APERITIVOS Y ENTRANTES

martes, 23 de agosto de 2016

TARTA DE TURRÓN Y CHOCOLATE BLANCO


Con la llegada del verano, proliferan las reuniones, cenas, barbacoas y demás eventos al aire libre, con amigos y familiares. Y claro toda celebración que se precie hay que terminarla con un dulce, y en ésta época ¿quien es el guapo que se atreve a encender el horno?, jajaja... por eso éste tipo de tartas que no necesitan horno, van de lujo. Éstas navidades pasadas compré un par de tabletas de turrón blando que guardé en el congelador, para poderlas utilizar en verano en algún helado o tarta; la ocasión se me presentó cuando mi amiga M. Rosa nos invitó al estreno de su barbacoa para inaugurar el verano; como estábamos en el pueblo tuve que arreglarme con los utensilios e ingredientes que tenía a mano y el resultado fue esta tarta, que a pesar de que por el nombre pueda parecer muy pesada, no lo es en absoluto. Es suave y delicada, y como lleva turrón seguro que nadie se lo espera en éstos días, vamos que la sorpresa está asegurada. 



TARTA DE TURRÓN Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES:

Para la base:

325 gr. de galletas rellenas de chocolate
100 gr. de mantequilla

Para la capa de turrón:

300 gr. de turrón de Jijona (del blando)
300 gr. de natillas de vainilla (pueden ser caseras o de preparado de sobre, que es como yo las hice)
400 ml. de nata para montar 
6 hojas de gelatina
6 cucharadas de agua fría

Para la capa de chocolate blanco:

1 tableta de chocolate postres Nestle
2 huevos
30 gr. de azúcar
200 ml. de nata para montar 
4 hojas de gelatina
4 cucharadas de agua fría

Para decorar:

Fideos de chocolate, almendra crocanti...

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será preparar las natillas, tanto si son caseras como de sobre, pero poniendo menos azúcar; yo he utilizado sobres de la marca Potax y he puesto sólo 3 cucharadas de azúcar, para prepararlas. 
  • Una vez tengamos las natillas hechas, separamos los 300 gr. que necesitamos y el resto lo podemos poner en cuencos para tomarlos tal cual. 



  • Forramos un molde desmontable con papel film, que sobresalga bien por todos lados, para que luego podamos desmoldar la tarta con facilidad. Yo pongo dos trozos grandes en forma de cruz. 
  • Fundimos la mantequilla en el microondas. 
  • Trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo. 



  • Mezclamos la galleta molida con la mantequilla fundida hasta que nos quede todo bien integrado. 
  • Colocamos ésta mezcla en el fondo del molde, y apretamos bien para que nos quede una base compacta. Reservamos en la nevera. 
  • Ahora vamos a preparar la capa de turrón. 
  • Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. 


  • Cuando las hojas de gelatina estén hidratadas las escurrimos y las dejamos secar sobre un papel de cocina. 
  • Ponemos a calentar las 6 cucharadas de agua en el microondas y disolvemos en ella las hojas de gelatina escurridas. 


  • Trituramos el turrón junto con las natillas y la gelatina. 
  • Montamos la nata y la agregamos con movimientos suaves y envolventes para evitar que nos baje la mezcla. 

  • Una vez tengamos todo bien integrado, vertemos la mezcla en el molde y llevamos a la nevera hasta que cuaje un poco para que podamos ponerle la capa de chocolate. 


  • Mientras vamos a preparar la capa de chocolate blanco. 
  • Fundimos el chocolate en el microondas a baja potencia y a intervalos cortos de tiempo, para evitar que se nos queme, hay que tener cuidado, que éste chocolate funde enseguida. Reservamos. 


  • Separamos las yemas de las claras. 
  • Ponemos una cacerola con agua al fuego, donde después vamos a hacer el baño María. 
  • Ponemos las claras junto con el azúcar en un cazo o una cacerola más pequeña y cuando el agua esté caliente la introducimos en la cacerola grande y vamos removiendo enérgicamente con unas varillas hasta que el azúcar se disuelva completamente y aumente de volumen.


  • Apartamos del fuego y mezclamos con el chocolate fundido. 
  • Mientras ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. 
  • Calentamos 4 cucharadas de agua en el microondas y disolvemos en ella las hojas de gelatina, previamente escurridas y secas, como hemos hecho anteriormente. 


  • Añadimos a la mezcla de chocolate. 
  • Semimontamos la nata, que no nos quede muy dura para que sea más fácil integrarla con el chocolate. La vamos añadiendo poco a poco, con movimientos suaves y envolventes. 
  • Montamos las claras a punto de nieve, y las vamos incorporando a la mezcla anterior, igualmente con movimientos suaves y envolventes, para evitar que la mezcla nos baje. 
  • Sacamos la tarta de la nevera, le hacemos unas marcas con un tenedor por toda la superficie, para que luego la capa de chocolate nos agarre bien y no se separe. 

  • Vertemos la mezcla de chocolate, sobre el reverso de una cuchara, con cuidado para que las capas no se mezclen. 
  • Damos unos golpecitos contra la encimera y llevamos a la nevera, mínimo 5 o 6 horas, o mejor de un día para otro. 
  • A la hora de servir, decoramos con fideos de chocolate o almendra crocanti. 



Nota: No es que me precie yo de hacer fotos espectaculares, pero en éste caso fue todavía peor, las tuve que hacer con el móvil y por la tarde-noche; de ahí la calidad de las fotos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada