APERITIVOS Y ENTRANTES

sábado, 27 de diciembre de 2014

CONCHAS MARINERAS

Estas fantásticas conchas formaron parte de los entrantes en mi cena de  Nochebuena. En casa no suelen faltar y sobre todo  si le pregunto a mi hijo mayor, cuando llega alguna celebración; las conchas marineras y las espirales son un fijo, le encantan. Si además de lo buenas que están le añadimos lo fáciles que son de hacer y lo  resultonas que quedan, pues  casi que no tenemos excusa para no hacerlas. 




CONCHAS MARINERAS


INGREDIENTES:

1 lata de mejillones, al natural
1 puñado grande de gambas peladas
8 palitos de cangrejo
50 gr. de aceite de oliva, virgen extra
400-420 gr. de leche
60 gr. de harina
Queso rallado, 
Sal, pimienta blanca y nuez moscada


PREPARACIÓN:

Mycook:

  • Ponemos el aceite en el vaso, y programamos 2 minutos, 100º velocidad 1. 




  • Añadimos las gambas, los mejillones (escurridos del liquido de la lata) y los palitos cortados en trozos; y sofreímos durante 1 minuto, 100º velocidad 2. 


  • Añadimos la harina, programamos 1 minuto, 100º velocidad 2. Incorporamos la leche, la pimienta blanca, la nuez moscada, una cucharadita de sal, y programamos 7 minutos, 100º velocidad 4, durante los primeros 10 segundos, después bajamos la velocidad al 3 hasta completar los  minutos restantes.


  • Rellenamos las conchas (o recipientes pequeños que puedan ir al horno), cubrimos con queso y gratinamos, hasta que estén doraditas, a nuestro gusto. 


Tradicional:
  • Calentamos el aceite en una cacerola baja a fuego medio, cuando esté añadimos las gambas, mejillones y palitos, sofreímos durante un minuto, aproximadamente. Apartamos del fuego, pasamos la batidora, pero unos segundos y en velocidad baja, para que nos queden trocitos, que no nos quede triturado del todo. Ponemos de nuevo al fuego, añadimos la harina, sofreímos hasta que cambie de color, incorporamos la leche, la cucharadita de sal, la pimienta blanca y la nuez moscada, y vamos moviendo con unas varillas, hasta que la bechamel espese y coja cuerpo. Rellenamos las conchas y gratinamos en el horno, hasta que estén doraditas a nuestro gusto. 
Notas: Las gambas pueden ser congeladas peladas, aunque yo en ésta ocasión utilicé gamba blanca de Huelva. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario