APERITIVOS Y ENTRANTES

lunes, 17 de marzo de 2014

ROSQUILLAS DE NARANJA

Estando ya en plena cuaresma, y todavía sin publicar ninguna receta típica de éstas fechas. Para ponerle remedio, he pensado en éstas rosquillas, la receta base es la misma que las rosquillas de anís, receta heredada de mi madre, y que siempre sale bien. En ésta ocasión las he hecho con zumo de naranja, y debo decir que me han gustado mucho, tanto como las de anís que son mis preferidas. Y a los de casa, no os quiero ni contar; han quedado superbuenas, crujientes por fuera y tiernas y esponjosas por dentro. 




ROSQUILLAS DE NARANJA


INGREDIENTES:

3 huevos, tamaño L
600 gr. de harina, aproximadamente.
9 cucharadas de aceite de oliva suave (70 gr. aproximadamente)
9 cucharada de azúcar (200 gr.)
12 cucharadas de zumo de naranja (160 gr.)
La piel de una naranja
Unos anisetes en grano
3 sobres de gasificante
Aceite para freírlas,  de girasol u oliva, al gusto.
Azúcar para rebozar.

PREPARACIÓN:

Mycook:


Ponemos en el vaso el azúcar, la piel de la naranja (sin nada de blanco, para que no amargue) y los granos de anís, programamos 10 segundos, velocidad 5-7-9, para pulverizar el azúcar. Colocamos la paleta mezcladora, añadimos los huevos y programamos cinco minutos, 40º, velocidad 4. Pasado el tiempo volvemos a programar mismo tiempo y velocidad, pero sin temperatura. 




Quitamos la paleta mezcladora, echamos el aceite, el zumo de naranja y la mitad de la harina con los sobres de gasificante; mezclamos 15 segundos velocidad 3. Pasamos la mezcla a un bol y vamos añadiendo el resto de la harina poco a poco; dependiendo del tamaño de los huevos y la absorción de líquido de la harina necesitaremos más o menos. Nos debe quedar una masa, que se nos pegue un poco en las manos, pero que podamos manejar fácilmente, untándonoslas con un poco de aceite, para poder darle forma a las rosquillas. Si echamos harina en exceso, nos quedaran duras y secas. Cuando tengamos la masa lista, la dejamos reposar una media hora. 



Pasado el tiempo del reposo, ponemos abundante aceite a calentar en una sartén honda. Para que las rosquillas nos queden esponjosas deben flotar en el aceite al freírse. Cuando el aceite esté caliente, a una temperatura media, ya que si está muy fuerte se quemarían por fuera sin hacerse bien por dentro. Vamos cogiendo porciones de masa, más o menos iguales, formamos bolitas, metemos el dedo y hacemos un agujero en el centro, y vamos estirando; el agujero lo haremos grande, para que no se nos cierren al freírse. Echamos a la sartén en tandas pequeñas, 3 o 4 rosquillas como mucho, para que no baje la temperatura del aceite. Les vamos dando vueltas, hasta que estén doraditas. 



Las vamos sacando a un plato con papel absorvente de cocina, para retirarles el exceso de aceite. Estando todavía calientes, las pasamos por azúcar, rebozamos bien por todos lados, sacudimos para retirar el exceso de azúcar, y las vamos colocando en una fuente. 



Modo tradicional:

En un bol trituramos el azúcar, la corteza de la naranja y los anises con la batidora. Colocamos las varillas eléctricas y batimos hasta conseguir una mezcla blanquecina con la consistencia de una crema. Añadimos el aceite y el zumo de naranja, mezclamos suavemente. Incorporamos la mitad de la harina con los sobres de gasificante, mezclamos bien y le vamos añadiendo poco a poco el resto de la harina; hasta obtener una masa como he explicado antes. 
El resto de la receta es igual, a ambas formas de preparación. 

¡Mirad que esponjosas quedan!

11 comentarios:

  1. pero por favor, qué buena pinta!! si no fuera por la pereza que me da freirlas, me ponía a hacerlas ahora mismo

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, Charo si se tarda un momento en hacerlas, en un plis plas las tienes, ¡anímate!, veras que buenas están. Besos guapa



    ResponderEliminar
  3. Qué ricas las rosquillas con ese toque de naranja, lo que más nos gusta es las dos maneras de prepararlas, gracias por compartir esta deliciosa receta!! :)

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por comentar; era la primera vez que las hacía así, y la verdad es que me han gustado muchísimo, seguro que repetiré. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Qué pintaza tienen!! Se ven buenísimas, crujientes por fuera y tiernas por dentro. Yo las he hecho en carnavales y me han encantado,pero de anís. Habrá que probarlas con naranja. Un saludo!!!!

    www.cocinandoconfilus.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Beatriz, pruebalas y verás que buenas. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  7. Anímate María, verás que buenas. Gracias por comentar, besos guapa

    ResponderEliminar
  8. El gasificante se luede sustituir lor levadura tipo royal?

    ResponderEliminar
  9. El gasificante se luede sustituir lor levadura tipo royal?

    ResponderEliminar
  10. Siempre las hago con sobres de gasificante, pero se puede sustituir por un sobre de levadura perfectamente. Si las haces ya me contarás, gracias por pasarte por aquí Fina, un beso

    ResponderEliminar