jueves, 18 de octubre de 2012

PASTEL DE COCO

 
Ésta receta la copié de Mª Dolores del blog "cuinant" bizcocho mágico de coco, ella lo llamó así, pero a mí me a parecido más un pastel, ya que tiene una textura muy semejante a las tartas de queso, pero claro con los trocitos de coco que encuentras en su interior, y ese suave toque a limón. La vi, y me pareció la ocasión perfecta, ya que tenía un paquete de coco rallado que estaba a punto de caducar . El resultado no me ha defraudado, y además es un postre fácil y rápido de preparar; de ésas recetas que nos gusta tener para cuando queremos hacer algún dulce y vamos con un poquito de prisas y no tenemos mucho tiempo para dedicárselo.
 
 
 
 
 
PASTEL DE COCO
 
 
 
INGREDIENTES:
 
4 huevos

200 de azúcar

75 gr. de harina

120 gr. de coco rallado

125 gr. de mantequilla blanda a temperatura ambiente

300 gr. de nata para montar

180  ml. de leche

la piel de un limón

60 ml. de zumo de limón


PREPARACIÓN:
En Mycook:

Lo primero cortamos la mantequilla a láminas finas y la dejamos sobre un plato un rato antes a temperatura ambiente para que se ablande.

 
Trituramos el azúcar 20 seg. en velocidad progresiva 5-7-9 a continuación añadimos la corteza de limón y volvemos a triturar 20 seg. con velocidad 5-7-9.
 
Colocamos la paleta  en el vaso, añadimos los huevos y programamos 3 minutos, 40º velocidad 4,  incorporamos la harina y batimos 15 segundos velocidad 4. Agregamos el resto de ingredientes y mezclamos otros  20 segundos misma velocidad.
 
Ya tenemos  lista nuestra mezcla  para hornear. Yo lo he hecho en la fussioncook; para ello engrasamos el fondo y los bordes de la cubeta con mantequilla, vertemos el preparado; y programamos válvula horno, menú cake 45 minutos.
 
 
Modo tradicional:
 
Lo primero cortamos la mantequilla a láminas finas y la dejamos sobre un plato un rato antes a temperatura ambiente para que se ablande.
Precalentamos el horno a 180 º y preparamos un molde de 22  cms más o menos, untando de mantequilla las paredes y los bordes; mejor si es de silicona o aluminio de los desechables, para que no se salga, ya que la masa es muy líquida,

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen, añadimos poco a poco la harina sin dejar de batir y luego el resto de ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
Colocamos el molde en la bandeja del horno y vertemos la mezcla, ya que como es muy líquida, si el molde queda muy lleno no se  cae por el camino.
Horneamos unos 40 o 45 minutos hasta que esté doradito y al pinchar con una aguja esta salga limpia.
 
 
El acompañamiento perfecto para un cafetito



 
 

 

2 comentarios:

  1. Gracias Ana y Blanca, si que estaba bueno. Acabo de echar un vistazo a vuestro blog, y me ha encantado, desde ahora os seguiré asiduamente. Besos guapas

    ResponderEliminar