APERITIVOS Y ENTRANTES

lunes, 28 de julio de 2014

FILETES RUSOS

Si durante mi infancia y adolescencia, hubiese tenido que elegir mi plato preferido, sin duda alguna habría sido éste, filetes rusos; cada vez que los preparo vienen a mi mente esas imágenes de cuando mi madre los ponía en la mesa y mi hermana y yo "regañábamos" por quien se comía el último, jejeje... a día de hoy, también sigue siendo el plato preferido de mi hermana, y eso que ahora el abanico de nuestros gustos culinarios es infinitamente más amplio, en aquella época, nos gustaban cuatro cositas contadas. Ésta entrada va dedicada a ella, mi querida hermana Rosi. 
Ésta es otra de las recetas heredadas de nuestra madre, que se ha convertido en todo un clásico en nuestras casas. 




FILETES RUSOS


INGREDIENTES:

500 gr. de carne picada (al gusto, mixta o vacuno)
1 huevo
2 dientes de ajo
1 puñado de perejil, 
2 rebanadas de pan de molde
un chorreón de leche entera
Sal y pimienta, recién molida
Harina
Aceite de oliva virgen

Para acompañar:

Patatas fritas
Salsa de tomate frito, a ser posible casero. 

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será quitar la corteza al pan de molde, si la lleva, trocearlo y ponerlo en un bol con el chorreón de leche, para que vaya remojándose. 


Fileteamos los dientes de ajo y los ponemos en el mortero con un puñadito desal, picamos y añadimos el perejil, mezclamos bien y reservamos. 


En un bol grande, colocamos la carne picada, salpimentamos, añadimos el huevo entero, la miga de pan, remojada en la leche y escurrida, el majado del mortero, de ajo y perejil; removemos todo bien hasta que los ingredientes estén perfectamente integrados. 



En una sartén ponemos abundante aceite a calentar. 

Mientras el aceite se calienta, vamos  a dar forma a los filetes rusos; para ello vamos cogiendo porciones de masa, hacemos una bola (del tamaño que más nos guste) las aplastamos, pasamos ligeramente por harina y los vamos colocando encima de un papel vegetal. 
Cuando el aceite esté muy caliente, los vamos friendo en tandas de 3 o 4 filetes, no más,  así se dorarán enseguida y quedarán jugosos por dentro. Los vamos colocando en un plato sobre papel de cocina, para eliminar todo el exceso de aceite posible. 

Servimos recién hechos. En casa es obligado acompañarlos de tomate frito casero y patatas largas. 



martes, 22 de julio de 2014

BIZCOCHO DE YOGURT "XXL"

Los que pasáis a menudo por aquí, sabéis que me encantan los bizcochos. Éste que traigo hoy no tiene nada de especial, excepto su tamaño, se hizo "famoso" en los foros y blogs, hace algunos años, yo lo copie del foro M.R., concretamente de Onega. Es el clásico bizcocho, 3,2,1, que conoce todo el mundo, pero al que se le añade un huevo más y se le quita 1/2 vasito de aceite (por masa), así conseguimos un bizcocho más ligero y esponjoso; y a pesar de las dimensiones, dura un suspiro, vamos que yo eso de congelar los bizcochos, todavía no lo he podido poner en práctica, ¡vuelan en un plis plas!. Éste se lo dedico a mi hijo David, ya que es su bizcocho preferido; va por ti cariño. 




BIZCOCHO DE YOGURT XXL


INGREDIENTES:

8 huevos
2 yogures naturales
6 medidas, del vaso del yogurt, de harina
4 medidas de azúcar
1 medida de aceite de girasol
1 sobre de levadura
1 sobre de gasificante (doble, uno de cada color)
50 ml. de anís
Azúcar moreno, para espolvorear

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos, será separar las yemas de las claras y montar éstas últimas a punto de nieve fuerte; cuando ya casi estén montadas añadimos 2 medidas de azúcar. Reservamos. 

 Precalentamos el horno a 180º.



En el bol donde antes hemos montado las claras, ponemos las yemas las otras dos medidas de azúcar y montamos con las varillas hasta que aumente el doble de su volumen, y nos quede una mezcla blanquecina y cremosa. 



Incorporamos el aceite, los yogures y el anís y mezclamos. Tamizamos la harina , la mezclamos con la levadura y los sobres de gasificante y la añadimos a la preparación anterior, hasta que quede totalmente integrada.




Ahora vamos incorporando poco a poco las claras montadas a punto de nieve, con movimientos envolventes, para evitar que nos baje la preparación. 



