APERITIVOS Y ENTRANTES

jueves, 22 de noviembre de 2012

REVUELTO DE NÍSCALOS

Como ya os comenté en la entrada de judías blancas con níscalos, con la recolección que hicieron ése fin de semana, he ido elaborando distintas recetas con ellos, recetas que os iré mostrando éstos días.  La receta de hoy no tiene ningún misterio ni nada de especial; es sencilla y se puede realizar con otro tipo de setas o ingredientes, el secreto es dejar los huevos con la clara cuajada y la yema blandita, presentarlos en la fuente de servir y romperlos en la mesa para que la yema vaya cayendo encima del ingrediente que hayamos puesto.






REVUELTO DE NÍSCALOS


INGREDIENTES:

Níscalos (no pongo cantidad, dependerá de los comensales que seamos, unos 125 gr. por persona aproximadamente)

1 huevo por persona

Aceite de oliva virgen

Sal.

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será limpiar los níscalos; para ello los pondremos debajo del grifo, uno a uno,  para quitarles toda la tierra que lleven (suelen llevar bastante), después los secamos bien con papel de cocina. Si son de tamaño pequeño o medianito, los podemos dejar enteros, si son más grandes los cortamos en trozos.

En una sartén, que no se pegue es importante, ponemos un fondo de aceite, calentamos, echamos los níscalos, salamos y vamos dejando que se hagan a fuego medio, cuando ya hayan perdido todo el agua que sueltan, y estén hechos se les escalfan los huevos encima y con movimientos de vaivén vamos cuajando la clara, cuando la tengamos ya cuajada, dejamos un minuto más; pasamos el revuelto a la fuente de servir, con cuidado para no romper las yemas y cuando lo tengamos en la mesa rompemos los huevos y mezclamos bien con los níscalos.  ¡A disfrutarlos!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada