APERITIVOS Y ENTRANTES

miércoles, 17 de junio de 2015

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y AVELLANAS



Aprovechando éstos días más fresquitos para poder poner el horno sin que suba la temperatura de la cocina excesivamente, he preparado éste estupendo bizcocho. Los que pasáis por aquí a menudo, sabéis que los bizcochos me encantan, y como en casa somos todos muy "chocolateros", pues cuando veo un bizcocho nuevo que lleva chocolate en su preparación, allí que me lanzo. Y éste es una verdadera delicia, sobre todo para los chocoadictos. 



BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y AVELLANAS


INGREDIENTES:

Bizcocho:
4 huevos
100 gr. de chocolate postres
150 gr. de azúcar
125 ml. de aceite de oliva suave
200 gr. de harina
1 yogurt natural
130 gr. de avellanas tostadas
1 sobre de levadura
Una pizca de sal

Ganaché de chocolate:
200 ml. de nata
200 gr. de chocolate con leche
100 gr. de chocolate fondant
Una cucharada de mantequilla

PREPARACIÓN:

  • Trituramos las avellanas, que queden un poco gorditas.
  • Troceamos el chocolate y fundimos en el microondas a baja potencia y a intervalos cortos de tiempo, para evitar que se nos queme; cuando esté casi deshecho, removemos bien con una espátula hasta que el chocolate esté completamente fundido. Reservamos. 



  • Separamos las yemas de las claras, y montamos éstas últimas, a punto de nieve fuerte, con una pizca de sal. Cuando estén casi montadas añadimos un poco de azúcar, así evitaremos que se nos bajen mientras seguimos con la preparación. Reservamos. 
  • Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin aire. 


  • Con las varillas eléctricas batimos las yemas y el azúcar hasta que la mezcla esté blanquecina y aumente de volumen. 
  • Agregamos el yogurt, ponemos la máquina en velocidad 2 y vamos añadiendo el aceite en hilo fino. 




  • Incorporamos la harina tamizada, junto con la levadura. Cuando la harina esté integrada, añadimos el chocolate fundido, que habíamos reservado, y mezclamos con las varillas, hasta que la mezcla sea perfectamente homogénea. 


  • Mezclamos las claras, que habíamos reservado a punto de nieve; poco a poco, con movimientos envolventes, para evitar que nos baje la mezcla. 


  • Añadimos las avellanas trituradas, ayudándonos de una espátula, y con movimientos muy suaves. 
  • Pasamos la mezcla a un molde, entre 20-22 cm, previamente engrasado con mantequilla. Golpeamos ligeramente el molde contra la encimera, para que nos quede bien igualadito. 
  • Horneamos 35 o 40 minutos, hasta que al pinchar el centro del bizcocho con una aguja, ésta salga seca. 
  • Sacamos del horno y cuando esté templado, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • Mientras vamos a preparar la ganaché de chocolate:


  • Ponemos la nata a calentar en un cazo. 
  • Troceamos los dos tipos de chocolate y los colocamos en un bol. 
  • Cuando la nata esté bien caliente, pero sin llegar a hervir, vamos añadiéndola al chocolate, vamos mezclando con unas varillas, hasta que esté completamente fundido. 
  • Seguimos removiendo, para que pierda el calor, y entonces añadimos la mantequilla en trocitos, que previamente habremos sacado de la nevera y la tendremos a temperatura ambiente. Removemos hasta que la mantequilla se integre perfectamente. 


  • Cuando el bizcocho esté frío, colocamos un papel vegetal debajo de la rejilla. 
  • Echamos la ganaché en el centro y vamos moviendo el bizcocho, con cuidado, para que el chocolate vaya cayendo por todo el bizcocho y los laterales. 
  • Dejamos enfriar, y antes de que la ganaché enfríe completamente, decoramos con unas avellanas enteras, haciendo un poco de presión para que se adhieran bien y no se caigan. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada