miércoles, 8 de julio de 2020

COOKIES DE AVENA Y CHOCOLATE


Cuando hacen días más fresquitos como hoy, es cuando hay que aprovechar para hacer éste tipo de recetas, unas galletas que se hornean rapidísimo y están buenísimas. Crujientes y con las perlitas de chocolate, una merienda perfecta o un capricho a cualquier hora del día. 




COOKIES DE AVENA Y CHOCOLATE


INGREDIENTES:

100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr. de azúcar moreno o panela
100 gr. de copos de avena
1 huevo
90 gr. de harina
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de levadura química
1 pizca de sal
perlitas de chocolate

PREPARACIÓN:

  • En un plato mezclamos los copos de avena, la sal, la harina y la levadura. Reservamos. 
  • Con la batidora de varillas batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien integrada. 
  • Añadimos el huevo y la esencia de vainilla y seguimos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.



  • Precalentamos el horno a 170º. 
  • Añadimos los ingredientes secos a la mezcla anterior. Nos debe quedar una mezcla compacta y manejable. 
  • Colocamos papel de hornear sobre la bandeja del horno y con la ayuda de una cuchara vamos formando las galletas, no muy gruesas, para que nos queden bien crujientes. 



  • Decoramos con las perlitas de chocolate y horneamos durante 10 o 14 minutos. Cuando empiecen a dorarse por los bordes las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla. 




viernes, 19 de junio de 2020

CARRILLADAS AL VINO TINTO


La receta de hoy es de ésas que siempre te hacen quedar bien; en ésta ocasión he utilizado carrilladas de cerdo, una carne que en casa nos encanta, muy tierna y melosa. Y con una salsita estupenda, de ésas de no parar de mojar pan, jajaja... por eso es imprescindible un buen pan, para acompañar la receta. Como siempre digo, en platos tan humildes, y con tan pocos ingredientes, es fundamental que éstos sean de calidad, por lo cual es preferible utilizar un buen vino tinto, a uno de los corrientes; de hecho yo en casa utilizo siempre  buen vino en la cocina, tanto blanco como tinto, en todas las recetas. Y eso aquí en España no entraña ninguna dificultad, ya que por toda la geografía española, tenemos vinos de excelente calidad y al alcance de todos los bolsillos. 
En ésta ocasión las he acompañado de unas patatas fritas cuadraditas, pero puedes acompañarlas con lo más te guste, unas verduritas a la plancha, una ensalada, en fin lo que se te ocurra. 


CARRILLADAS AL VINO TINTO


INGREDIENTES:

1 kg. de carrilladas de cerdo, sin hueso
750 ml. de caldo de carne
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
2 zanahorias
200 ml. de vino tinto, de buena calidad
Harina
Tomillo y romero
Aceite de oliva, virgen extra
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

  • Si no tenemos caldo de carne podemos utilizar agua y una pastilla, como he hecho yo; ponemos 750 ml. de agua en un cazo, añadimos la pastilla de caldo de carne y tenemos cociendo 5 minutos. Apagamos el fuego y reservamos. 
  • Limpiamos las carrilladas de grasa y telillas, que pudieran tener, salpimentamos y pasamos ligeramente por harina. 
  • Ponemos 100 ml. de aceite de oliva en la cubeta de la fussioncook, calentamos en menú freír y cuando el aceite esté caliente vamos sellando las carrilladas por los dos lados, solamente que cojan color. Sacamos y reservamos. 


  • Cortamos la cebolla y el ajo en cuadraditos y sofreímos en el mismo aceite donde hemos sellado las carrilladas. Cuando la cebolla esté blandita añadimos las zanahorias tambiñen cortadas en trocitos, rehogamos hasta que las verduras estén bien pochaditas. 
  • Incorporamos el vino y dejamos que evapore el alcohol un par de minutos. 


  • Agregamos las carrilladas, que habíamos reservado, removemos y añadimos el caldo, un poco de tomillo y romero, si tenemos fresco mejor, sino también podemos utilizar seco. Tapamos la olla, cancelamos menú freír y programamos menú carne 17 minutos, válvula cerrada. 



  • Pasado el tiempo dejamos que la olla pierda presión, o si tenemos prisa despresurizamos manualmente. Sacamos los trozos de carne a un plato y la salsa la ponemos en un cazo y trituramos, la pasamos por el chino y la volvemos a poner en la cubeta. 
  • Introducimos la carrilladas, seleccionamos menú freír y sin tapa dejamos cocer unos 5 minutos para reducir la salsa. 


