APERITIVOS Y ENTRANTES

lunes, 16 de septiembre de 2013

STRUDEL DE JAMON Y QUESO

La receta de hoy me inspiraba mucha curiosidad, pero también muchas dudas, ya que creía que sería muy complicado elaborar está masa tan fina y delicada, pero bueno, hay que ser valiente y si no probaba, nunca saldría de dudas si sabría o no hacerla. Además es una receta tradicionalmente dulce, de origen alemán, cuyo relleno de manzanas es el más conocido, pero yo he optado por hacerlo con un relleno salado, en éste caso jamón de york y dos tipos de quesos, un queso tierno en lonchas y otro queso manchego semicurado, con un poquito más de sabor. El resultado ha sido extraordinario, el secreto está en saber hacer la masa y sobretodo en el estirado, hay que dejarla sumamente fina, transparente. Después admite todo tipo de rellenos, a gusto del consumidor. Vamos a ello. 





STRUDEL DE JAMON Y QUESO



INGREDIENTES:
Para la masa:

300 gr. de harina
100 ml. de agua
1 cucharada de aceite de oliva
1 huevo
1 pellizco de sal

Del relleno:

Un poco de mantequilla para fundir. Jamón cocido en lonchas, no muy gruesas.
Queso en lonchas (del tipo que más nos guste)

Para decorar:

1 huevo batido para pintar
Semillas de sésamo


PREPARACIÓN:


Lo primero que haremos será preparar la masa, para ello ponemos en un bol el agua, el huevo y el aceite (1)  y mezclamos con unas varillas hasta que la mezcla esté espumosa (2), vamos añadiendo la harina tamizada poco a poco y seguimos removiendo con  las varillas para evitar que se nos formen grumos (3 y 4); cuando  ya tengamos toda la harina incorporada, ayudándonos de una rasqueta sacamos la masa del bol (5) y la pasamos a la superficie de trabajo (6), la vamos uniendo hasta que la masa se despegue y vamos estirando y golpeando con ella la mesa, durante unos diez minutos aproximadamente (7), con ésto conseguiremos luego una masa fina y crujiente. Formamos una bola lisa y dejamos reposar tapada, en el bol, una hora. 






Pasado el tiempo de reposo procedemos a estirar la masa. Extendemos sobre la mesa un paño grande de cocina y lo enharinamos. Sacamos la masa del bol y aplanamos un poco con el rodillo muy suavemente. Entonces metemos las manos por debajo y con los puños cerrados, para evitar romperla, vamos estirando poco a poco de dentro hacia afuera, hasta conseguir un rectángulo grande lo más delgado posible, si se nos rompe por algún lado, no pasa nada unimos inmediatamente y seguimos con el proceso, hasta que nos quede transparente, a través de la masa veamos los dibujos del paño de cocina. Cuadramos el rectángulo y con la masa sobrante hacemos unas tiras de un centímetro aproximadamente, para luego decorar. Fundimos un poco de mantequilla en el microondas y pincelamos la superficie. 







Precalentamos el horno a 200º.
Ahora vamos a montar el strudel, para ello cubrimos la superficie de la masa con lonchas de jamón cocido, encima ponemos las lonchas de queso, y tapamos éstas con jamón cocido de nuevo. Enrollamos el strudel, ayudándonos del paño de cocina, cerramos los lados y los ponemos hacia abajo, para evitar que el relleno se salga. Adornamos con las tiras de masa, que habíamos reservado, formando rombos y pintamos con huevo batido. 





Espolvoreamos con las semillas de sésamo y horneamos 30 o 35 minutos, como siempre os digo depende de cada horno; hasta que lo veamos doradito, pero no excesivamente tostado. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada