martes, 12 de marzo de 2013

ROSQUILLAS DE ANIS

Sigo con recetas de ésta época, Cuaresma y Semana Santa. Esta vez toca dulce, y otra receta heredada de mi madre, que como sabéis tiene 84 años, y cada receta que he ido recopilando de ella, lleva consigo su correspondiente historia y recuerdos; cuenta que antiguamente, cuando vivían en el pueblo, y llegaba la Cuaresma, no había casa en la que no se hiciesen los dulces típicos de la zona:  las orejas, panecetes dulces, flores, y por supuesto las rosquillas; y no puedo dejar de sonreír, cuando recuerdo la primera  vez que  nos pusimos a hacerla juntas para que yo aprendiera y la pudiese anotar; pues eso, las medidas a  cucharadas y harina "la que te pida", cuando no estás muy familiarizada con las masas, y oyes la expresión, piensas, ¿y cómo sé yo la que me pide?; no puedo dejar de admirarla, siempre ha hecho todas las recetas más o menos a ojo, y siempre le salen bien, ¿cómo lo hace?, no me lo puedo explicar, pero ella es así. Va por ti mamá. 




ROSQUILLAS DE ANIS


INGREDIENTES:

3 huevos
9 cucharadas de aceite de oliva suave, (3 por huevo)
6 cucharadas de anís (2 por huevo)
9 cucharadas soperas de azúcar (3 por huevo)
3 sobres de gasificante (1 por huevo)
600 gr. de harina aproximadamente (unos 200 gr. por huevo)
Aceite para freír (oliva o girasol, al gusto)
Azúcar para rebozar


PREPARACIÓN:
Mycook:

Colocamos la paleta mezcladora ponemos los huevos y el azúcar y programamos 5 minutos, 40º velocidad 4. Pasado el tiempo volvemos a programar otros 5 minutos pero sin temperatura. 

Echamos el aceite y el anís, la mitad de la harina y los sobres de gasificante, mezclamos 15 segundos, velocidad 3. 

Tradicional:

Ponemos los huevos y el azúcar en un bol y batimos con las varillas  hasta que tengamos una mezcla blanquecina con la consistencia de una crema, añadimos el aceite y el anís, removemos. Mezclamos la mitad de la harina con los sobres de gasificante y agregamos a la preparación anterior.

Las siguientes instrucciones son comunes a ámbas formas de preparación. 



Pasamos la mezcla a un bol (1), y vamos añadiendo la harina poco a poco (2) y vamos integrándola (3), seguramente no vamos a necesitar los 600 gr, pero claro depende del tamaño de los huevos , yo uso tamaño L,  y de la absorción de la harina; nos debe quedar una masa no muy blanda, pero tampoco dura (4), que podamos manejarla. Formamos bolitas (5). 

Ponemos abundante aceite a calentar, para que las rosquillas nos queden esponjosas tienen que flotar al freírse. Cuando el aceite esté caliente, a una temperatura media, ya que si está muy fuerte, se quemarían por fuera sin hacerse bien por dentro, vamos cogiendo las bolitas, les hacemos un agujero en el centro y vamos estirando, el agujero lo haremos grande para que al freírlas no se nos cierre (6). 




Echamos a la sartén (7) y vamos dándoles la vuelta hasta que estén doraditas. Las vamos sacando a un plato con papel absorvente para 
retirarles el exceso de aceite (8).  Cuando todavía están calientes las pasamos a un plato con azúcar y las rebozamos (9), sacudimos para quitar el exceso de azúcar (10) y ¡listas para disfrutarlas!


7 comentarios:

  1. Ohhhh que ricas!!! Las adoraba, siempre las hacía mi abuela y en casa nos volvíamos locos!!!
    Enhorabuena tiene una pinta fabulosa!!!

    Te invito a pasar por mi blog a recoger un premio!!!

    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu premio, es la primera vez que me dan uno. Pero siento no poder seguir la cadena, por falta de tiempo, pero lo dicho, gracias por acordarte de mi. Besos

      Eliminar
  2. mmmm, me has dejado sin palabras. Pero que pinta. Gracias por compartir una receta tan de toda la vida y sobre todo tan deliciosa.

    Saludos desde Un bocado de cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti M. Carmen por pasarte por aquí, me alegro de que te hayan gustado y si te animas y las haces, veras que buenas. Espero que sigas pasandote por mi cocina. Besos

      Eliminar
  3. ¿Me podrias decir si los sobres de gasificante son dobles? Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, los sobres son dobles, uno de cada color. Espero haberte ayudado. Besos

    ResponderEliminar