APERITIVOS Y ENTRANTES

viernes, 26 de octubre de 2012

BUÑUELOS

Ya tenemos aquí "halloween", fiesta americana por excelencia que  en éstos últimos años hemos adoptado en nuestro país. Hay verdaderas maravillas pululando en la red de postres y terroríficas presentaciones. Pero yo me voy a centrar más en nuestras tradiciones, para la celebración del día de "Todos los Santos", dulces característicos como los "panellets", típicos de Cataluña; los "huesos de Santo" un dulce de procedencia árabe, que se viene fabricando desde hace siglos, y los "buñuelos de viento", dulce procedente de Francia, variante de la pasta "petit choux",  que se instaló en las cocinas de los palacios españoles y con el tiempo entró a formar parte del recetario popular donde empezó a tener gran aceptación.  Hoy os traigo precisamente éso, unos deliciosos buñuelos, de viento y rellenos de crema pastelera. 




BUÑUELOS DE VIENTO


INGREDIENTES:
de los buñuelos:

4 huevos

125 gr. de harina

60 gr. de mantequilla

1 cucharada de azúcar

250 ml. de agua

un pizco de sal

aceite para freír

azúcar glas y normal para decorar

de la crema pastelera:

500 gr. de leche

2 huevos

40 gr. de maicena

100 gr. de azúcar

1 cucharadita de azúcar avainillado


PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la crema pastelera, vertemos todos los ingredientes en el vaso, comenzando por la leche, y programamos 10 segundos velocidad 4; colocamos la paleta mezcladora en las cuchillas y programamos 10 minutos, 100º velocidad 3, comprobamos que la crema ha espesado, si no es así programamos 1 minutos más misma temperatura y velocidad. 

Pasado el tiempo programamos 1 minuto velocidad 2, para que enfríe más rápido y evitar grumos. Reservamos en una manga pastelera con boquilla lisa. 

Lavamos el vaso y preparamos la masa de los buñuelos. 
Pesamos la harina y reservamos. Colocamos la paleta mezcladora y ponemos en el vaso el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar, programamos 5 minutos, 100º velocidad 2.  Agregamos la harina de una sola vez y programamos 30 segundos velocidad. 5. Sacamos el vaso del soporte y dejamos la masa reposar unos cinco minutos. Colocamos de nuevo el vaso, con el cubilete inclinado,  ponemos la máquina en velocidad 5 y vamos echando los huevos de uno en uno,   previamente un poco batido,  por la tapa para que caigan poco a poco, hasta que no se integre uno no echamos el siguiente.

Pasamos la masa a un bol, vamos cogiendo cucharaditas de postre y echamos en aceite caliente, pero no demasiado ya que se dorarían muy rápido y por dentro no estarían, se hinchan y se dan la vuelta solos, cuando están doraditos se sacan sobre papel absorvente y se dejan enfriar un poco. 

Los que vayamos a comer así, los pasamos por azúcar y a los que vayamos a rellenar les hacemos un pequeño agujerito con la boquilla de la manga, rellenamos y espolvoreamos de azúcar glass. 










4 comentarios:

  1. Madre mía que pecado...para mí lo difícil es no comerme unos cuantos, porque tienen que quedar exquisitos..

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana,¡están de muerte!!!, ese es el problema que cuando comes uno ya no puedes parar, je, je, je

      Eliminar
  2. Te han salido de vicio. ¡Madre mía! La pena es que yo no tengo la Thermomix.

    www.cocinandoconfilus.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, no hace falta hacerla con la thermo, se puede hacer perfectamente a mano, si necesitas que te de la receta en versión tradicional, me lo dices y te la pongo. Besos guapa

      Eliminar