APERITIVOS Y ENTRANTES

sábado, 23 de enero de 2016

GAMBONES PICANTES



Llega el fin de semana y siempre me gusta preparar algo de picoteo, unas tapitas, un aperitivo, que con una cerveza bien fresquita entra divinamente. Y éstos gambones, cocinados así son deliciosos. Si te gusta el picante, no te los puedes perder; y si no te gusta mucho, lo puedes sustituir y ponerle un poquito de pimienta. Yo utilizo gambón de la marca Pescanova, no tiene nada de arenilla, y muchísimo sabor, y encuentro mucha diferencia con otras marcas. 




GAMBONES PICANTES


INGREDIENTES:

Gambón
3 dientes de ajo
1 guindilla (cayena)
180 ml. de vino blanco
200 ml. de caldo de carne 
Romero, fresco o seco.
Una puntita de pimentón dulce
Aceite de oliva, virgen extra
Sal marina, gruesa


PREPARACIÓN:

  • Dejamos descongelar el gambón en la nevera. Lo lavamos, escurrimos y cortamos los bigotes y las patas y reservamos sobre un papel de cocina, para que queden bien secos. 
  • Pelamos y cortamos en láminas los dientes de ajo. 
  • Ponemos a calentar 200 ml. de agua y una pastilla de caldo de carne, dejamos cocer un par de minutos. Reservamos.


  • En una sartén ponemos a calentar el aceite, incorporamos los ajos y la guindilla; cuando empiecen a tomar color regamos con el vino y dejamos reducir a fuego medio. 
  • Cuando el vino haya reducido y cogido cierta textura agregamos el caldo, una rama de romero o una cucharadita del seco;  y dejamos reducir a la mitad. 


  • Espolvoreamos con el pimentón, mezclamos rápidamente e incorporamos los gambones, salamos ligeramente y dejamos no más de dos minutos por cada lado, para que no se nos pasen pero que cojan el sabor de la salsa. 
  • Servimos bien calientes con un poco de sal gruesa por encima. 



martes, 19 de enero de 2016

CREMA DE CALABACÍN CON YOGUR

Deberían designar al mes de enero, el mes de la verdura por excelencia. Después de los excesos navideños, yo creo que es el mes que más verdura consumimos de todo el año. Ésta crema de calabacín con yogur es  finísima, ligera y con un toque de frescura que le aporta la salsa de yogur, delicioso.  Si quieres que la crema te quede de un color verde más intenso, no peles del todo el calabacín, déjale tiras con la piel;  yo no lo he hecho así, ya que en casa hay un sector al que el verde en la comida, como que no les va mucho, jajaja.



CREMA DE CALABACÍN Y YOGUR


INGREDIENTES:

400 gr. de calabacín
1 cebolla
1 patata
700 ml de caldo de verduras
1 yogur natural
Albahaca
Hierbabuena
1 cucharada de zumo de limón
10 gr. de azúcar
Sal y pimienta
Aceite de oliva, virgen extra

PREPARACIÓN:

  • Pelamos la patata, la cebolla y el calabacín. Troceamos los tres ingredientes en trozos no demasiado grandes. 
  • A continuación en una olla, calentamos dos cucharadas de aceite y rehogamos la cebolla a fuego bajo hasta que esté doradita. 




  • Añadimos los calabacines y la patata, y dejamos pochar alrededor de 10 minutos, hasta que la verdura esté blandita. 


  • Agregamos el caldo de verduras, si es casero mucho mejor, si no podemos hacerlo con una pastilla de caldo de verduras; salpimentamos y cocinamos a fuego medio-alto durante unos 25 minutos aproximadamente, o hasta que veamos que las verduras están tiernas. 
  • Apartamos del fuego, quitamos un poco del caldo y trituramos hasta que nos quede una crema fina y homogénea, podemos ir añadiendo más caldo hasta dejarla a nuestro gusto; ajustamos el punto de sal.
  • Ahora vamos a preparar la salsa de yogur. 


  • Ponemos el yogur en un bol, añadimos el zumo de limón, una cucharada de albahaca y media cucharadita de hierbabuena, el azúcar, un pellizco de sal y pimienta; y batimos enérgicamente con unas varillas. 
  • Servimos la crema, con un poco de salsa de yogur por encima y el resto de  la salsa aparte, para quien quiera servirse más. 



 

jueves, 14 de enero de 2016

BIZCOCHO DE QUESO Y LIMÓN


Ya poco a poco parece que vamos volviendo a la normalidad; a la rutina diaria, el trabajo, la casa, el blog, etc...; después de tanta fiesta, la verdad es que apetece volver a la cocina con tranquilidad y sosiego, sin la presión de las grandes celebraciones y las reuniones familiares. Ésta receta la copie hace un par de meses del blog "El rincón de Bea", su nombre original es en ingles, pero  yo la he rebautizado con un nombre más de estar por casa, jajaja...Un estupendo bizcocho, denso, húmedo y muy jugoso, que aguanta perfectamente el paso de los días, eso sí, si es que llega a durar más de dos, porque en casa ha sido un visto y no visto. 