  • Podemos hacerlo igualmente en cualquier olla expres que tengamos o en una cacerola. 





sábado, 16 de mayo de 2020

TARTA DE QUESO "LA VIÑA"



Debía de ser de las pocas personas que todavía no había hecho esta famosa tarta. Y  mira que es raro, porque a mi las tartas de queso me encantan, pero siempre por una cosa u otra lo iba posponiendo. Antes de ayer fue el cumpleaños de mi hijo, y claro pues como este año , estamos como estamos y no podemos celebrar, pues me dijo que no le hiciese tarta, que cuando todo ésto pase entonces ya le haría la tarta que el me pidiese. Pero claro, un cumple aunque sea sin celebración, sin tarta, pues como que no. Miré por la nevera y vi que tenía los ingredientes para hacerla, y como la tenía en pendientes desde hace ya bastante tiempo, pues me vino de maravilla. Y la verdad es que los amantes de las tartas de queso, no se la pueden perder, esta de muerte. 



TARTA DE QUESO "LA VIÑA"


INGREDIENTES:

250 gr. de queso de untar
250 gr. de queso mascarpone
500 gr. de nata de montar
20 gr. de maizena (también puede ser harina normal)
180 gramos de azúcar (la receta lleva 200)
4 huevos L
1 cucharadita de vainilla

PREPARACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 220º. 
  • En un bol ponemos todos los ingredientes: los dos tipos de queso, la nata, la maizena, el azúcar, los huevos y la vainilla; trituramos con la batidora hasta que nos quede una mezcla fina. 
  • Engrasamos un molde de 20 0 23 cm y vertemos la mezcla en el. 



  • Bajamos la temperatura del horno a 200º y horneamos entre 50 o 60 minutos, dependiendo del horno. Pinchamos con una aguja y si sale limpia ya está. Si vemos que los últimos minutos la tarta se dora mucho la podemos tapar con papel de aluminio; aunque ésta tarta debe quedar bien doradita. 
  • Cuando la tarta esté, apagamos el horno, entreabrimos la puerta y dejamos dentro 15 minutos. 
  • Pasados esos minutos la sacamos del horno, veremos que ha bajado mucho, pero es normal.


  •  Dejamos que temple y entonces llevamos a la nevera, aunque parezca que la tarta tiembla, al enfriar queda perfecta. Dejamos en la nevera mínimo 4 o 5 horas, o mejor de un día para otro. 






martes, 12 de mayo de 2020

FOCACCIA


Que me gustan las masas, no es nada nuevo. Me encanta amasar el olor que inunda la cocina, es delicioso, y luego el resultado fantástico, no tiene precio.  En ésta ocasión ha sido una focaccia, un pan planito, enriquecido con aceite de oliva,  típico de Italia, y que a mi me encanta. Además sin muchas complicaciones, eso si, como pasa con todos los panes, para hacerlo sin prisas y respetando los tiempos de levado, el resultado es fantástico. Como veis en la foto, le he puesto aceitunas solo en una parte, ya que a mi hijo pequeño no le gustan, y así podemos comerla todos. 




FOCACCIA


INGREDIENTES:

200 ml. de agua tibia
6 cucharadas de aceite de oliva, virgen extra
Media cucharada de sal
Media cucharada de azúcar
350 gr. de harina de fuerza
20 gr. de levadura fresca, o 7 si es de la seca de panadero
Sal gruesa
Aceitunas negras
Romero fresco




PREPARACIÓN:

  • Si utilizamos levadura fresca, lo primero que haremos será disolverla en el agua templada. Si utilizamos seca de panadero, éste paso nos lo saltamos y mezclamos la levadura con la harina. 
  • Ponemos la harina y el azúcar en un bol, hacemos un hueco en el centro y echamos el agua con la levadura disuelta. Vamos mezclando con los dedos de fuera hacia dentro. Incorporamos dos cucharadas de aceite y la sal y sigues removiendo hasta que todo quede integrado. 



  • Espolvoreamos la mesa de trabajo con un poco de harina, volcamos la preparación del bol y amasamos durante doce minutos,  yo hago amasado francés y voy alternandolo con boleados. Conforme van pasando los minutos, vemos que la masa va cogiendo elasticidad, y no se pega. 
  • Hacemos una bola con la masa y la ponemos en el bol, que antes habremos espolvoreado con harina, tapamos y dejamos levar una hora mínimo en un lugar cálido, yo pongo el bol dentro del horno, apagado por supuesto. 



