APERITIVOS Y ENTRANTES

miércoles, 28 de enero de 2015

GUISANTES FRESCOS CON BACON Y JAMÓN



Hoy nos vamos a dar un pequeño "homenaje", si habéis leído bien, un "homenaje", aunque la foto de arriba sea de unos guisantes; eso sí, unos estupendos guisantes frescos que no tienen nada que ver con los congelados ni los de conserva. Una receta  con la que con muy pocos ingredientes conseguimos un plato de lujo, bien sea como plato único o como guarnición. Hablo de homenaje, ya que bien es cierto que el precio del guisante fresco es un poco más elevado, pero merece la pena aprovechar cuando están en temporada. Ni que decir tiene que la receta se puede hacer perfectamente con guisantes congelados. Para elaborarlos he aprovechado media tarrina de bacón que le había sobrado mi hijo de hacer unos espaguettis carbonara, y unas lonchas de jamón que había por la nevera, pero se pueden emplear cualquiera de los dos ingredientes o ámbos, como ha sido mi caso. 



GUISANTES FRESCOS CON BACON Y JAMÓN


INGREDIENTES:
2 personas

1 Kg. de guisantes frescos. 
1 cebolleta mediana
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
50 gr. de jamón serrano
50 gr. de bacón
2 vasos de caldo de verduras 
Sal

PREPARACIÓN:

  • Lo primero que haremos será desvainar los guisantes. Es la tarea más entretenida de la receta, luego se hace en un plis plas.
  • En una cacerola baja, ponemos el aceite a calentar, mientras cortamos la cebolleta en cuadritos, y la añadimos una vez el aceite esté caliente. Rehogamos a fuego medio, para que no se nos queme. 



  • Una vez la cebolla haya cogido un poquito de color, añadimos el bacon y el jamón , rehogamos un par de minutos, hasta que coja un color doradito. 



  • Añadimos los guisantes, y dejamos que se rehoguen un par de minutos, dándoles vuelta. 
  • Agregamos el caldo de verduras, que queden bien cubiertos, pero sin pasarnos, que no queden nadando en el caldo. Yo en este caso he utilizado caldo  de verduras casero, pero se puede utilizar del que viene ya preparado o hacerlo con una pastilla de concentrado de verduras. Cuando hago puré de verduras, o crema de calabaza, cuelo el caldo que me sobra y lo congelo, así lo tengo para poder añadirlo a cualquier receta que lleve este tipo de caldo. 
  • Removemos bien, tapamos la cacerola y dejamos cocer a fuego lento unos 15 o 20 minutos, depende de lo tiernos que sean. Eso sí, hay que vigilarlos para no pasarnos en  la cocción y que se nos deshagan. 
  • Removemos, rectificamos de sal, si es necesario; y servimos calientes. 




Notas: Si utilizamos guisantes congelados, usaremos medio kilo, del fino o extrafino. Y los tendremos cociendo unos 5 o 6 minutos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada