la mezcla hasta obtener una masa homogénea. 
    • Enharinamos ligeramente, las pepitas de chocolate para que no se vayan al fondo de la masa; reservamos algunas para ponerlas luego por encima de las magdalenas. 
    • Añadimos las pepitas de chocolate a la masa y mezclamos bien. 



    • Colocamos unas capsulas de papel, en el molde de las magdalenas, las llenamos hasta dos tercios de su capacidad. 
    • Distribuimos por encima las pepitas de chocolate reservadas y espolvoreamos generosamente con azúcar. 
    • Horneamos 15 minutos, comprobamos que están hechas pinchándolas con un palillo. 
    • Sacamos y con cuidado, para no quemarnos, las vamos dejando sobre una rejilla, para que se enfríen. 



    lunes, 13 de febrero de 2017

    TARTA DE PULPO



    Si, habéis leído bien tarta de pulpo. Cuando tenemos toda la red saturada de dulces y tartas para San Valentín, yo vengo con ésta propuesta totalmente diferente, una original tarta salada. Si os gusta el pulpo a la gallega, ésta tarta os va a encantar, y si tienes invitados, quedarán con la boca abierta. También se puede preparar en versión individual, utilizando para el montaje un aro de emplatar, seguro que sorprenderás a tu pareja. 




    TARTA DE PULPO


    INGREDIENTES:

    Un pulpo de un kilo doscientos gramos, aproximadamente
    2 hojas de laurel
    2 o 3 huevos 
    800 gr. de patatas para cocer
    400 gr. de agua de cocción del pulpo
    50 gr. de aceite de oliva
    Pimienta blanca molida
    Nuez moscada
    Aceite de oliva, virgen extra (para el aliño)
    Pimentón
    Sal gorda

    PREPARACIÓN:

    • Lo primero que haremos será cocer el pulpo con las hojas de laurel, como tengamos  por costumbre, yo lo suelo hacer en la fussioncook, como os muestro en ésta entrada Pulpo a la gallega . O en la olla superrapida poniendo el pulpo, sin nada de agua y las hojas de laurel, una vez que haya subido la válvula mantener durante 5 minutos, comprobar la cocción y si es necesario volver a poner un par de minutos más. 



    • Cuando lo tengamos cocido, sacamos a un plato. Cuando esté frío y podamos manipularlo lo cortamos en rodajas, reservamos.
    • Ponemos las patatas chascadas en una olla junto con los huevos lavados, salamos ligeramente. Cubrimos con el agua de cocción del pulpo, si nos falta podemos añadir más, y mantenemos en el fuego hasta que estén muy bien cocidas.
    • Refrescamos los huevos y pelamos. 



    • Escurrimos las patatas, pasamos por el pasapurés, o chafamos con un tenedor, añadimos el aceite, pimienta y nuez moscada. Vamos mezclando bien, y añadiendo agua de la cocción hasta que nos quede un puré suave pero espeso. 
    • En un biberón de cocina ponemos aceite de oliva y pimentón, agitamos fuertemente, que quede bien mezclado. 

    • Ahora vamos con el montaje. Colocamos el aro de un molde desmontable, en la fuente donde vayamos a servir la tarta. Forramos el exterior con papel de aluminio, para que no se nos manchen los bordes. 



    • Ponemos una capa de puré, alisamos bien. 
    • Cubrimos con  los trozos de pulpo y rodajas de huevo. 
    • Aliñamos con el aceite de pimentón y sal gorda. 


    • Otra capa de puré, volvemos a cubrir con el pulpo y las rodajas de huevo, y volvemos a aliñar con el aceite de pimentón y sal gorda. 
    • Retiramos el aro de emplatar, y el papel de aluminio. 
    • Espolvoreamos los bordes del plato con pimentón y servimos. 


    jueves, 9 de febrero de 2017

    CHIPS DE ALCACHOFA



    Hoy un aperitivo que me encanta, chips de alcachofa. Las alcachofas me gustan de todas formas, guisadas, en arroz, salteadas con jamón, etc ... y cocinadas así me parecen fantásticas, un aperitivo distinto, con un toque crujiente y con un sabor delicioso.  En ésta ocasión las he acompañado de una mahonesa al limón, pero vamos se pueden tomar solas, perfectamente. 




    CHIPS DE ALCACHOFA


    INGREDIENTES:

    Alcachofas
    Harina
    Huevo
    Limón
    Aceite de oliva, virgen extra
    Sal

    Para acompañar: (Opcional)

    Mahonesa (mejor si es casera)
    Limón
    Perejil


    PREPARACIÓN:

    • Exprimimos un limón y mezclamos el zumo obtenido con agua fría en un cuenco grande. 
    • Limpiamos las alcachofas, retiramos las puntas y las hojas exteriores más duras. Las lavamos y sumergimos en el agua con limón para que no se oscurezcan. 



    • Cuando las tengamos todas, las sacamos del agua y  secamos bien con un papel de cocina. 
    • Las cortamos en láminas lo más finas posible, procurando que todas queden del mismo grosor, utilizando un cuchillo de hoja ancha bien afilado, si tienen algo de pelusilla en el centro, se la quitamos. 
    • Las vamos pasando por harina, y las sacudimos ligeramente, con ayuda de un colador, para retirar el exceso de harina. 



    • Calentamos abundante aceite en una sartén honda, sin que llegue a humear. 
    • Cascamos el huevo en un cuenco, lo batimos con un tenedor y vamos pasando las láminas de alcachofa, de una en una y escurriéndolas bien, antes de freírlas en el aceite caliente hasta que estén doraditas. 
    • Sacamos a un plato con un papel de cocina, para que absorban el exceso de grasa. 
    • Sazonamos y servimos inmediatamente. 



    Nota: Podemos acompañarlas con una mahonesa al limón; para ello mezclaremos en un cuenco, mahonesa (mejor si es casera), zumo de limón y un poco de perejil picado muy fino. 
    No he puesto cantidades, ya que dependerá del número de comensales que sean y si va a ser un aperitivo o una guarnición, si es un aperitivo, con una alcachofa por persona, será suficiente, si es una guarnición, pondremos 2 alcachofas por persona. 

    miércoles, 1 de febrero de 2017

    ROLLITOS DE POLLO


    El pollo es una de las carnes que más gusta en casa para los platos de diario. Me da muchísimo juego, asado, empanado, en brochetas, en salsa, o como éstas riquísimas pechugas rellenas; presentadas de una forma original y con una salsita, para no parar de mojar. Vamos un acierto seguro. 






    ROLLITOS DE POLLO


    INGREDIENTES:

    8 filetes de pechuga de pollo (que no sean gruesos)
    4 lonchas de jamón de York, más bien finas
    4 lonchas de queso manchego tierno
    1 vaso de caldo de carne
    1 vasito de vino blanco
    1 vasito de agua
    1 cucharada de maicena
    Harina
    Aceite de oliva, virgen extra




    PREPARACIÓN:

    • Aplanamos un poco los filetes de pollo, sobre la tabla; y salamos muy ligeramente, ya que el jamón y el queso ya llevan sal. 
    • Ponemos sobre cada filete de pollo media loncha de jamón de York y media de queso, hasta cubrirlo.



    • Enrollamos el filete y lo sujetamos con dos palillos para que el relleno no se salga. 
    • Una vez tengamos todos los rollitos formados, los pasamos ligeramente por harina, y reservamos. 



    • Calentamos aceite de oliva en una sarten y los vamos friendo a fuego medio, de forma que se hagan sin quemarse ni tomar mucho color tostado. Vamos apartando a un plato y reservamos. 
    • Llenamos un vasito de agua fría y disolvemos en el la cucharada de maicena. Reservamos. 


    • Ponemos el vaso caldo de carne en una cacerola baja, y cuando esté caliente, añadimos el vasito de vino blanco, dejamos evaporar el alcohol un par de minutos. 


    • Incorporamos los rollitos a la cacerola, añadimos el vasito de agua con la maicena y dejamos cocer a fuego suave 10 o 12 minutos. 



    • Servimos bien calientes, regados con la salsita. Eso si, hay que preparar una buena barra de pan, la vamos a necesitar, la salsita está, para no parar de mojar....





    viernes, 27 de enero de 2017

    TARTA DE MANZANA SUECA


    Las tartas que llevan queso en su preparación son de mis favoritas y las de manzana las favoritas de mi marido; por eso cuando veo cualquiera de ellas con algún ingrediente distinto, no lo dudo y me lanzo a probarlas. En ésta ocasión lo que me atrajo de ésta tarta, fue el azúcar moreno, la canela, y el glaseado de la cobertura; un pastel entre bizcocho y tarta, con una textura húmeda y jugosa, y con un sabor extraordinario que le aporta la canela y el azúcar moreno. Ésta tarta es una versión de Rachel Allen. 



    TARTA DE MANZANA SUECA


    INGREDIENTES:

    250 gr. de harina
    3 manzanas Granny Smith
    3 huevos L
    10 gr. de levadura en polvo
    1 cucharadita de canela en polvo
    150 gr. de azúcar moreno
    150 gr. de mantequilla

    Para el glaseado:

    25 gr. de mantequilla
    3 cucharadas soperas de azúcar glass
    1/2 cucharadita de canela en polvo

    PREPARACIÓN:

    • Precalentamos el horno 180º, calor arriba y abajo.
    • Untamos un molde desmontable con mantequilla, yo utilizo el de Lekue, sabéis que me encanta. 
    • Tamizamos la harina, levadura y la canela. Reservamos. 



      • Cortamos la mantequilla en trocitos y fundimos en el microondas, a intervalos cortos de tiempo.
      • Montamos los huevos con el azúcar moreno, hasta que doblen el volumen.




      • Añadimos la mantequilla fundida, mientras seguimos mezclando con la paleta mezcladora, vamos incorporando poco a poco la harina, que habíamos reservado. 


      • Pelamos las manzanas, dos de ellas las cortamos en trocitos y la otra en láminas finas, para cubrir la tarta.
      • Incorporamos los trocitos de manzana en la mezcla y removemos hasta integrarlos bien. 


      • Colocamos la mezcla en el molde, disponemos las láminas de manzana encima y horneamos 45 o 50 minutos, hasta que veamos que la manzana está ligeramente dorada y al pincharla esté cocida por dentro. 
      • Ahora vamos a preparar el glaseado, para ello mezclamos la mantequilla fundida, con el azúcar glas y la canela; mezclamos con las varillas hasta que estén perfectamente integrados.


      • Cuando la tarta haya perdido algo de temperatura y podamos manipularla sin quemarnos, la pintamos generosamente con el glaseado; desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar completamente.


       

      sábado, 21 de enero de 2017

      CUÑAS DE PATATA AL PARMESANO


      La receta de hoy seguro que hará las delicias de todos los de casa. Unas estupendas patatas horneadas, con una piel super crujiente y acompañadas de las salsas que más te gusten. Vamos que te hacen la ola!!! El queso, también va al gusto, en este caso he utilizado parmesano, pero en otras ocasiones utilizo manchego semicurado, y quedan igual de ricas; eso si, es importante que lo ralles en el momento. Las salsas con las que yo las suelo acompañar son: kepchup, mahonesa y salsa barbacoa. Igualmente nos pueden servir como guarnición o como aperitivo, para "dipear"


      CUÑAS DE PATATA AL PARMESANO


      INGREDIENTES:

      Patatas nuevas lavadas
      Aceite de oliva, virgen extra
      Queso parmesano en un trozo (o cualquier otro queso que os guste)
      Romero fresco
      Hierbas provenzales
      Ajo en polvo
      Pimentón
      Pimienta molida
      Sal




      PREPARACIÓN:

      • Lo primero que haremos será lavar muy bien las patatas, quitándoles todo resto de tierra que puedan tener, ya que las vamos a consumir con la piel. Secamos con un papel de cocina y partimos en gajos largos. 


      • Ponemos los gajos de patata en un bol, echamos la sal y unas vueltas con el molinillo de pimientas. Removemos bien. 


      • Rociamos con aceite de oliva, removemos bien con las manos para que se impregnen por todos lados. 
      • Añadimos el queso rallado, en el momento, y mezclamos igualmente con las manos. 


      • En un bol aparte echamos  el romero, las hierbas provenzales, el ajo en polvo y el pimentón, removemos bien el conjunto y echamos encima de las patatas. Volvemos a remover con las manos para que cojan bien todas las patatas. Las dejamos marinando media hora, como mínimo. 
      • Precalentamos el horno a 200º. 


      • Colocamos los gajos de patata en una bandeja cubierta con papel de aluminio. Hay que procurar que no queden amontonadas, para que todas salgan crujientes. 
      • Horneamos unos 40 minutos, hasta que estén doraditas y crujientes. 
      • Servimos acompañadas con las salsas que más nos gusten; en mi caso, barbacoa, mahonesa y kepchup. 


      Notas: No he puesto cantidades, porque depende de las que se vayan a preparar y del gusto de cada uno, podemos poner más o menos ajo, más o menos pimentón, etc...

      martes, 17 de enero de 2017

      BIZCOCHO DE LECHE MERENGADA



      Vamos a ir retomando las buenas costumbres, como los dulces para desayunos y meriendas. No hay nada tan satisfactorio como desayunar y merendar con bollería hecha en casa, además de saber lo que comemos, es un verdadero lujo poder disfrutar del olor tan magnifico que inunda nuestra cocina. Soy una amante de los bizcochos, y cada vez que veo uno nuevo, derechito a mi carpeta de recetas pendientes que va. Cuando vi éste en el estupendo blog de Ana Sevilla, sabía que me gustaría, como así ha sido, se ha convertido en el bizcocho preferido de mi marido, ese sabor a canela y limón a él particularmente le encanta. Vamos que si te gusta la leche merengada, no te puedes perder éste bizcocho. 




      INGREDIENTES:

      4 huevos L
      330 gr. de harina
      220 gr. de azúcar
      1 sobre de levadura 
      200 gr. de leche
      2 palos de canela
      la corteza de un limón
      100 gr. de aceite de girasol
      60 gr. de mantequilla
      Una pizca de sal
      Azúcar glass y canela molida, para decorar





      PREPARACIÓN:


      • Tamizamos la harina con la levadura y la sal y reservamos. 


      • Infusionamos la leche, los palos de canela y la corteza de limón, poniéndolo en un cazo al fuego, sin que llegue a hervir, que se caliente a fuego bajo, lentamente. Cuando esté caliente, apartamos del fuego, tapamos y dejamos infusionar 15 minutos. 
      • Mientras la leche infusiona, fundimos la mantequilla en el microondas. 
      • Precalentamos el horno a 180º


      • Pasados los 15 minutos, quitamos los palos de canela y añadimos la mantequilla fundida. 
      • Montamos los huevos con el azúcar con el robot de varillas, hasta que doblen de volumen y blanqueen. 


      • Incorporamos la leche infusionada con la mantequilla y el aceite, y seguimos batiendo hasta que estén perfectamente integrados. 
      • Agregamos la harina y la levadura reservadas, removemos   unos segundos y terminamos de mezclar, con la espátula con movimientos envolventes para evitar que la mezcla nos baje. 




      • Colocamos la mezcla en un molde desmontable, previamente engrasado con mantequilla y enharinado ligeramente. 
      • Horneamos unos 45 o 50 minutos a 180º,  aquí como digo siempre, depende de cada horno y por supuesto del tamaño del molde donde horneemos el bizcocho. 
      • Comprobamos que el bizcocho está cocido, sacamos del horno y cuando podamos manipularlo sin quemarnos, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar. 
      • Mientras el bizcocho enfría, mezclamos el azúcar glas con un poco de canela y removemos hasta integrarlos bien. 


      • Cuando el bizcocho esté frío completamente, ponemos una plantilla y con ayuda de un colador espolvoreamos el azúcar por encima. Retiramos la plantilla, y colocamos en la bandeja de presentación.