miércoles, 4 de abril de 2018

BOQUERONES EN SALAZÓN


Que forma más estupenda de preparar los boquerones. Una tapa fantástica, sencilla donde las haya, únicamente utilizando un buen producto, tanto del pescado como del aceite, obtendremos un resultado espectacular. Solo hay que tener un poco de paciencia mientras se salan los boquerones, y después si en casa son amantes de las anchoas, ten por seguro que te harán la ola. 



BOQUERONES EN SALAZÓN

INGREDIENTES:

Boquerones, de tamaño grande
Sal gruesa
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será limpiar los boquerones, quitandoles la cabeza y las tripas. Aquí hay distintas versiones, hay quien los prepara enteros sin limpiar e incluso ya limpios, desespinados y en filetes, aunque en éste último caso, el tiempo de salazón es menor, y quedan más bien marinados. Yo los hago quitandoles cabeza y tripa y me quedan muy bien. En cualquier caso, después de limpiarlos hay que congelarlos mínimo 48 horas para evitar el anisakis dichoso. 
  • Una vez descongelados los boquerones, los lavamos, escurrimos y secamos con papel de cocina. 
  • Forramos un recipiente hondo con papel film, que sobresalga bien por los bordes. Ponemos una capa de sal en el fondo. 



  • Encima de la sal colocamos la primera capa de boquerones sin que  se amontonen, que estén bien colocados. 
  • Cubrimos con más sal y boquerones en capas sucesivas hasta terminar con una capa de sal más gruesa que las anteriores. 



  • Cubrimos con el film que sobresale por los lados y colocamos peso encima. 
  • Llevamos el recipiente a la nevera y mantenemos durante 7, 8  o 10 días, según nos gusten de curados y salados. 
  • Vamos mirando diariamente por si sueltan líquido ir quitándolo. 


  • Pasados los días, sacamos los boquerones de la sal, los lavamos  bajo el grifo, separamos en filetes quitandoles las espinas y los ponemos en un bol con agua fría un rato para quitarles el exceso de sal. 


  • Sacamos los boquerones del agua, y los secamos muy bien con papel de cocina. 




  • Vamos colocando los boquerones en un recipiente, a ser posible de cristal,  y los cubrimos con aceite de oliva. 


  • Los dejamos macerando en aceite unas horas y listos para servirlos. Acompañados de un buen tomate y pan, una cena de diez. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario