lunes, 3 de junio de 2013

CROQUETAS DE JAMÓN SERRANO Y QUESO MANCHEGO

Si digo que las croquetas caseras son un auténtico manjar, no estoy descubriendo nada nuevo; no hay un aperitivo mejor que una buena croqueta casera, aunque son un poco laboriosas, merece la pena sin dudarlo, un par de ratitos en la cocina, harán las delicias de los nuestros. A las croquetas de hoy, aparte de la cremosidad de la masa, se les une la suavidad y el inconfundible sabor que les aporta el queso manchego. Yo he utilizado un queso semicurado, pero podéis usar el que más os guste, eso sí, probadlas, os aseguro que no dejarán a nadie indiferente. 






CROQUETAS DE JAMÓN SERRANO Y QUESO MANCHEGO


INGREDIENTES:

1 tarrina de taquitos de jamón serrano pequeños (200 gr.)
200 gr. de queso manchego 
50 gr. de aceite de oliva virgen extra
200 gr. de harina
1 litro de leche entera
media cebolla
sal
nuez moscada
pan rallado, para rebozar
huevo, para rebozar
aceite de oliva, para freír


PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será cortar el queso en lonchas (1) y a su vez las lonchas en taquitos (2). Reservamos. 




Echamos la cebolla en el vaso de la mycook, troceamos unos segundos velocidad 5-7-9, hasta que nos quede cortada en trocitos pequeños. Reservamos. 


Calentamos el aceite 1 minuto 120º velocidad 1. Echamos la cebolla y la sofreímos 5 minutos 120º velocidad 1. Añadimos los taquitos de jamón y programamos 1 minuto 100º velocidad 1. Incorporamos la harina y programamos 1 minuto 100º velocidad 1, para sofreirla y que no sepa a crudo. Agregamos la leche, la sal (con cuidado ya que el jamón y el queso ya llevan bastante sal) y rallamos la nuez moscada, programamos 5 minutos, 100º velocidad 4; cuando falte un minuto para acabar el tiempo quitamos el vaso dosificador y añadimos los taquitos de queso que teníamos reservados y mezclamos bien (3).

Ya tenemos preparada la masa de las croquetas; la introducimos en una manga pastelera y la dejamos enfriar completamente (4). 




Colocamos el pan rallado en una bandeja, vamos formando churros de masa encima (5), movemos hacia adelante y atrás, para que el churro se impregne de pan y con unas tijeras vamos cortando las croquetas del tamaño deseado (6), las pasamos por el huevo batido y las rebozamos de nuevo con el pan rallado. Se pueden congelar, ya formadas, poniéndolas una al lado de la otra en una bandeja con un papel vegetal (7) abajo y otro arriba, cuando ya estén duras se sacan, se colocan en una bolsa de congelación y las tenemos listas para usarlas en cualquier momento. 


Se fríen en abundante aceite muy caliente, pero en tandas pequeñitas para que no se abran, cuando están doraditas por todos lados, se colocan en un papel absorvente, para reducir el exceso de grasa. Y ya tenemos listas nuestras estupendas croquetas. 








4 comentarios:

  1. Riquisimas te han quedado estas croquetas,las haré, porque me encantan las croquetas,eso si caseritas y variadas. Tu paso a paso estupendo como siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te hayan gustado. Un beso muy grande

      Eliminar
  2. Bueniiiiiiísimas! Saben mucho a queso?
    Otra receta de Calandrita pendiente. Se me acumula el chollo...ja,ja,ja

    www.cocinandoconfilus.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, no saben mucho a queso, y si le pones del tierno, todavía van a saber menos, yo uso del semicurado y a uno de mis hijos que el queso le gusta suavísimo, no nota para nada el sabor, le encantan. Pruébalas y me cuentas. Besos guapa

      Eliminar