  • Cuando veamos que la masa haya duplicado su volumen, la sacamos y volvemos a amasar muy brevemente y la pasamos a la bandeja del horno, que previamente habremos engrasado; la vamos extendiendo con las manos hasta que nos quede de una altura de unos dos centímetros. Hacemos huecos con los dedos por toda la superficie. 


  • Pintamos suavemente con aceite, esparcimos sal gorda por encima y colocamos las hojas de romero y las rodajas de aceituna por encima. Dejamos reposar media hora.
  • Mientras precalentamos el horno a 250º calor arriba y abajo. 
  • Introducimos la bandeja y horneamos durante 15 minutos. Si vemos que se dora demasiado, la tapamos con papel de aluminio para evitar que se nos queme. 


  • Si respetamos los tiempos de levado, conseguiremos una foccacia esponjosa por dentro y crujiente por fuera. 
  • Si utilizamos un buen aceite de oliva virgen, el sabor será extraordinario. Vamos que vuela en la mesa. 
  • Si tienes invitados puedes cortar la foccacia en porciones, queda genial y es muy fácil para servirla. 





miércoles, 29 de abril de 2020

FLAN DE HUEVO



Hoy una receta de las de toda la vida, sencilla a más no poder, y que seguramente no falta en ninguna casa, por eso mirando el blog, me ha  extrañado muchísimo no verla publicada; pues hoy le ponemos remedio al asunto, además utilizando el robot mambo, y hecho al baño maría en la vaporera,  sin necesidad de encender el horno y con un resultado estupendo. En ésta receta aunamos tradición con vanguardia. 




FLAN DE HUEVO


INGREDIENTES:

450 ml. de leche, entera o semidesnatada
4 huevos
75 gr. de azúcar (si eres goloso 90)
1 sobre de azúcar avainillado o media cucharadita de extracto de vainilla
Caramelo líquido (a ser posible casero)


PREPARACIÓN: 

  • Lo primero que haremos será el caramelo, también se puede utilizar el comprado, aunque no es lo mismo. Para ello ponemos en un cazo azúcar y unas gotas de agua, llevamos al fuego y sin tocar vamos moviendo el cazo suavemente hasta que el azúcar se vaya tostando y coja un bonito color dorado. 
  • Con mucho cuidado, para no quemarnos, caramelizamos las flanera y reservamos. 



  • En el vaso de la mambo ponemos el azúcar, la leche, los huevos y la vainilla y batimos a velocidad 4 durante 40 segundos. 
  • Repartimos la mezcla en las flaneras, las tapamos con papel film y las colocamos en el interior de la vaporera.


  • Llenamos la jarra con un litro de agua y colocamos la vaporera sobre ella, ponemos encima de las flaneras un papel de cocina, para que absorba la humedad y tapamos con la tapa. 
  • Programamos 30 minutos, velocidad 0 100º potencia de calor 6. Si en vez de utilizar flaneras individuales vamos a hacer un solo flan en un recipiente grande, serían 120º potencia de calor 10. 


  • Finalizado el tiempo, comprobamos que los flanes están cuajados, dejamos templar y los guardamos en el frigorífico al menos 4 horas antes de servirlos. 




domingo, 19 de abril de 2020

PASTELITOS DE CALABACÍN, TRIGUEROS Y QUESO



Quien dijo que comer verdura era aburrido?, éstos pastelitos están de muerte, y lo mejor de todo es que puedes adaptarlos y prepararlos con la verdura que más te guste. Yo los he preparado con calabacín y espárragos trigueros, que me gustan mucho, y han quedado geniales. Los podemos servir como primer plato o bien como aperitivo. 



PASTELITOS DE CALABACÍN, TRIGUEROS Y QUESO


INGREDIENTES:

Medio calabacín grande o uno mediano
6 u 8 espárragos trigueros
1 cebolla pequeña
3 huevos
75 gr. de harina
50 ml. de leche
50 gr. de queso rallado
1 cucharadita de café de levadura en polvo
Aceite de oliva, virgen extra
Sal y pimienta


PREPARACIÓN:

  • Comenzamos pelando el calabacín, a mi me gusta dejarle algún trozo con piel, luego queda mejor. Lo cortamos en cuadraditos, no muy pequeños. 
  • Lavamos los espárragos y los cortamos en trocitos. 
  • Cortamos la cebolla en cuadritos muy pequeños y la sofreímos con un par de cucharadas de aceite a fuego medio-bajo, para evitar que se nos queme. 
  • Cuando la cebolla esté casi pochada añadimos el calabacín y los espárragos y dejamos hasta que todo esté bien pochadito. Pasamos a un colador, para retirar el exceso de aceite que puedan tener y reservamos hasta que enfríe. 