BIZCOCHO DE QUESO Y LIMÓN


INGREDIENTES:

175 gr. mantequilla
100 gr. queso blanco de untar
200 gr. azúcar
3 huevos, tamaño L
175 gr. harina trigo 
50 gr. de maizena
1/2 cucharadita de levadura en polvo
1/4 cucharadita de bicarbonato sódico
1/4 cucharadita de sal
Ralladura de un limón 
Ralladura de una lima
Ralladura de una mandarina 


PREPARACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 175º.
  • Engrasamos un molde  de plum cake con mantequilla.
  • Tamizamos la harina, la maizena, la levadura el bicarbonato sódico y la sal y reservamos.




  • Con las varillas eléctricas batimos la mantequilla junto con  el queso y el azúcar  hasta obtener una mezcla cremosa  y blanquecina. 


  • Añadimos los huevos, uno a uno ligeramente batidos, y no incorporamos el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado.
  • Incorporamos la ralladura del limón, lima y mandarina




  • Añadimos la harina, batiendo solo lo justo, hasta que esté incorporada. Terminamos de mezclar con la espátula, hasta que esté totalmente integrada. 
  • Volcamos la mezcla en el molde; alisamos la superficie y damos unos golpes contra la encimera, para quitarle el posible aire que pueda tener la masa.
  • Horneamos entre 50-55 minutos , o hasta que al pincharlo con una brocheta salga completamente limpia.
  • Sacamos del horno y dejamos reposar en el molde sobre una rejilla diez minutos. Pasado este tiempo desmoldamos y dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla.





martes, 12 de enero de 2016

EMPERADOR EN PAPILLOTE

Con la llegada del nuevo año,  y después de los excesos de las pasadas fiestas, siempre nos proponemos, por lo menos los  días de éste primer mes del año, comer más sano y equilibrado; esta es una práctica que repetimos año tras año, aunque luego, nos vayamos relajando un poco con el paso de los días. La receta de hoy encaja perfectamente en éstos propósitos; además la podemos adaptar a nuestros gustos, tanto del pescado como de la verdura que lo acompaña; o a lo que tengamos en ese momento en la nevera.




EMPERADOR EN PAPILLOTE


INGREDIENTES:

2 filetes de emperador
Medio pimiento rojo
Una cebolla pequeña 
1 zanahoria
Medio calabacín
1 limón
Perejil
Pimienta molida
Sal 
Aceite de oliva, virgen extra


PREPARACIÓN:

  • Secamos los filetes de emperador con un papel de cocina, para quitarles el exceso de agua que puedan tener, ya que éste es un pescado que normalmente lo encontramos congelado o refrigerado. Si lo compramos congelado, lo dejaremos descongelar dentro de la nevera, de un día para otro. 
  • Cortamos el pimiento y la zanahoria en tiras, la cebolla en anillas, el calabacín y el limón en rodajas finas. 



  • Ponemos un fondo de aceite en una sartén y pochamos la zanahoria, el pimiento y la cebolla, unos siete u ocho minutos hasta que estén blanditos 


  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Cortamos un trozo grande de papel de aluminio. El suficiente para que quepan los filetes y la verdura holgadamente. 



  • En un lado del papel de aluminio, colocamos la mitad de la verdura que tenemos pochada. Encima las rodajas de calabacin saladas ligeramente. 
  • Sobre el calabacín colocamos el filete de emperador. Salpimentamos.

  • Encima ponemos tres rodajas de limón, espolvoreamos generosamente con perejil picado; y regamos con un hilillo de aceite de oliva. 





  • Cerramos el paquete haciendo varios pliegues en los tres lados, para que quede herméticamente cerrado.
  • Repetimos la operación con el segundo filete. 
  • Colocamos los paquetes en una bandeja que pueda ir al horno y horneamos durante 20 minutos. Sabremos que el pescado se está cocinando bien, si vemos que los paquetes se hinchan. 
  • Pasado el tiempo abrimos los paquetes con cuidado de no quemarnos, comprobamos que el pescado esté hecho y servimos en el mismo paquete. 


El pescado cocinado de ésta manera es una verdadera delicia, se cocina en su propio jugo y se mezcla con los sabores de la verdura. 

martes, 5 de enero de 2016

DÁTILES RELLENOS DE MOUSSE DE QUESO



La primera entrada de éste año  2016 fue uno de los entrantes  que formaron parte de mi cena de Nochebuena. Una sencilla tapa muy fácil de preparar y que está deliciosa. La receta original está elaborada con queso mascarpone, pero yo he utilizado queso blanco de untar, para así contrarrestar el dulzor del dátil. El resultado fantástico. Además los podemos dejar preparados con antelación, los ponemos en un taper y luego a la hora de servirlos sólo colocarles el palito de la brocheta.





INGREDIENTES:

Dátiles frescos
Queso blanco de untar
Nata para montar
Nueces

PREPARACIÓN:

  • Picamos las nueces en la picadora, pero que no nos queden hechas polvo, sino que se noten los trocitos. Reservamos.
  • Montamos la nata con las varillas eléctricas. 




  • Cuando la nata esté casi montada vamos añadiendo el queso a cucharadas, hasta que tenga una consistencia muy cremosa y ligera. 
  • Añadimos las nueces y mezclamos suavemente para evitar que la mezcla se nos baje. 
  • Cogemos una manga pastelera  con una boquilla grande y ponemos en ella la preparación. 


  • Hacemos una incisión a los dátiles y les quitamos el hueso. 
  • Los vamos rellenando con la preparación de la manga, los disponemos en el plato de presentación y los pinchamos con la brocheta.