martes, 9 de octubre de 2012

BOLLOS DE MOSTO

Con la entrada del otoño llega la época de la vendimia y del pisado de las uvas, de las que se saca un zumo dulce, conocido por el nombre de mosto, líquido que se obtiene de la molienda o prensado de la uva fresca y que no ha comenzado la fermentación ni se le han agregado conservantes; es usado para fabricar jarabes, jugos, golosinas, dulces,..., precisamente éso es lo que hoy os traigo, unos deliciosos bollos de mosto. Aunque a día de hoy, en el mercado podemos encontrar todo el año mosto embotellado, lo ideal es preparar ésta receta con mosto recien elaborado, de la cosecha del año, y si éste está hecho artesanalmente, mucho mejor, el resultado es increible. Esta es otra de las recetas que he rescatado de las tradiciones del pueblo de mis padres, aunque a simple vista parece un poco laboriosa, el resultado merece la pena. Vamos a ello.




BOLLOS DE MOSTO
INGREDIENTES:
la medida es de un vaso de los de agua
1 vaso de aceite de oliva
1 1/2 vaso de azúcar (no poner más, ya que el mosto es dulce y luego llevan bastante por encima)
2 vasos de mosto de vino tinto
50 gr. de levadura fresca (2 cubiletes)
1,300 gr. de harina de fuerza (ésta medida es aproximada ya que dependerá del tamaño de los huevos y el vaso de medir)
6 huevos (5 para la masa y 1 para pintar los bollos)
la piel de un limón, sólo la parte amarilla, sin nada de blanco.
PREPARACION:
Ponemos a calentar el vaso de aceite, y  freíemos en él la piel del limón, apartamos del fuego y dejamos enfriar completamente. Retiramos la piel del limón y reservamos.
Calentamos un poco el mosto, no más de 37 ó 38º, y en él se deshace la levadura; cuando está deshecha se le añade el aceite frito, el azúcar, los huevos un poco batidos aparte, y se mezcla todo bien, seguidamente se le va añadiendo poco a poco la harina, hasta que nos quede una masa pegajosa que nos cueste quitárnosla de las manos, de éste modo luego nos quedarán los bollos superesponjosos. Se deje levar la masa en un lugar templado, aproximadamente 2 horas.
Pasado el tiempo, se van cogiendo porciones de masa, del tamaño deseado, y ayudándonos con harina se les dá la forma que nos guste y se dejan que vuelvan a levar, otra hora aproximadamente.
Se precalienta el horno a 200º. Se pintan los bollos con huevo batido y se espolvorean generosamente de azúcar, se meten en el horno 15 minutos más o menos, eso depende de cada horno, vigilando que no se pasen.



2 comentarios:

  1. esta receta esta mui bien pero es COPIADA de otro BLOG.

    ResponderEliminar
  2. No se a que te refieres cuando dices copiada de otro blog como si fuese un pecado; Hasta lo que yo entiendo cuando ponemos recetas en los blogs es para compartirlas con cuanta más gente mejor,por lo menos ese es mi fin. Además esta receta la ha hecho mi madre desde siempre,lo único que yo le he cogido las medidas aproximadas,ya que ella lo ha hecho siempre a ojo.

    ResponderEliminar