APERITIVOS Y ENTRANTES

miércoles, 4 de mayo de 2016

GUISANTES CON BACON Y HUEVO POCHÉ


Cuando llega la época de los guisantes frescos, para mi es una verdadera alegría, aunque no los consumo todo lo que quisiera ya que en casa no les gustan mucho. Pero bueno, siempre los hago un par de veces, mínimo. En ésta ocasión el lujo ha sido total, ya que los he acompañado de un huevo poché. También podemos hacerlos con guisantes congelados, pero el resultado no es el mismo, indudablemente. 




GUISANTES CON BACON Y HUEVO POCHÉ


INGREDIENTES:

1/2 kg. de guisantes frescos
100 gr. de bacon
1 cebolleta
1 vaso de agua
1 pastilla de caldo de carne o verduras
Aceite de oliva, virgen extra
Sal

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será desvainar los guisantes, y cortar la cebolla en cuadritos. 
  • Si el bacon lo tenemos en lonchas, también lo cortaremos en trocitos. 
  • Ponemos tres o cuatro cucharadas de aceite a calentar, cuando esté caliente echamos la cebolla y rehogamos a fuego suave hasta que esté doradita. 



  • Incorporamos el bacon, dejamos un par de minutos que tome color, añadimos los guisantes y rehogamos.

  • Echamos el vaso de agua hasta cubrir los guisantes, incorporamos la pastilla de caldo y un pelín de sal, tapamos la cacerola y dejamos cocer a fuego suave  durante 15 o 20 minutos, hasta que los guisantes estén tiernos, pero cuidando de no pasarnos para que no se nos deshagan. 


  • Mientras vamos a preparar los huevos poché, para ello lo primero que haremos será poner un cazo con agua a calentar.
  • Cogemos una taza y cortamos un cuadrado de film transparente de un tamaño superior al de la taza, para que después podamos hacer el saquito.
  • Pincelamos el film con aceite de oliva y colocamos dentro de la taza, extendido. 



    • Cascamos el huevo y lo ponemos dentro de la taza. Salamos. 
    • Cerramos bien el plástico anudándolo fuertemente y quitándole el aire del interior, a medida que vamos formando un saquito. 


    • Metemos en el agua hirviendo y contamos cuatro minutos, aquí dependerá de como nos guste de cuajada la yema, es cuestión de ir probando hasta ajustar los minutos a nuestro gusto. 
    • Sacamos del agua, cortamos el nudo con cuidado para no quemarnos y colocamos el huevo encima de los guisantes. 



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada