APERITIVOS Y ENTRANTES

domingo, 10 de noviembre de 2013

DULCE DE MEMBRILLO

En la receta de hoy,un indiscutible fruto de otoño, como es  el membrillo. Receta tradicional, donde las haya, pero a la que las nuevas tegnologias le han venido de maravilla. Preparar el dulce de membrillo en la mycook, es un verdadero placer, sin apenas esfuerzo conseguimos una receta estupenda que nada tiene que ver con el producto comercial, aquí si que hay una diferencia espectacular entre el dulce hecho en casa y el comprado en el super; además guardado herméticamente en la nevera, nos dura un año o más sin ningún problema. 




DULCE DE MEMBRILLO



INGREDIENTES:

1 Kg. de membrillo,limpio sin semillas ni partes duras
700 gr. de azúcar blanquilla
300 gr. de azúcar moreno
1 limón

PREPARACIÓN:
Mycook:

Lo primero que haremos será lavar bien bajo el grifo los membrillos, yo los froto con un cepillito y así me quedan genial. Una vez los tenemos limpios, secamos y quitamos las partes feas que puedan llevar. Cortamos por la mitad, y cada mitad a su vez en dos trozos, quitamos las semillas y la parte dura del centro y troceamos. 




Pelamos el limón procurando no dejarle nada de blanco, le quitamos las pepitas y troceamos. En el vaso de la mycook, pesamos 500 gr. de membrillo troceado, añadimos 500 gr. de azúcar blanquilla, el limón, otros 500 gr. de membrillo, 200 gr. de azúcar blanquilla y los 300 gr. de azúcar moreno. Trituramos en velocidad progresiva 5-7-9, hasta que esté triturado. 

Programamos 50 o 60 minutos, 100º velocidad 5, con el cubilete quitado, para que evapore. Pasado el tiempo, comprobamos la textura y si vemos que está un poco ligero, programamos 10 minutos más, misma velocidad y temperatura. 





Vertemos la mezcla en varios tupers, y dejamos enfriar. Cuando estén fríos, guardamos en la nevera. Así se conservan perfectamente durante varios meses. 


Con queso fresco, una verdadera delicia

Tradicional:

Limpiamos y partimos los membrillos como hemos explicado anteriormente. Colocamos en el fondo de la olla expres el zumo del limón y todo el membrillo troceado. Tapamos la olla y una vez que la válvula de presión haya subido cocemos durante 7 minutos. Apagamos y cuando la válvula baje por sí sola abrimos. Los membrillos deben estar completamente cocidos, casi deshechos. Trituramos con la batidora hasta conseguir un pure fino, añadimos los dos tipos de azúcar y mezclamos bien, preferentemente con la batidora para que todo quede bien mezclado. 
Volvemos a poner a fuego medio, pero ahora con la olla destapada, y removiendo constantemente con una cuchara de madera para evitar que se nos queme. Cuando haya espesado y adquirido el característico color del dulce de membrillo, volcamos la mezcla en los tuppers, y dejamos enfriar. 

2 comentarios:

  1. Es una de las conservas que mas me gusta hacer en esta época, además nos lo comemos todo. Te doy la razón las nuevas tecnologías han ayudado a hacer este postre y desde que descubrí el microondas ya no lo hago de la forma tradicional. quede genial y no te quemas. Besos maricacharros.

    ResponderEliminar
  2. ¡que golosas somos Mª José!, jejeje....pero es que está tan bueno.... Besos guapa

    ResponderEliminar