Forramos un molde rectangular,(yo he utilizado una bandeja de horno de 40 x 25) con papel vegetal, untamos con mantequilla y vertemos la preparación anterior; damos unos golpes contra la encimera, para nivelarlo y quitar el posible aire que pudiera tener. Espolvoreamos generosamente, con azúcar moreno. 
Horneamos, unos 40 minutos a 180º. Como siempre digo, dependerá de cada horno, el bizcocho estará listo cuando al pinchar el centro con una aguja, ésta salga limpia y la superficie nos quede dorada y el azúcar haya formado una costra. 

Cuando podamos manipular sin quemarnos, desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla. 



miércoles, 16 de julio de 2014

TOMATES RELLENOS



Ahora sí que parece que el verano ha venido para quedarse; y con éstas temperaturas solo apetecen platos fresquitos, con ingredientes sencillos y que se preparen en un momento, como éstos tomates rellenos, que como diría mi amiga Eugenia, no son más que una ensalada, en la que nos hemos entretenido lo justo, para darle un toque más festivo. 


TOMATES RELLENOS


INGREDIENTES:

2 tomates, por comensal, (rojos pero que estén duritos)
1 bolsa de ensalada cuatro estaciones (o al gusto)
Aceitunas rellenas
1 lata de melva en aceite de oliva
1 lata de pimiento rojo asado
Mahonesa
Huevo cocido

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será lavar los tomates y secarlos. Les cortamos la parte superior y los vaciamos, ayudándonos de un cuchillo; reservamos la pulpa que les hemos quitado. 



Los vamos colocando boca abajo, sobre un papel absorbente de cocina, para que pierdan toda el agua que les pueda quedar. 


Cortamos en dados la pulpa de los tomates, escurrimos el líquido de la lata del pimiento rojo asado, y lo cortamos en cuadritos. Escurrimos el aceite de la lata de melva, la troceamos y ponemos todos los ingredientes en un bol. 


Incorporamos el huevo cocido, cortado en trocitos y las aceitunas rellenas partidas por la mitad. Salamos ligeramente, añadimos la mahonesa y mezclamos bien los ingredientes. Ya tenemos el relleno de nuestros tomates listo. 



En la fuente donde vayamos a servir los tomates, extendemos una cama con el preparado de ensalada cuatro estaciones, vamos rellenándolos y los colocamos sobre la cama de ensalada. Adornamos con una aceituna rellena, entera. Y ponemos en la nevera, un par de horas mínimo, para que estén bien fríos. 




Notas: No pongo cantidades, dependerá de los tomates que vayamos a rellenar. Éstos míos eran medianos y con dos por comensal tuvimos suficiente, como entrante. 

Para hacer la cama de ensalada, me gusta utilizar las bolsas que ya vienen preparadas, porque así la base del plato no quedará "aguada". (Aunque tengamos centrifugadora de ensaladas)

La cama de ensalada no la aliñéis antes de poner los tomates encima, ya que quedaría blanda y "espachurrada", a la hora de servir que cada comensal se la aliñe en la mesa a su gusto. 


miércoles, 2 de julio de 2014

POLLO A LA CERVEZA CON CHAMPIÑON

Hoy una receta sencilla, a la vez que sana y suculenta; con un ingrediente tan humilde como el pollo, de protagonista, podemos preparar éste estupendo plato, que acompañado como va de taquitos de jamón serrano y champiñon lo convierten en un plato propio de la dieta mediterránea. Eso sí, ten a mano una buena barra de pan, ya que la salsita es un verdadero pecado.




POLLO A LA CERVEZA CON CHAMPIÑON


INGREDIENTES:

1 pollo troceado, o la parte que más nos guste
1 cebolla grande
Jamón serrano a taquitos
Champiñon
1 pastilla de caldo de pollo
1 vaso de agua
Aceite de oliva virgen extra. 

PREPARACIÓN:

Cortamos la cebolla en cuadritos y la ponemos a pochar en una cazuela con un buen fondo de aceite. La tenemos a fuego medio, dándole vueltas para que no se nos queme; cuando haya cogido un color doradito, añadimos el pollo y vamos sofriendo hasta que coja un poco de color. 

 
Mientras ponemos un vaso de agua en un cazo con la pastilla de caldo, llevamos al fuego hasta que rompa a hervir, apartamos y reservamos. 
Cuando el pollo haya cogido un poco de color añadimos el jamón y tenemos unos minutos más para que se sofría el jamón. Agregamos la lata de cerveza, y dejamos que de un hervor. 


Incorporamos el caldo y dejamos cocer a fuego medio hasta que el pollo esté tierno; cuando falten un par de minutos para apartar, añadimos los champiñones cortados y subimos el fuego hasta que la salsa haya espesado a nuestro gusto.