APERITIVOS Y ENTRANTES

lunes, 6 de mayo de 2013

TARTA DE YOGURT CON COBERTURA DE LIMON

Esta es la tarta que he preparado para el día de la madre. Aunque es una tarta clásica, que lleva circulando por éstos mundos de Internet varios años, yo no la había preparado antes, y nos ha encantado, la cremosidad de los yogures junto con el frescor que le da la cobertura, hace que sea una tarta muy fina al paladar y nada pesada.






TARTA DE YOGURT CON COBERTURA DE LIMÓN


INGREDIENTES:
Para la base:

200 gr. de galletas (tostada, maría, digestive...la que os guste)
100 gr. de mantequilla

Para el relleno:

6 yogures griegos
250 ml. de nata líquida
150 ml. de leche condensada
7 hojas de gelatina.

Para la cobertura:

1 sobre de gelatina de limón
1 bote de piña en su jugo
fresas


PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la base. Cogemos un molde de aro 
desmontable, forramos la base con papel vegetal, colocamos el aro, ajustamos y recortamos el papel sobrante (1). 

Fundimos la mantequilla en el microondas. Trituramos las galletas hasta hacerlas polvo (2), añadimos la mantequilla y mezclamos hasta conseguir una pasta arenosa y homogenea. Colocamos ésta mezcla en el centro del molde, repartimos por toda la superficie y vamos aplanando con un vasito para que la mezcla quede compacta  (3). 

Ponemos una tira de acetato alrededor del aro, por la parte interior (4), y la pegamos con un pegotito de mantequilla al final de la tira (5), para que quede bien sujeta. Metemos el molde en la nevera. 




Ahora vamos a preparar el relleno, para ello pondremos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría. En un cazo echamos los yogures, la leche condensada y la nata y lo ponemos a calentar pero sin que llegue a hervir, removiendo a menudo (1,2,3 y 4). 

Cuando la gelatina esté hidratada (unos diez minutos más o menos) la sacamos del agua, escurrimos y la dejamos sobre papel absorvente para retirarle el máximo de agua posible (5).

Cuando la preparación del cazo esté caliente, vamos añadiendo las hojas de gelatina de una en una (6), removiendo hasta que queden bien diluidas (7). 

Sacamos el molde de la nevera y con mucho cuidado, para no desmoronar la capa de galleta, vamos echando la mezcla (8), dejamos enfriar un poco (9) y metemos en la nevera unas horas para que cuaje. O mejor de un día para otro.




Cuando tengamos la tarta cuajada, prepararemos la cobertura. En un cazo ponemos un vaso de agua a calentar. Mientras abrimos el bote de piña, sacamos las rodajas y las ponemos a escurrir sobre papel absorvente. Llenamos un vaso de agua, con el liquido del bote de la piña y reservamos. Lavamos unas cuantas fresas y las secamos también con papel absorvente. 


Cuando el agua del cazo rompa a hervir echamos el sobre de gelatina de limón y vamos removiendo hasta que esté completamente disuelta; entonces apartamos del fuego, echamos el vaso del jugo de la piña que habíamos reservado y mezclamos bien, y dejamos que enfrié. 

Sacamos la tarta de la nevera, y decoramos al gusto con las rodajas de piña y las fresas. Cuando la gelatina esté fría vamos vertiendo encima de la tarta muy despacito y echándola sobre una cuchara puesta al revés para que caiga bien por toda la superficie, pero procurando que no se muevan las rodajas de piña y fresa; esté paso hay que hacerlo con mucha paciencia, ya que como las frutas flotan en el líquido es fácil que se nos muevan, por eso hay que hacerlo despacito. Cuando terminemos con la gelatina, dejamos un rato en un sitio fresco para que coja cuerpo, y después la metemos de nuevo en la nevera dos o tres horas hasta que cuaje. 

A la hora de servir, sacamos la tarta de la nevera, quitamos el aro, la ponemos en la fuente de presentación y retiramos la tira de acetato suavemente. De ésta manera nos quedan los laterales de la tarta igualaditos y una presentación muy bonita.




Notas: El molde que he usado es de 23 cm. 

5 comentarios:

  1. Hola Calandrita, que vengo recomendada por mi cuñada y cuanta razon tiene al decirme que me gustaria tu blog, es muy bonito y tienes cosas muy ricas como esta tarta que se ve deliciosa y muy refrescante.
    Te tengo que decir que mi cuñada ha tomado tu tarta de nutella con oreo como referencia para el reto que hacemos todos los meses, asi que ya he visto como la haces y ahora me toca a mi hacerla.
    Mil besos y siquieres pasate por mi cocina siempre seras bien recibida.

    ResponderEliminar
  2. Mª Luz, muchísimas gracias por tus palabras, y gracias también a tu cuñada. Me alegra si mi blog os ha servido un poquito. Me acabo de pasar por el tuyo y te he de decir, que me ha gustado mucho, no dudes que me pasaré muy a menudo. Besos guapas.

    ResponderEliminar