  • Mientras, en un bol batimos los huevos con la leche, una pizca de sal y pimienta molida. 
  • Añadimos la harina junto con la levadura y mezclamos bien. 


  • Incorporamos el sofrito y el queso rallado y removemos hasta que todo quede bien integrado. 


  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Pincelamos un molde de magdalenas con aceite de oliva, y espolvoreamos con un pelín de harina. Vamos repartiendo la masa en los huecos, rellenando solo las dos terceras partes. 
  • Cuando el horno esté caliente, metemos el molde y horneamos durante unos 12 o 15 minutos, hasta que estén doraditos y al pincharlos con un palillo, éste salga limpio. 



  • Cuando estén un poco templados, desmoldamos y podemos degustarlos así o también fríos. 
  • Como he dicho antes se pueden utilizar las verduras que más nos gusten, eso sí, si no tienen la misma textura, habrá que sofreírlas por separado. 







sábado, 4 de abril de 2020

MASA DE PIZZA CON CERVEZA



Hace unos meses se me rompió la Mycook, y después de comparar, mirar y ver distintos modelos de robots de éste tipo por la red, me decanté por el Mambo, de Cecotec. y  la verdad es que estoy muy ,  muy contenta con mi elección. Hasta la fecha ha cumplido totalmente mis expectativas, he hecho con el todas mis antiguas preparaciones que hacía con la mycook, y algunas nuevas que ya os iré mostrando. Como la receta de hoy, es una masa de pizza diferente; ya sabéis que en casa, como en tantas otras, a mi hijo mayor la pizza le encanta, podría comerla todos los días sin cansarse, jajaja...; por eso yo cada receta que veo nueva, la probamos en casa, y ésta nos ha gustado mucho; la receta es de Maria Esteve. Si queréis , aquí en el blog hay alguna masa más Pizza de peperoni y champiñónPizza vegetalPizza domino´s 




MASA DE PIZZA CON CERVEZA


INGREDIENTES:

225 gr. de harina de fuerza (también puede ser normal)
8 gr. de levadura fresca o 3 gr. de la seca de panadero
5 gr. de sal
Media cucharadita de azúcar
110 gr. de cerveza
12 gr. de aceite de oliva

PREPARACIÓN:

  • Colocamos la mambomix en la jarra. Ponemos la harina y la sal y mezclamos para que la sal no toque directamente la levadura. Incorporamos la levadura, si utilizamos fresca la pondremos desmenuzada, y la pizca de azúcar. 



  • Añadimos el aceite y la cerveza; cerramos y programamos velocidad 3, 1 minuto.




  • Sacamos la masa y la amasamos un poco en la mesa de trabajo, boleamos y la ponemos en  un bol; la tapamos y dejamos reposar una hora u hora y media, hasta que doble el volumen. 



  • Precalentamos el horno a 250º, calor arriba y abajo. 
  • Colocamos un papel vegetal encima de la encimera y espolvoreamos con sémola. 
  • Sacamos la masa del bol, la ponemos encima y estiramos, con las manos o con el rodillo, si vemos que la masa se encoge la dejamos reposar cinco minutos para que se relaje y podamos trabajarla bien. 
  • Si queremos podemos dividirla para hacer dos pizzas, de diferentes sabores. O bien congelar una parte de la masa bien envuelta en varias capas de film transparente. Luego solo hay que sacarla del congelador, dejar descongelar, estirar y montar la pizza. En éste caso es lo que yo he hecho, he congelado una parte. 





  • Le añadimos los ingredientes al gusto, yo en éste caso he puesto atún y jamón de york. La he cubierto con mezcla cuatro quesos y espolvoreada con un poco de orégano. 


  • Ponemos la pizza en un bandeja de horno, bajamos la temperatura a 220º y horneamos durante diez minutos. Volvemos a bajar la temperatura a 200º y dejamos hasta que se dore. 
  • Otras veces la horneo de la siguiente forma: precaliento el horno a 220º, coloco la pizza directamente sobre el suelo del horno durante 3 o 4 minutos, hasta que la base esté dorada, después la coloco sobre la rejilla del horno y la subo a la parte central y la dejo un par de minutos más, hasta que se dore; eso sí cuidando que el queso no se queme. De ésta forma la pizza queda horneada como si fuese horno de leña. Eso si, para hornearla de ésta forma, sobre todo las primeras veces, es preferible contar con ayuda para no quemarnos.