APERITIVOS Y ENTRANTES

lunes, 27 de abril de 2015

TARTA DE FRESAS





Con la entrada de hoy, parece que  la primavera  ha llegado al blog. Éste fin de semana hemos tenido reunión familiar, y claro el broche final de estas reuniones siempre es dulce. Para ésta ocasión he preparado una estupenda tarta de fresas, y para los "peques" y no tan peques un vistoso y colorido ramo de flores, pero eso si, unas flores muy originales, flores de "chuches". 




La tarta es una verdadera delicia, una suave mousse de fresa con una cobertura con un intenso sabor, que es espectacular. Creo que una de las mejores tartas que he hecho. 


Y las flores, qué decir de las flores,  como con  algo tan sencillo, podemos hacer tan  felices a los demás. 



TARTA DE FRESAS


INGREDIENTES:

Para la base
200 gr. de galletas María (un rulo)
120 gr. de mantequilla

Para la mousse
450 gr. de fresas
500 ml. de nata para montar (35% materia grasa)
80 gr. de azúcar
300 gr. de queso crema
12 hojas de gelatina neutra
100 gr. de azúcar

Para la cobertura
200 gr. de fresas
3 hojas de gelatina neutra
40 gr. de azúcar
3/4 vaso de agua mineral

Para decorar
350 gr. de fresas
Unas hojas de hierbabuena

PREPARACIÓN:


  • Lo primero que haremos será preparar la base de nuestra tarta. Para ello trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo y las mezclamos con la mantequilla derretida. 



  • Colocamos la mezcla en el fondo del molde, apretando bien para que nos quede lo más compacta posibe. Metemos en el frigorífico para que endurezca, mientras seguimos con la preparación . 
  • Ahora vamos a preparar la mousse. Comenzamos triturando los 80 gr. de azúcar, que luego añadiremos cuando montemos la nata. 



  • Ponemos las 12 hojas de gelatina a hidratar en agua fría 5 minutos. 


  • Mientras se va hidratando la gelatina, partimos las fresas, añadimos los 100 gr. de azúcar, mezclamos bien y dejamos macerar. 


  • Cuando hayan pasado unos cinco minutos, trituramos las fresas hasta convertirlas en puré. Apartamos cuatro o cinco cucharadas del puré, lo ponemos en un bol y lo calentamos en el microondas; cuando esté bien caliente vamos sacando las hojas de gelatina del agua, escurrimos bien y las vamos añadiendo al líquido caliente de una en una. Mezclamos bien toda la gelatina y ahora vamos añadiendo poco a poco, y sin dejar de remover cucharadas del puré frío de fresas, hasta juntar bien las dos mezclas. Reservamos. 


  • Montamos la nata, que debe estar bien fría de la nevera para que monte bien; cuando esté casi montada añadimos los 80 gr. de azúcar, que previamente habíamos molido. Cuando la nata esté bien firme, apartamos a un bol y reservamos. 



  • Colocamos el queso crema en la máquina con las varillas y a velocidad máxima lo tenemos un minuto, para aligerarlo. Bajamos un poco la velocidad y vamos añadiendo el puré que habíamos reservado, lo dejamos un par de minutos, hasta que todo esté bien mezclado. 
  • Quitamos las varillas eléctricas, y con las varillas manuales vamos añadiendo la nata montada, poco a poco con movimientos envolventes para evitar que nos baje la mousse. 


  • De las fresas de la decoración partimos dos en láminas finas y escogiendo las que tengan más o menos el mismo tamaño, las vamos colocando alrededor de las paredes del molde, la parte ancha de la fresa en contacto con la base de la galleta. 
  • Vertemos la mousse en el molde, damos unos movimientos de vaivén, suavemente, para que la mezcla se asiente bien. Metemos en la nevera, mínimo un par de horas para que cuaje. 



  • Mientras vamos a preparar la cobertura. Troceamos los 200 gr. de fresas y los ponemos en un cazo, llevamos al fuego, añadimos los 50 gr. de azúcar y 3/4 de vaso de agua mineral, y lo tenemos cocinando unos diez minutos, hasta que se haga un jarabe espesito. 
  • Mientras se cocina el jarabe ponemos las tres hojas de gelatina a hidratar en agua fría. 


  • Cuando el jarabe esté hecho lo pasamos a un recipiente con un colador y vamos apastando las fresas en el colador para sacarles todo el jugo posible. 
  • Sacamos las hojas de gelatina del agua fría, las escurrimos bien y las añadimos al jarabe caliente, y las vamos disolviendo de una en una. 
  • Una vez que la gelatina esté bien disuelta, dejamos enfriar el jarabe completamente. 


  • Mientras se enfría el jarabe, cortamos el resto de las fresas de la decoración en láminas finas y las colocamos encima de nuestra tarta, de la manera que más nos guste. 
  • Cuando el jarabe esté completamente frío lo vertemos por encima de las fresas que decoran la tarta. 
  • Volvemos a poner el molde en la nevera, hasta que la capa de gelatina solidifique. Mejor de un día para otro. 
  • Quitamos el aro y desmoldamos con mucho cuidado. Y a la hora de servir colocamos un par de hojitas de hierbabuena. 


Notas: He utilizado el molde desmontable de Lekue, de 23 cm. Éste molde es fantástico, tanto para éstas preparaciones en frío como para los bizcochos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario