APERITIVOS Y ENTRANTES

viernes, 13 de noviembre de 2015

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL

Ya tenía ganas de preparar cocochas, pero la verdad es que les tenía un poco de respeto por si la salsa no ligaba, eso unido a que el precio de las cocochas es un poco elevado y no quería estropearlas, pues me hacía dudar; al final me atreví ya que hace un par de años ví a Karlos Arguiñano preparar un bacalao al pil-pil y como truco se ayudaba de un colador, y así lo he hecho; el resultado ha sido fantástico. Tenemos el éxito asegurado si  preparamos una buena barra de pan y un buen vino blanco bien fresquito. 



COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL


INGREDIENTES:

1/2 kg. de cocochas de bacalao, frescas o en salazón
4 dientes de ajo
1 guindilla
1 vaso de aceite de oliva, virgen extra


PREPARACIÓN:

  • Si las cocochas son en salazón, lo primero que haremos será desalarlas, poniéndolas en agua fría la noche de antes y cambiándoles el agua varias veces. Después las escurrimos y secamos con papel de cocina. Las mías eran frescas y éste paso me lo he saltado. 
  •  Ponemos el aceite a calentar en una cazuela de barro. 
 

  • Cuando el aceite esté caliente añadimos los ajos cortados en láminas y la guindilla. Freímos hasta que estén dorados; cuando así sea sacamos de la cazuela y reservamos.
  • Apartamos la cazuela del fuego, para que baje la temperatura del aceite. 
  • Cuando el aceite esté templado, volvemos a poner la cazuela a fuego medio bajo. Añadimos las cocochas, ligeramente saladas, y las confitamos bien cubiertas de aceite.


  • Vemos como van soltando la gelatina. 
  • Pasados dos o tres minutos les damos la vuelta y las mantenemos otro par de minutos. 
  • Sacamos del aceite caliente y reservamos. 


  • Retiramos la cazuela del fuego y esperamos unos minutos para que se enfríe. Cogemos un colador de malla, lo introducimos en el fondo de la cazuela y empezamos a mover en círculos. Observamos como el aceite va blanqueando y espesando. 
  • Cuando el aceite esté ligado añadimos las cocochas y llevamos de nuevo al fuego, vamos removiendo la cazuela con movimientos circulares, para que sigan soltando gelatina. 
  • Cuando estén bien calientes, añadimos los ajos y la guindilla que habíamos reservamos, y servimos inmediatamente. 
  • Podemos espolvorear con perejil picado. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario