APERITIVOS Y ENTRANTES

domingo, 10 de marzo de 2013

POTAJE DE CUARESMA O "VIGILIA"

Estamos en plena Cuaresma, y ya hay que ir pensando en  platos y dulces típicos de ésta época. Si hablamos de salado, el producto estrella es, sin duda, el bacalao; este pescado en su vertiente salada es el principal protagonista de numerosos platos y preparaciones e nuestras mesas en estos días; entre ellos el conocido "potaje de garbanzos y bacalao", un guiso muy completo y sustancioso, que a los que nos gusta la cuchara, nos encanta. Imagino que existen multitud de variedades y formas de prepararlo, según una u otra región;  Éste es el modo en que yo lo preparo,   otra de las recetas  tradicionales heredadas de mi madre. 




POTAJE DE CUARESMA


INGREDIENTES:

200 gr. de garbanzos
200 gr. de habichuelas blancas
3 ó 4 trozos de bacalao, salado, no muy gruesos
1/2 pimiento rojo
Un trozo de calabaza 
1 manojo de espinacas frescas (unos 200 gr.)
2 patatas grandes
1 cebolla mediana
1 tomate rojo maduro, o bien 3 cucharas de tomate natural triturado
1 cucharada de harina
1 cucharadita de pimentón dulce, de la Vera.
Aceite y sal.

Para los "panecetes":

2 huevos
Pan del día anterior, si es hogaza, que tiene más miga, mejor.
Un pelín de ajo molido
Un pelín de levadura en polvo
Sal.
Aceite, para freírlos.

PREPARACIÓN:

La noche anterior a la preparación del potaje, ponemos las legumbres a remojo, por separado. 

A la mañana siguiente, lavamos bajo el grifo de agua fría los trozos de bacalao y los dejamos en agua, para que pierdan un poco de sal. Reservamos. 

Colocamos agua en la olla a presión y cuando rompa a hervir echamos los garbanzos, dejamos cocer hasta que sepamos que están tiernos, no pongo tiempo, ya que cada uno conoce sus legumbres y su olla a presión. 

Mientras, lavamos las espinacas, escurrimos y troceamos. 

Cuando los garbanzos estén cocidos, apartamos de la olla, y los reservamos junto con el caldo de cocción. Ahora ponemos las habichuelas blancas con agua fría, cuando comiencen a hervir, añadimos un poco de agua fría, para cortar el hervor, y así que no se nos "despellejen"; cerramos la olla y ponemos a cocer; yo aproximadamente unos 12 minutos en mi olla rápida, pero digo igual que antes, cada uno conoce la dureza de sus legumbres. Cuando estén cocidas, y podamos abrir la olla, añadimos los garbanzos que habíamos reservado, con su caldo de cocción. 

Mientras, vamos a preparar el sofrito. En una sartén sofreímos la cebolla, cortada a cuadritos pequeños, cuando haya empezado a cambiar de color, añadimos el pimiento en trozos grandes, y seguimos sofríendo, incorporamos la calabaza, cortada en trozos y la patata, chascada; rehogamos un par de minutos, añadimos el tomate triturado, damos unas vueltas más, agregamos la cucharada de harina, sofreímos bien, para que no sepa a crudo, añadimos el pimentón removemos bien, y vertemos el sofrito en la olla, donde habíamos puesto las legumbres cocidas, con sus respectivos caldos. 




Añadimos a la olla, las espinacas y el bacalao y ponemos a cocer a fuego medio, unos 15 minutos aproximadamente; hasta que se hagan las patatas y el bacalao. 

Mientras vamos a preparar los "panecetes", para ello en un bol ponemos los 2 huevos, salamos, añadimos el ajo en polvo, la levadura y batimos bien, vamos añadiendo la miga de pan hasta que veamos una pasta consistente, no nos debe quedar muy dura, para que los panecetes nos queden esponjosos. 

Ponemos abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente, vamos añadiendo cucharadas de la masa anterior, cuando se doren por un lado, les damos la vuelta, doramos por el otro y sacamos a un plato con papel de cocina, para escurrir el exceso de aceite. 

Cuando los tengamos todos, añadimos a la olla, removemos con cuidado, y dejamos cocer en el guiso, unos cinco minutos. 



Dejamos reposar y listo para servir. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario