APERITIVOS Y ENTRANTES

domingo, 11 de enero de 2015

LUBINA A LA SAL



Poco a poco ya va volviendo todo a la normalidad; se acabaron las comilonas, las grandes celebraciones, los turrones, polvorones, y todos los dulces típicos de éstas fechas. Yo particularmente estoy "saturada" de tal cantidad de comida y de las horas pasadas en la cocina. Por eso, la receta que traigo hoy es estupenda, saludable 100%, para contrarrestar los excesos, fácil y rápida, ¿se puede pedir más?, si, que sea rica, y eso os puedo asegurar que se cumple a la perfección, para los amantes del pescado, un plato de lujo. 




LUBINA A LA SAL


INGREDIENTES:

4 lubinas de ración (las mías pesaban 1.100 gr.)
1.700 gr. de sal gorda de hornear
500 gr. de sal fina
1/2 vaso de agua

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será limpiar el pescado, podemos pedir que nos lo limpien en la pescadería, hay que quitarle la tripa, pero no las escamas. 
  • Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo.
  • Ahora vamos a preparar la costra de sal, para ello en un bol grande mezclamos la mitad de la sal gorda con la mitad de la sal fina. 



  • Echamos la mitad del agua, removemos bien con las manos, añadimos el resto de la sal, de los dos tipos y el agua que nos quedaba, terminamos de mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea . Sabemos que está en su punto, si cogemos un poco con la mano, apretamos y conseguimos una mezcla compacta. 




  • En una bandeja de horno, preparamos la cama de sal, poniendo una capa de medio centímetro aproximadamente, apretamos bien con las manos. Sobre ésta cama de sal colocamos el pescado.
  • Tapamos el pescado, con el resto de la sal, apretando bien con las manos, para que nos quede una capa compacta, y así luego poder retirarla con facilidad, y evitar que el pescado nos quede salado. Dejamos las colas al descubierto. 
  • Ponemos la bandeja en la parte central de horno, y horneamos 25 minutos. No hay que abrir la puerta del horno, durante éste tiempo. 



  • Pasado el tiempo, sacamos la bandeja del horno, y tiramos de la cola, si se suelta con facilidad, el pescado está listo y cocinado. 
  • Hay que retirar la costra de sal inmediatamente, para evitar que el pescado se nos pase. Con la ayuda de un cuchillo, marcamos el perímetro del pescado y vamos retirando los pedazos de sal.
  • Pasamos las lubinas a una fuente. Retiramos la piel, que  saldrá sola, con suma facilidad al tirar de ella y la carne se deshará en lascas. Acompañamos de la guarnición que más nos guste, yo en este caso las he acompañado de asadillo de verduras. 


Notas: 
  • Al pescado no hay que quitarle las escamas, solo la tripa. 
  • La cantidad de sal a utilizar es doble de peso del pescado en sal. 
  • Para que la costra nos quede endurecida hay que añadirle a la sal un par de claras de huevo, o bien utilizar tres partes de sal gorda, una parte de sal fina y medio vaso de agua, para humedecer y compactar la mezcla. 
  • El tiempo de horneado varia en función del peso: para 1 kg. de peso de pescado horneamos 25 minutos. Para 2 kg. 40 minutos, y para 3 kg. 50 minutos. Siempre a 200º, calor arriba y abajo. 
  • Los pescados más adecuados para ésta receta aparte de la lubina, son la dorada, el besugo y el salmón. 



1 comentario:

  1. Hola yo de lo último que he probado ha sido el rodaballo de vivero pelado y fileteado. Primero se pela luego se filetea y se cocina así sin espinas y sin piel frito está riquísimo.

    ResponderEliminar