APERITIVOS Y ENTRANTES

sábado, 23 de marzo de 2013

TARTA MOUSSE DE NUTELLA Y OREO

Aunque se que estamos en época de dulces de cuaresma, hoy os traigo la tarta que le hice a mi hijo pequeño, la semana pasada, por su cumple. ¡Como pasa el tiempo!, aunque es un tópico, parece que fue ayer cuando nació, y de aquello hace ya 14 hermosos años. A mi se me han pasado volando, ni me he dado cuenta, y mi peque ya es todo un pre-adolescente ¡Dios me pille confesada!. Bueno, como sabéis, le encanta el chocolate, y ésta es la tarta que me pidió. Es una combinación, entre la tarta mousse de chocolate, del blog de menorcana, y otra del foro de mundorecetas. 





TARTA MOUSSE DE NUTELLA Y OREO


INGREDIENTES:

Para la base:

200 gr. de galletas Oreo, sin la crema blanca, sólo la parte negra.
80 gr. de mantequilla

Para la mousse:

400 ml. de nata para montar
2 claras de huevo
200 gr. de nutella
1/2 vaso de leche
3 hojas de gelatina

Para la cobertura:

100 gr. de chocolate fondant
100 ml. de nata para montar
20 gr. de mantequilla

Para adornar:

Virutas de chocolate blanco
Galletas Oreo




PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la base, para ello forramos la base de un molde desmontable con papel vegetal, colocamos el aro, ajustamos y recortamos el papel sobrante (1).

Ponemos las galletas en el vaso de la mycook y las trituramos en velocidad progresiva 5-7-9, añadimos la mantequilla en trocitos y programamos un minuto velocidad 4 (2). Este paso también podemos hacerlo de forma manual, triturando las galletas con el accesorio picador de la batidora, añadiendo la mantequilla, que previamente habremos fundido en el microondas y mezclando hasta conseguir una pasta arenosa y homogénea. 

Colocamos la mezcla de galletas en el centro del molde (3), repartimos por toda la superficie (4) y con un vasito vamos aplanando las galletas para que queden compactas (5)

Ponemos una tira de acetato alrededor del aro, por la parte interior (6) y la pegamos con un pelín de mantequilla al final de la tira, para que quede bien sujeta. 

Metemos el molde en la nevera.

Comenzamos a preparar la mousseLo primero que haremos será poner a remojar las hojas de gelatina en agua fría. Mientras fundimos, al baño María o en el microondas a media potencia en tandas de 30 segundos, la nutella. Calentamos la leche y deshacemos las hojas de gelatina, que previamente habremos escurrido muy bien (7). Añadimos a la nutella, que ya tendremos fundida (8) y mezclamos bien los ingredientes (9 y 10).





Mientras dejamos que se temple la mezcla; montamos la nata (11) y la mezclamos con movimientos envolventes de abajo a arriba, para que la mezcla no baje (12 y 13).




Ahora montamos las claras de huevo hasta obtener un merengue bien firme (14), y las incorporamos a la preparación anterior con movimientos suaves y envolventes (15 y 16).  Volcamos la mousse sobre la base de galletas, que habíamos reservado (17), y metemos al congelador hasta que cuaje. 


Cuando haya cuajado, un par de horas aproximadamente; preparamos la cobertura; para ello ponemos la nata en un cazo y calentamos hasta que empiece a hervir (1). Retiramos del fuego, y añadimos el chocolate, que previamente habremos troceado (2); vamos mezclando con una espátula hasta que esté totalmente derretido (3 y 4). Añadimos la mantequilla, cortada en trocitos (5) y volvemos a mezclar hasta que todo esté bien integrado (6)





Sacamos el molde del congelador (7) y echamos la cobertura caliente sobre la mousse, dejándola caer en el centro y moviendo el molde, para que se extienda bien por toda la superficie  (8 y 9).
Volvemos a meter la tarta en el congelador hasta que cuaje la cobertura. Mejor si la dejamos de un día para otro.   






Ahora ya sólo nos queda la decoración; sacamos la tarta del congelador, quitamos el aro del molde y la colocamos sobre la bandeja de presentación. Retiramos la tira de acetato suavemente. 
Quitamos la parte blanca de las galletas y las vamos colocando alrededor de la tarta, presionando ligeramente para que queden pegadas. Colocamos un aro de emplatar en el centro de la tarta, rellenamos con las virutas de chocolate blanco; quitamos el aro con cuidado y ya la tenemos lista para servir. 







Notas: El molde que he utilizado es de 22 cm.; si queréis que os salgan las capas más grandes utilizad uno de 18 cm. 

El acetato lo podéis comprar en tiendas de utensilios de repostería y en las papelerías. Puede venir en rollo o en hojas. Si os viene en hoja,  cortáis tiras  del ancho del aro  y las pegáis con celo, hasta obtener el tamaño del molde. La parte del celo, es la que pondríamos pegada al molde, sin tocar el alimento. 

Cuando volquemos la cobertura sobre la mousse, hay que empezar a mover el molde rapidamente para que se extienda bien la capa, ya que si no os pasará como a mí, me entretuve en hacer la foto y no me quedó lo bien que hubiera querido. Tuve que hacerle pequeño "apaño" en un lado. 



2 comentarios:

  1. Quedaría contento tu hijo!!!! Madre mía, vaya pintaza!!!

    www.cocinandoconfilus.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Quedo supercontento. Esta tarta es ideal para los amantes del chocolate. No quedaron ni las migas. Besos guapa.

    ResponderEliminar